Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

¿Y si William Gibson hubiera escrito Alien 3? (I)

Os narramos el guión del autor estadounidense que rechazaron Brandywine y Fox.

La historia de Alien 3 fue la de una película casi condenada al fracaso, llena de decisiones cuestionables tomadas sobre la marcha y problemas de agenda que acabaron derivando en la cinta que todos conocemos y tan poco gustó. Desde el principio, la idea fue evitar que la tercera parte de la saga fuese una mala copia del terror visceral de la primera o de la acción bélica de la segunda, y el plan original era crear una tercera parte protagonizada por el cabo Hicks con apariciones mínimas de la teniente Ripley, que volvería para la cuarta y épica entrega, y rodar las dos películas a la vez para reducir costes.

Aliens - Cabo Hicks

El cabo Hicks en Aliens.


La productora Brandywine encargó a William Gibson la escritura del guión de la tercera parte. El problema fue que corría el año 1987 y los guionistas estadounidenses amenazaban con ir a la huelga, por lo que Brandywine exigió a Gibson que escribiera el guión en solo dos meses. Pasada la huelga, el autor se negó a hacerle los cambios que sugería la productora, alegando que estaban «mareando la perdiz», y la historia terminó como todos sabemos, con un guión de los propios productores, David Giler y Walter Hill, la dirección de David Fincher y una Sigourney Weaver como única superviviente de la nave Sulaco, en una colonia penal llena de psicópatas.

Pero ¿y si se hubiera rodado el guión de Gibson? ¿Cómo habría sido Alien 3? No hace falta especular, porque el guión está publicado, aunque con unas treinta páginas menos que el original que entregó, según afirma el escritor. Así que, si queréis saber lo que pudo ser y no fue, seguid leyendo. Luces, cámara, ¡acción!

Alien - Cartel - Detalle
«Espacio profundo, en el futuro. Un silencioso campo de estrellas, eclipsado por la oscura mole de una nave que se acerca.» Una nave que contiene cuatro cápsulas de hipersueño, en las que viajan Newt, Ripley, el cabo Hicks y el androide Bishop… pero la tapa de esta última cápsula está empañada de vapor. La nave ha tenido un fallo en su sistema de navegación y ha entrado en un sector del espacio controlado por la Unión de Pueblos Progresistas, una superpotencia espacial de la que no sabíamos nada hasta la fecha y que no tarda en enviar una nave propia para interceptar el transporte. Pero cuando los militares abren la cápsula del androide descubren en su interior, entre los intestinos artificiales de Bishop, un huevo alien… que escupe un facehugger directo al rostro del oficial al mando. El facehugger termina acribillado y el oficial eyectado al espacio, pero no sabemos nada más de lo ocurrido a bordo hasta que…

… la Sulaco termina en una estación colonial del tamaño de una luna pequeña, llamada Anchorpoint. Tully, técnico de laboratorio biológico, entra en la nave precedido por dos marines, que no tardan en sufrir el ataque de dos xenomorfos. Ripley abre los ojos dentro de su cápsula y, para su horror, ve a uno de los aliens encaramado a ella, pero el marine superviviente usa el lanzallamas para acabar con los agresores y, de paso, funde la cápsula de Ripley y la deja en coma. Hicks y Newt despiertan sin problemas, pero de Bishop solo quedan las piernas. La niña será enviada pronto en dirección a la Tierra a bordo de la propia Sulaco, pero no antes de dejar un mapa con el que Ripley pueda localizarla cuando despierte.

Aliens - Bishop partido
El torso y la cabeza de Bishop están en poder de la Unión de Pueblos Progresistas, que sospechan que el cártel capitalista (liderado por la corporación Weyland Yutani) está investigando con material alienígena, en flagrante violación del tratado de reducción de armamento firmado entre ambas potencias. Los altos cargos de la UPP deciden devolver a Bishop a Anchorpoint, pero no antes de recuperar muestras celulares alienígenas e iniciar sus propias investigaciones.

