Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

Aviones 2, equipo de ¿rescate?

Si visteis Aviones y aun así habéis decidido ver Aviones 2, seguramente encontraréis justo lo que esperabais.

Aunque la factura técnica de la película pueda hacerlo parecer, Aviones: equipo de rescate no es Pixar. Es Disney. No lo olvidéis en ningún momento, porque es importante de verdad. Que sí, que Disney fue la manzana en patinete y todas sus películas eran obras de arte. Allá por los tiempos de Maricastaña. Porque en lo que va de milenio sus grandes obras han sido El emperador y sus locuras o Tiana y el sapo. Lo que le sale muy bien ahora a Disney es comprar a los que hacen buenas películas: a Pixar, a Marvel. Y lo que le sale aún mejor es dejarle hacer sus películas. Por eso las películas de Pixar o de Marvel no han cambiado respecto a cuando eran productoras independientes. Disney les deja hacer, gana un montón de dinero y recupera algo del prestigio perdido.

Y de vez en cuando saca una película que sí es de Disney y que, a lo mejor, la gente cree que es de las otras. Es el caso de Aviones 2, como lo era de Aviones. Y resulta que la segunda es mejor que la primera. Las dos son técnicamente impecables. La animación, la dirección, el diseño de personajes, la iluminación (muy importante en una película con incendios)… Todo es perfecto. El guión no chirría. En Disney son buenos profesionales y saben lo que hacen.

Aviones 2 - Windlifter

Windlifter es, con diferencia, el personaje más interesante.


¿Cuál es el problema, entonces? Pues que no es más que una película infantil. Ojo, no digo que eso sea malo. El problema es que estamos muy mal acostumbrados y esperamos que, además de la lectura simple para los niños que llenan la sala, haya también algo para sus padres. Como en Toy Story, como en Rompe Ralph, como en Buscando a Nemo. Y aquí no hay nada. Es sólo eso: una película para niños.

Donde más se ve, cómo no, es en los personajes. El intendente es simplemente ridículo: le hemos visto en mil películas, es el que cuando se está hundiendo el Titanic se preocupa de salvar las joyas. El jefe Blade Ranger es solo ligeramente menos típico, pero también le hemos visto en mil sitios. De hecho, solo hay dos casos que no nos suenan a curso CCC de guión (de regalo una guitarra). El primero es Windlifter, un apache taciturno, callado, atento a todo… y al que apenas dan cancha. Tiene más complejidad que todo el resto del equipo juntos, y claro, la complejidad es algo a rehuir. Los niños no lo entenderían porque, como todo el mundo sabe, los niños son imbéciles. El cerebro sólo se desarrolla a partir de los 16 años. ¡Incluso han puesto un chiste de pedos!

Aviones 2 - Tren de vapor

Muchas coñas con que el camión de bomberos es viejo, con que lo es el ranger, pero luego el tren es de vapor.


El otro caso que no huele a refrito de mil películas cutres es el del equipo de tierra, cuatro excavadoras que saltan en paracaídas —¡son dibujos animados! ¿A quién le importa la verosimilitud?— y que, aunque a ratos recuerdan a Mel Gibson en Air America o en Arma Letal o en… bueno, aunque a ratos recuerdan a Mel Gibson y punto, dan un juego que no han sabido aprovechar.

Aviones: Equipo de rescate no es una gran película. No es inteligente, ni profunda, ni nada. Pero es Aviones 2: es justo lo que esperáis. De hecho, es un poco mejor de lo que esperáis. Y no es nada aburrida, contra todo pronóstico.

Sinopsis

Aviones: Equipo de rescate

Deprimido por una avería en una pieza de su motor que no le permitirá volver a competir, Dusty provoca un accidente y un incendio en su aeropuerto. La administración les amenaza con cerrar la pista si no adquieren un segundo equipo antiincendios, por lo que Dusty decide sacarse la licencia.

Seguir: Cars | Disney

Inicia sesión y deja un comentario