Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

Joe Dante: «He vuelto a mis orígenes»

Con la deliciosamente ochentera Burying the Ex, Dante se declara fan del crowdfunding y confirma su regreso a la serie B.

Dice que nunca ha sido tan libre como cuando rodó Gremlins. «Lo que pasó fue que la película funcionó y empezaron a ofrecerme 150 millones de dólares para rodar lo que se me ocurriera. ¿Y qué pasa cuando tienes tanto dinero? Que estás completamente atado. Que no puedes hacer lo que te apetece», dice. De ahí que esté muy contento por lo que ha ocurrido con Burying the Ex, su última cinta, un proyecto sobre una exnovia cadáver que Dante tardó cinco años en financiar a pequeña escala, a través de algo parecido a un crowdfunding de cinéfilos. «Cuando tienes poco presupuesto, no solo tienes que usar más la imaginación, sino que puedes hacerlo. Y eso es lo que quiero ahora. Volver a mis orígenes», añade.

Joe Dante y Dick Miller

Joe Dante y Dick Miller antes de la proyección de Gremlins (foto: VisitSitges.com)


De eso califica el responsable de cintas tan aterradoramente naífs como Piraña su última película, la historia de un chico, Max, que trabaja en una tienda que a cualquier fan del terror le encantaría visitar, un lugar llamado Bloody Mary’s en el que se amontonan cabezas de zombis y calabazas de Halloween y disfraces de monstruo y sangre embotellada y ese tipo de cosas. Max se enamora de una chica, Olivia, que también trabaja en un lugar que adoraríamos todos los lectores de Fantífica, una heladería llamada I Scream, en la que los helados tienen sabor a monstruo (literalmente), pero lo suyo no puede funcionar hasta que Max no se deshaga de su ex.

Burying the Ex

Burying the Ex


El problema es que su ex está muerta. Pero no lo está. Ha vuelto a la vida. Y es una vegana que devora cerebros porque se ha convertido en zombi. Y no piensa dejar a Max. De hecho, lo que pretende es llevárselo con ella a la tumba.

Sí, la comedia está servida, y el toque de Joe Dante es magistral. Como los protagonistas de la historia dicen en cierto momento de uno de sus directores favoritos, lo que ocurre con Joe Dante es que ha conseguido hacer cine de autor haciendo cine de serie B. Y se ha convertido en un auténtico maestro. Un auténtico maestro al que los productores de la tercera parte de Gremlins —sí, está en camino, como confirmó este fin de semana en el Festival de Cine Fantástico de Sitges el propio Dante— no creen necesitar para dar forma al nuevo Gizmo.

Gizmo Sitges

Uno de los pocos Gizmos originales que sobreviven de hace 30 años, expuesto en Sitges.


«Me encantaría formar parte del equipo de la tercera parte, pero creo que quieren algo completamente nuevo, como una nueva interpretación de la historia para las nuevas generaciones. Pero no tienen ni idea de lo complicado que es trabajar con Gizmo. Es como una estrella mimada. En la segunda parte incluso me pidió su propia caravana. Yo podría darles algunos consejos al respecto, pero me temo que no van a querer escucharme», bromeó el director, que asistió al pase conmemorativo (de los 30 años) de Gremlins junto a uno de sus actores fetiche, Dick Miller, Premio Máquina del Tiempo de la edición de este año del festival.

Inicia sesión y deja un comentario