Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

Dragon Ball Evolution: oh, dios

No podíamos repasar los 30 años de Dragon Ball sin mencionar esa cosa que fue Dragon Ball Evolution. Aunque duela.

Dragon Ball 30 AniversarioCómic · Cine · Videojuegos 1 + 2 · TV · Fandom

 
Si existe el infierno, estoy seguro que entre las salas de Hitler y Pol Pot hay un lugar reservado para los perpetradores de esa cosa llamada Dragon Ball Evolution. Dirigida (es un decir) por James Wong y escrita (García Márquez diría que más bien escribida) por Ben Ramsey, no solo es una pésima película: es un insulto a los fans de Goku. Bueno, no los han insultado: los han golpeado, escupido, pisoteado, cortado con una navaja oxidada y luego han echado vinagre en las heridas.

Dragon Ball Evolution - Mutenroshi

Lucecitas y fondos de instagram.


Algunas cosas son esperables, como que Chow Yun Fat hará de payasete sin gracia, y aunque limita a Mutenroshi a su parte cómica (sin conseguir ser gracioso en ningún momento), en comparación con el resto hasta lo agradecemos. Mucho más absurda es la decisión de hacer que Goku sea blanco. Si consideran que el público norteamericano es demasiado racista como para aceptar un protagonista oriental… ¡pues que dejen en paz a Goku!

Eso sí, hay que reconocer que solo molesta los primeros minutos. Hasta que empieza lo absurdo de la historia, que encima se toma en serio a sí misma, y van apareciendo los primeros defectos especiales. Porque son eso: defectos. Desde el maquillaje de Piccolo, digno de los productos que puedas comprar en el badulaque de la esquina, hasta las lucecitas que se supone que son un kame-hame-ha o los filtros de Instagram en el cielo.

Dragon Ball Evolution - Piccolo

¿Este tipo es Piccolo? ¿En serio? Oh, dios…


Y cuando crees que la cosa ha tocado fondo, empiezan las peleas. Porque al principio hay un puñado de trifulcas, pero luego llegan las peleas «de verdad». Y la vergüenza ajena alcanza cotas solo comparables a las de Yo, Frankenstein. Mal coreografiadas, absurdas, con actores que no tienen claro lo que va a añadirse luego con FX… Es que ni siquiera llegas a reír. Solo intentas recoger tu mandíbula, mientras te planteas si has tomado algún psicotrópico y no lo recuerdas, porque lo que está pasando ante tus ojos no puede ir en serio.

Pero sí que va en serio.

Dragon Ball Evolution - Piccolo y Goku

¡Eh! Este tío no era tan verde hace un minuto, ¿no?


Lo peor es que, aunque tuvo un presupuesto de 45 millones de dólares y apenas recaudó cerca de 10 en EE.UU., a nivel mundial logró recuperar la inversión por los pelos: 57 millones según IMDB. ¿Consecuencia? En 2009 y 2010 se habló de una secuela que, aunque no hemos vuelto a saber nada de ella, sigue sin estar oficialmente cancelada y hasta aparece en listados para 2015.

Si no habéis visto la película, haceos un favor y seguid sin verla. Si ya la habéis visto… siento habérosla recordado.

 

Dragon Ball 30 AniversarioCómic · Cine · Videojuegos 1 + 2 · TV · Fandom

 

Sinopsis

Dragon Ball Evolution

Gohan regala a su nieto Goku una bola de dragón para su 18.º aniversario, pero un accidente le impide contarle los secretos que guarda. Una nueva fuerza maligna empujará a Goku a una aventura para la que no sabe si está preparado.

Inicia sesión y deja un comentario

2 Responses to “Dragon Ball Evolution: oh, dios”

  1. Manu Viciano Manu Viciano dice:

    La peli no la he visto, pero con el tráiler sincero me he echado unas buenas risas.