Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

Capitán Harlock: solo un pirata espacial mola más que un pirata

... pero quizá no baste para que una película sea buena.

Si ya tienes una edad, puede que vieras en su momento la serie de televisión. Incluso puede que hayas llegado a leer el manga. En otros países Capitán Harlock es una institución, clubs de fans incluidos, pero claro, en otros países la serie no la emitió Antena 3. Aunque eso es otra historia. A lo que voy es a que si viste la serie, seguro que la recuerdas con emoción. ¡Piratas espaciales! No hay nada mejor que un pirata espacial. Bueno, sí: una nave entera de piratas espaciales. Con capas y parches y espadas y pistolas láser.

También es posible que nunca hayas visto esa serie. Que no tengas ni idea de quién es ese capitán, ni por qué tanta emoción y tanta tontería. Bueno, es un pirata espacial. Si eso no te parece bastante respuesta, casi que mejor búscate un blog sobre literatura naturalista francesa del XIX, porque igual este no acaba de ser tu sitio.Pero, para ser sinceros, hay mucho más: Harlock es un personaje con carisma, un tipo que consigue que su capa ondee como solo Batman y Spawn lo han conseguido (no, Superman no está a la altura), alguien capaz de plantar cara a todo un imperio galáctico sin andar lloriqueando porque le ha dado un beso a su hermana. Harlock lo mola todo.

Captain Harlock - Íñigo Montoya

My name is Iñigo Harlock. You killed my father. Prepare to die.


Cuando aparece. Porque ese es el primer problema que tiene la película de Toei: que el capitán apenas aparece hasta el último tercio, que encima es el peor. Se han gastado un potosí en el apartado técnico, y en ese sentido hay escenas realmente apabullantes. Justo al inicio hay un minuto en el que te surge la duda de si no será imagen real en vez de animación. No todo es así, y a ratos hay alguna escena con una decepcionante sensación de videojuego, pero en general es un alarde de logros. Habría estado bien que se hubieran gastado también un poco en, qué sé yo, contratar a un guionista o algo. O al menos comprarle los DVD de la serie, para que vieran cómo eran los personajes, los secundarios, el propio capitán, y qué funcionaba o qué no.

No me entendáis mal, no es un problema de nostalgia no cumplida. No hay problema en que se alejen todo lo que les dé la gana del original. El problema es que no lo hacen bien. Cada vez que aparece Harlock, llena la pantalla, y eso que casi nunca abre la boca. Pero solo su presencia ya basta. Siendo así, ¿por qué no lo aprovechan? ¿Por qué sale cinco segundos cada media hora? Los secundarios son uno de los grandes puntos fuertes de la serie y del manga, pero aquí los han reducido a comparsas al servicio de una historia que no hay por dónde coger.

Capitán Harlock - Trono

Aunque tiene buena técnica, algunas escenas parecen de un videojuego de los 90.


Y eso es, con diferencia, la gran pifia de Capitán Harlock. Todo es absurdo. Durante buena parte del metraje es deliciosamente absurdo. No tiene ni pies ni cabeza, y tu niño interior lo disfruta como debe ser. Pero hay un crescendo en esa absurdidad, cada vez hay más deus ex machina, contradicciones internas, macguffins y sinsentidos varios. El resultado es un tercio final en el que, simple y llanamente, se pasan. Y si durante una hora has perdonado la cháchara pseudocientífica, los personajes de cartón piedra, o lo ridículamente predecible de la historia, al final ya no perdonas nada.

Lo épico en cualquier historia siempre lo es por contraste con lo cotidiano y ordinario. Las escenas valle son tan importantes o más que las climáticas, y en Capitán Harlock las han olvidado. Los últimos treinta minutos son un continuo clímax, y sin momentos de relax para el espectador el cerebro se habitúa y pierden toda su fuerza.

Capitán Harlock - Arcadia

Sí, la Arcadia es un gran pene volador.


¿Sabéis quién ha elogiado esta película como una obra maestra indiscutible? James Cameron. Pero claro, no el Cameron que hizo Terminator, sino el que ha rodado Avatar. Una película que también era un prodigio técnico, pero con un guión… bueno, no está claro si Avatar tenía guión.

A lo que me refiero es a que, si buscáis una técnica que os encandile, esta es vuestra película. Si además queréis que os cuenten una historia (hay gente muy rara por ahí suelta), mejor buscad en otra parte. Eso sí, la primera mitad podéis disfrutarla y mucho. Es deliciosamente absurda, nada tiene sentido ni lo pretende, pero hay piratas espaciales, trajes de látex, abordajes, explosiones, naves en llamas más allá de… no, eso igual no. Pero mola mucho. Un rato. Y es una lástima lo que podría haber sido y no es.

Sinopsis

Capitán Harlock

Tras la Guerra del Retorno, el Capitán Harlock y su tripulación han vagado por el universo durante cien años. Aunque la humanidad se está extinguiendo, el capitán parece tener un plan. Pero la Coalición Gaia no tiene intención de permitirle acercarse a la Tierra.

Inicia sesión y deja un comentario