Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

Divergente, esa película que ya has visto un millón de veces

Una distopía juvenil romántica al uso sobre lo guay que es ser distinto a los demás.

Plano de una ciudad amurallada, rodeada por un erial. Una voz en off se pasa un par de minutos volcándonos información sobre una guerra que llevó al establecimiento de un sistema de facciones, grupos separados a los que deben pertenecer todos los ciudadanos si no quieren convertirse en parias. Una joven guapita y lista no tiene muy claro si debe elegir la facción en la que nació, a la que según su padre otro grupo quiere desplazar del poder, o cambiar a otra. Y vistos estos primeros cinco minutos de película que acabo de contaros, es relativamente fácil ir adivinando el resto incluso sin haber leído el libro de Veronica Roth en que se basa.

Os sitúo. Katn… estooo, Tris es una chica nacida en la facción de los Abnegados, gente caracterizada por su entrega, su desprendimiento y su negativa a comer hamburguesas, facción a la que después de la guerra se encomendó el gobierno de toda la ciudad. Otra facción, los Eruditos —en teoría compuesta por personas muy inteligentes, pero luego vamos con eso—, parece estar maniobrando para socavar su poder y hacerse con el control de todo. Y hay una tercera, los Osados, que se ocupa de labores militares y policiales. O más bien dice ocuparse, porque en realidad solo van por ahí pegando saltos, dando voces, subiendo a trenes en marcha y molando mucho más que las otras cuatro facciones juntas. Porque sí, en total hay cinco, pero las dos facciones que faltan (Concordia, que son gente muy amable, y Verdad, que son muy sinceros) no pintan nada en la peli, así que como si no estuvieran.

Divergente - Paintball

La facción molona juega al paintball pero con balas de drogaína.


Resulta que Mary S… estooo, Tris alcanza la mayoría de edad y se somete a una prueba con alucinógenos para determinar si debe seguir en su facción o cambiar a otra. Y la prueba da como resultado que es Divergente, es decir, que no es solo generosa ni solo lista ni solo valiente, sino… ¡las tres cosas a la vez! ¡Inaudito! Pero los Divergentes están perseguidos en Ciudad Disfuncional, así que Nikita —mirad si está desaprovechada Maggie Q que ni recuerdo cómo se llama su personaje— borra su test del registro y le dice que se lo calle y escoja facción. Y Tris, claro, escoge la facción de los saltos, las voces y los trenes, lo que, ¡sorpresa!, volverá todo su mundo del revés.

Podéis imaginaros el resto. Hay un chico guapo y cachitas con cara de palo, llamado Cuatro, que al principio es muy duro y misterioso con ella, pero cada vez que por casualidad se tocan el director hace un primer plano del contacto físico entre Tris y Cuatro (1PCFT4 a partir de ahora) que dura como dos segundos. Hay un iniciado procedente de los Eruditos que rivaliza con Tris en los entrenamientos, por si alguien no tenía claro quiénes son los malos, y muchos comentarios sobre cómo va creciendo el poder de dichos malos. Hay un jefe de entrenamiento cruel y evidentemente malo, y rumores de conspiración en las élites sociales. Entre 1PCFT4 y 1PCFT4 de vez en cuando aparece porque sí Maggie Q, que además de funcionaria también es tatuadora, para avisar a Tris de cosas. Y por supuesto, ser Divergente es lo más guay del universo, aunque la sociedad los tema y los persiga.

Divergente - Tris entrenando

Lo único que faltaba a Tris para ser perfecta era saber repartir galletas.


Pero en fin, pelis predecibles las hay a carretadas. El problema de verdad viene cuando todo lo demás también hace aguas. El agujero de guión más gordo es que los Eruditos en realidad no son inteligentes sino tontos del culo, porque anda que no era fácil salirse con la suya, pero los hay a montones. Divergente tiene una dirección plana que para colmo cae en todo lo caíble: por ejemplo, los malos dejan de disparar en los intervalos emotivos y el tiempo se detiene durante los 1PCFT4. Tiene una fotografía del montón, que ni siquiera se luce en los momentos oníricos de unos personajes que se tiran media peli flipando en infiernos químicos. Desaprovecha a la inmensa mayoría de su reparto. Por tener, hasta tiene una banda sonora machacona.

Divergente - 1PCFT4

La madre de todos los 1PCFT4.


Así que claro, la pregunta es obligada: ¿de dónde salen, entonces, esos dos puntos y medio que le he puesto? Uno sale de que la peli está bien contenida, a pesar de los agujeros de guión. No sobran personajes —si hace falta que alguien diga o haga algo que no encaja a ninguno, se ocupa siempre Maggie Q—, cumple con la pistola de Chéjov, cierra el conflicto principal de la trama y lo remacha con una relativa evolución de sus personajes. El otro punto sale de que, pese a todo, Divergente entretiene, en plan peli de resaca dominguera. O al menos, durante los ratos en que no, puedes jugar a adivinar lo que vendrá. Y el último medio punto viene de la única carcajada que vais a soltar viendo esta película, con una frase de Tris que no os cuento pero que, ya veréis, será lo único que os saque de la facción de los Apáticos en casi dos horas y media de vuestra vida.

Sinopsis

Divergente

La historia se desarrolla en un mundo distópico en el que la sociedad está dividida en cinco facciones. Cada una de ellas se dedica a cultivar una determinada virtud: Verdad (los sinceros), Abnegación (los altruistas), Osadía (los valientes), Cordialidad (los pacíficos) y Erudición (los inteligentes). Dado que ya ha cumplido los dieciséis años, Beatrice Prior tiene que elegir a qué facción pertenecerá. Al tiempo que se enamora de un joven, la muchacha se ve obligada a guardar un secreto para evitar que la maten.

Inicia sesión y deja un comentario

One Response to “Divergente, esa película que ya has visto un millón de veces”

  1. Geek Furioso de la Literatura Geek Furioso de la Literatura dice:

    Divergente es un ladrillo insustancial que sólo provoca úlceras, pero con Insurgente me partí de risa. Los momentos Assassin’s Creed o Dragon Ball Z (con Tris con pelo Super Saiyan incluido) han sido de lo mejorcito que he visto en el distópico adolescente. Eso sí, no debe tomarse en serio, porque si no es incluso peor que la primera.