Pese al secretismo impuesto por la corporación en Anchorpoint, Tully, borracho, acaba contando a Hicks que a bordo de la Sulaco venían dos xenomorfos, y la técnico Spence, ayudante del primero, termina atando cabos, deduciendo que su supuesta investigación con las células alienígenas para luchar contra el cáncer tiene objetivos militares y que la UPP también está desarrollando los aliens como una fuerza ofensiva. Tanto los científicos de un bando como los del otro descubren que las células alien se prestan con sorprendente facilidad a la manipulación genética, como si estuvieran diseñadas para ello, como si fueran el resultado de otra guerra armamentística en un pasado remoto. Y un fallo en el laboratorio, que quizá no sea tan casual como podría parecer, expone a Tully y a Welles (una enviada de la división armamentística capitalista) al material alienígena.

Aliens - Hicks y Bishop
Hicks y Bishop, ya reconstruido, deciden destruir todas las muestras genéticas alien del laboratorio pero, cuando creen haberlo conseguido, son detenidos por un equipo de marines y encerrados en calabozos. Por desgracia, parte del material ya está enviado a Gateway, la estación espacial que orbita la Tierra y a la que se dirige Newt. Y además, durante una reunión de alto nivel en Anchorpoint, de repente Welles profiere un grito inhumano. «Bajo la piel de sus brazos se retuercen tendones biomecanoides segmentados. Sus manos se dan zarpazos mutuos, eliminando carne redundante de las garras de alien. Entonces deja de chillar. Yergue la espalda. Y se arranca la cara con un solo movimiento de garras brillantes, que se lleva por delante piel, ojos, músculo, dientes y astillas de hueso.»

Sí, amiguitos. Tras las modificaciones practicadas por Weyland Yutani, ya no son necesarias las fases de huevo y facehugger para dar lugar a un xenomorfo. Basta con infectar a un ser humano para transformarlo. Los marines fríen a la criatura que una vez fue Welles con sus lanzallamas, junto con su primera y única víctima, pero evidentemente queda otro xenomorfo: Tully, el científico, también está contaminado, como no tardan en descubrir Hicks y Spence, que se ven obligados a repeler a la criatura en que se ha transformado empleando un jeep de alta tecnología y sus armas reglamentarias.

Mientras tanto, en la estación de la Unión de Pueblos Progresistas, «los militares corren hacia la puerta del fondo a la vez que el alien irrumpe en el comedor. Es una forma nueva, el resultado de las manipulaciones genéticas de Suslov. Más grande. Más cruel. Más rápido. Capaz de reproducirse más deprisa. El equipo, frenético, sube por una escalera de mano. […] El alien trepa con agilidad y golpea la escotilla justo cuando los soldados la cierran. El alien sigue dando golpes. El acero empieza a abombarse y quebrarse…»

Aliens - Hicks, Ripley, Newt
Y de vuelta en la estación espacial Anchorpoint, nuestros héroes repasan un listado de personas desaparecidas que incluye a los dos técnicos que limpiaron el laboratorio de material alienígena, y descubren con horror que la infección alien es muy, muy contagiosa. Los supervivientes repasan sus opciones, que incluyen volar la estación entera con o sin ellos dentro, y Hicks decide meter a Ripley, todavía comatosa, en una cápsula de hipersueño y lanzarla al espacio, jugándosela a que no esté infectada. Cuando Bishop le pregunta el motivo, Hicks responde: «Le debo una».

Poco después, y acompañado por un pelotón de marines jóvenes e inexpertos, Hicks está dispuesto a presentar batalla a los aliens. «Esto no vamos a hacerlo según las normas —les dice—. No nos separaremos por parejas: iremos todos juntos, en un grupo compacto. Greenfield, tú delante conmigo. Si algo se mueve, lo fríes. Los demás, matad todo lo que se mueva. Tenéis que joder a esos cabrones antes de que se os acerquen. Ya sabéis lo del ácido, y que no aparecen en el infrarrojo. Y sabéis que no hay que dejar que os cojan con vida, así que podríais tener que hacer un favor a un amigo. ¿Preparados? Pues en marcha.»

Aliens SEGA - Pantallazo
Y sí, con este cliffhanger os dejamos de momento. ¿Lograrán Hicks y su equipo contener la infección alien? ¿Fundarán los nuevos xenomorfos de la UPP una colonia comunista? Mañana mismo lo sabremos.

Actualizado 30/12/14: ¡Ya podéis leer la conclusión de la historia!

Seguir: Alien | William Gibson

Inicia sesión y deja un comentario