Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

Al filo del mañana, cuando Tom Cruise aprendió a interpretar

Caos, repetición y aprendizaje en, quién lo iba a decir, un peliculón protagonizado por Tom Cruise.

Lo único que no me ha gustado de esta película es el título. Comparando con el potente All You Need is Kill de la novela original de Sakurazaka, lo de Al filo del mañana queda descafeinado. Pero lo demás me ha encantado.

Imaginad que, en pleno brote de locura, un productor de Hollywood hubiera metido los guiones de Salvar al soldado Ryan, Atrapado en el tiempo, 50 primeras citas y Starship Troopers en una batidora y hubiera encargado filmar el resultado a un fan de los mechas. Pues eso es más o menos lo que os vais a encontrar. Una historia de saltos temporales con un ritmo trepidante, pero también una historia de guerra y muerte, y una historia de amor imposible y, sobre todo, una historia divertidísima de ver. Porque Al filo del mañana es, primero de todo, una película de acción, y como tal funciona a la perfección.

Salvar al soldado Cage

Salvar al soldado Cage


La Segunda Guerra Mundial y, en concreto, el desembarco de Normandía, son un referente constante en la película. El primer desembarco recuerda claramente a Salvar al soldado Ryan, con esa cámara al hombro, muerte y explosiones por todos lados, caos y la clara sensación de matadero. La repetición de esa misma escena una y otra vez, con el aprendizaje por parte de Cage, ayuda a ver patrones en ese caos, pero (y esto creo que es uno de los principales aciertos de la película) sin que se pierda la sensación de caos.

Esa repetición y ese aprendizaje funcionan por algo impensable: Tom Cruise interpreta bien. Después de treinta añazos en el oficio, parece que está aprendiendo. No se pasea por todo el metraje poniendo cara de soy guapo, sino que realmente podemos ver en su cara el paso de la incomprensión al miedo y, finalmente, al tedio.

Tom Cruise

Tom Cruise está aprendiendo


Y menos mal, porque media película es él. De hecho, Cruise debe salir como en un 90% de los planos. Su historia de amor con Emily Blunt habría hecho reír de no ser por esa buena interpretación. Pero, en cambio, se convierte en un valor añadido, en vez del tópico que siempre tiene que haber. Rita, el personaje interpretado por Blunt, es una especie de la Vásquez de Aliens: el regreso. Para que os hagáis una idea, las tropas la llaman «Full Metal Bitch», la perra metálica, y va al desembarco con una espada que parece más un cuchillo de carnicero de Silent Hill. Cage se enamora de ella por lo mismo que nosotros: no porque pueda encarnar varios fetichismos a la vez, sino porque es un personaje de carne y hueso. Con él la vamos conociendo día tras día, entendemos por qué es así, fría y distante, solitaria. Pero el enamoramiento de Cage es trágico como lo era el de Adam Sandler con Drew Barrymore en 50 primeras citas: cada día vuelve a ser el mismo primer día para ella.

Emily Blunt

Emily Blunt. Full Metal Bitch. Ains.


Es realmente difícil explicar por qué me ha parecido tan buena sin hacer ningún spoiler. Digamos que la repetición y el aprendizaje, que tienen mucho más que ver con el lenguaje de los videojuegos que con el del cine propiamente, son la gran baza, porque no siempre tenemos claro si es la primera vez que está viviendo algo o si ya lo ha vivido. ¿Recordáis cuando Bill Murray en Atrapado en el tiempo dice aquello de: «¿Y si Dios solo fuera un tipo que lleva tanto tiempo por aquí que ya lo sabe todo?» Pues es lo que le pasa a Cage: más que un dios, es un mero demiurgo. Puede hacer lo que quiera, puede aprenderlo todo, pero lo que haga no será Creación: nacerá muerto, porque morirá con él al final de cada día.

Y ahora compraos un gran bol de palomitas y preparaos a disfrutar a lo grande.

 

Sinopsis

Al filo del mañana

Una invasión alienígena se ha apoderado de Europa y amenaza con conquistar todo el planeta. Los humanos preparan un gran desembarco, pero Cage sabe que será una carnicería... porque cada vez que muere vuelve a despertar en el día D. Él y Rita son la única opción de la humanidad para cambiar la historia y evitar la extinción.

Inicia sesión y deja un comentario

3 Responses to “Al filo del mañana, cuando Tom Cruise aprendió a interpretar”

  1. blackonion dice:

    Está bastante bien, y mejor que lo que esperaba, pero las diferencias con el cómic son abismales. El comic está mucho mejor y tanto la trama como la explicación de por qué pasan las cosas están mucho mejor trabajadas.

    De todas formas, es cierto que Tom Cruise lo hace muy bien y resulta creible, sobre todo en lo referente a su relación con Rita y su evolución personal. Casi da la sensación de ser un actor que se le parece mucho antes que no él mismo.

    Lo que menos me ha gustado ha sido el final, lo veo un poco Ex Machina.

    • Sergi Viciana Sergi Viciana dice:

      Aún no he leído los cómics, aunque los tengo pendientes, pero piensa que son también una adaptación. Lo original es una novela (con muy buena pinta, por cierto), y no sé hasta qué punto la película y los cómics son fieles. Pero desde luego dos volúmenes de más de doscientas páginas cada uno dan para desarrollar cosas mucho más que una peli de hora y media.

  2. Sarahi dice:

    La verdad es que me encantó, las actuaciones son muy buenas, Tom Cruise parece no haber cumplido los 52 años recién estrenada esta entrega, la acabo de ver en http://www.hbomax.tv/movies y pfff… asombrosa. No me sorprende que haya una posible segunda entrega.