Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

Elysium

Llega a las carteleras la nueva película de Neill Blomkamp, director de Distrito 9.

Después de sorprender con su Distrito 9, eran muchas las miradas que estaban puestas en el sudafricano Neill Blomkamp para el estreno de su segundo largometraje. Su habilidad para tratar un tema tan serio como el apartheid a través del tamiz de la ciencia ficción fue uno de los grandes logros de su ópera prima, a pesar de las quejas de los puristas debido a que un planteamiento tan interesante acabara convirtiéndose en una película de acción más. Hollywood no perdona.

La premisa de Elysium cambia la lucha entre razas presente en Distrito 9 por la lucha entre clases, un tema igual de serio e interesante. En el año 2154, la humanidad se encuentra dividida en dos grupos: los adinerados pasan la vida en Elysium, una estación espacial con todo tipo de lujos en la que estos están protegidos contra todo tipo de enfermedades y se dan a la buena vida entre fiesta y fiesta de la alta alcurnia; y por otra parte, los menos favorecidos siguen viviendo en la Tierra entre escombros y enfermedades. Así se nos presenta a Max (Matt Damon), un huérfano criado en un convento que pasa sus días trabajando en una fábrica y con la esperanza de ir a Elysium algún día. El protagonismo femenino de la película recae sobre Frey (Alice Braga), amiga de la infancia de Max que reaparece después de pasar un tiempo fuera. Como antagonistas principales tenemos a la secretaria Delacourt (Jodie Foster), encargada de la seguridad de Elysium, y a Kruger (Sharlto Copley), un mercenario con la misión de acabar con el protagonista.

Elysium (1)

 
No se puede decir que Elysium esté al nivel de la ópera prima de Blomkamp; de hecho, no es mucho más que una película pasable. La historia que nos quiere contar el director y guionista sudafricano adolece de una falta de enfoque preocupante en la que el espectador acaba sin saber al final de la obra qué es lo que el director y guionista quiere contar realmente. La idea inicial se diluye entre escenas de acción que se suceden a ritmo frenético, sobre todo durante el tercer acto. La presentación de Kruger como un sádico sin escrúpulos queda anulada cuando le entran unas incomprensibles ínfulas políticas. Jodie Foster cumple a duras penas con un personaje que solo sirve para mover torpemente los hilos; al igual que Alice Braga, que no pasa de ser la pobre doncella que necesita ser salvada por el héroe.

El desarrollo de estos personajes es otra de las lagunas importantes de la cinta. Arquetipos predefinidos con los que es muy difícil empatizar: el héroe mesiánico, su desvalida compañera, la conspiradora y el malo maloso son nombres que podrían definir perfectamente a los cuatro personajes más importantes que pasearán por la sala del cine. Se hace muy complicado sentir simpatía por unos personajes tan acartonados que no se llegan a desarrollar correctamente y, cuando se hace, no deja ser una sucesión de tópicos. No obstante, Matt Damon salva la papeleta con una interpretación que se sostiene y que guía a los espectadores por el camino pedregoso de la trama. Sharlto Copley, con un personaje desquiciado, también consigue dar el toque de tensión que la acción necesita a medida que se desarrollando la película. Y ya. No hay más, pero tampoco hay que esperar más mientras haya tiros. ¿O sí?

elysium2

 
A nivel técnico es donde Elysium se lleva la palma. Los diseños de los androides, las armas, las naves y de Elysium —donde se nota que el director sigue aprovechando material de la película basada en el videojuego Halo que le cancelaron hace algunos años— son soberbios y, sobre todo, consistentes con el mundo creado por Blomkamp. El contraste entre los paisajes de Elysium y de la Tierra está retratado a la perfección. El trabajo de cámaras de Blomkamp sigue la estela dejada en su anterior película, con esas escenas de acción en las que la imagen baila como una batidora y, en el montaje, merecen mención especial los cortes entre escenas, que no se puede decir que sean demasiado suaves y se notan más de lo que deberían.

Esperar crítica social o un argumento capaz de emocionar al público es esperar demasiado de Elysium. Como película de acción, cumple su cometido, aunque deja con la sensación de que la ambientación se podría haber aprovechado muchísimo más y falta una trama mucho mejor hilvanada. No obstante, no deja de ser un buen entretenimiento para los aficionados a este tipo de cine que se acerquen a verla. Quizá sea absurdo pedirle mucho más a Elysium. Quizá sea culpa de las expectativas. Pero es innegable que es un paso atrás para Blomkamp después de la más que correcta Distrito 9.

elysium3

 
Quitando todo esto, Elysium sigue siendo una película disfrutable. Acción con algunas pretensiones muy mal llevadas y un ritmo que prácticamente no decae en las dos horas que dura la película.

Sinopsis

Elysium

En el año 2154 existen dos tipos de personas: los muy ricos, que viven en una inmaculada estación espacial artificial llamada Elysium, y el resto, que vive en la superpoblada y ruinosa superficie de la Tierra. La Secretaria Delacourt no se parará ante nada para preservar la lujosa forma de vida de los habitantes de Elysium. Pero eso no impedirá que la gente de la Tierra intente con todas sus fuerzas entrar en la estación. Max acepta liderar una misión en la que se jugará la vida, pero que servirá para igualar estos dos mundos opuestos.

Seguir: Neill Blomkamp

Inicia sesión y deja un comentario