Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

Hannibal, primera temporada

Hannibal Lecter se ha convertido en uno de los personajes más populares de la literatura de los últimos años. Quién le iba a decir a Thomas Harris, su creador, que uno de los asesinos en serie que creara para su primera novela se convertiría en todo un icono y llegaría a ser interpretado por Anthony Hopkins, personaje por el cual llegaría incluso a ganar un Oscar.

El doctor Lecter apareció por primera vez en El dragón rojo, primera novela sobre el personaje escrita por el autor y segunda en la cronología de la tetralogía, que se completaría más adelante con El silencio de los corderos, Hannibal y Hannibal: El origen del mal como precuela. Un lituano que sufrió las consecuencias de la Segunda Guerra Mundial en sus propias carnes y marchó a Estados Unidos, donde se licenció en psiquiatría: así es como se presenta a Hannibal Lecter en la última novela escrita por Thomas Harris, que cuenta los orígenes del personaje, y en la película homónima llevada al cine por Peter Webber en 2007.

hannibal_02

Hannibal, la serie estrenada por la NBC el 4 de abril de 2013, tiene lugar en la actualidad, por lo que la línea temporal con las novelas y las películas queda un poco alterada, aunque sí parece que vaya a ir por los mismos derroteros. Ambientada antes de los hechos que acontecen en El dragón rojo, Hannibal nos cuenta la historia de William Graham (Hugh Dancy), un especialista en identificación de asesinos que colabora con el FBI. Graham tiene la capacidad de ponerse en la piel de los asesinos, por lo que su opinión siempre es muy valiosa para las autoridades, aunque este hecho tenga serias repercusiones en su salud mental. Jack Crawford (Laurence Fishburne), superior responsable de Graham, le obliga a visitar a un psiquiatra llamado Hannibal Lecter (Mads Mikkelsen), recomendado por la agencia, que ayudará a Graham a sobrellevar las secuelas que le provoca su extraña capacidad. Caroline Dhavernas y Gillian Anderson encabezan el reparto femenino con papeles que irán ganando en protagonismo a medida que avanza la temporada.

Con esta premisa da comienzo una de las series más interesantes que se ha emitido en las cadenas estadounidenses durante la temporada actual. Hannibal no deja de ser una serie procedimental: en la mayoría de los capítulos se nos presenta un nuevo caso que Graham y el FBI tienen que solucionar, siempre ante la atenta mirada y los supuestos buenos consejos de Hannibal Lecter. Hay una trama principal que se va enlazando y desarrollando a medida que avanzan los episodios, pero la estructura de típica serie policial está ahí. Donde Hannibal gana y va mejorando a medida que se desarrolla es en su atmósfera y la sensación de inquietud. Inquietud con mayúsculas, ya que cada uno de los elementos de la serie está pensado para poner de los nervios a los espectadores sin llegar al terror más burdo, sino al horror más psicológico. La mayoría de los espectadores conoce al personaje de Hannibal y sabe qué es lo que hace en realidad, y la serie juega con ese conocimiento previo y, sin llegar a mostrar al asesino en todo su esplendor, consigue que su presencia en pantalla sea siempre inquietante, pero al mismo tiempo tenga el carisma de las anteriores encarnaciones del personaje.

Mads Mikkelsen ha conseguido llevar a la pantalla de manera soberbia al conocido asesino en serie, en parte debido que la trama se coloca en uno de los momentos más interesantes de la historia del personaje, cuando todavía no se conoce su condición de asesino. Hannibal no es más que un reputado psiquiatra que goza de buena fama entre sus compañeros de profesión y tiene un gusto exquisito en la cocina, por la que van pasando la mayoría de personajes protagonistas a lo largo de esta temporada. Las escenas de comida con Hannibal se convierten así en encuentros turbadores, casi tanto como los asesinatos que tiene que resolver Will Graham, auténticas carnicerías a cada cual más impactante, que irán mermando la salud mental del protagonista y aumentando la importancia del psiquiatra en la trama. Hugh Dancy también consigue firmar un personaje lo suficientemente creíble para llevar el peso de la historia, sobre todo teniendo en cuenta la dificultad añadida que plantean sus cada vez más obvios problemas mentales. Si bien Dancy puede llegar a pecar de sobreactuar en algunas escenas y su caracterización resulta un tanto ridícula en algunos momentos, a medida que la temporada avanza hacia su desenlace, se va normalizando y convenciendo a los espectadores.

Los aficionados a Harris y a las peripecias de Lecter no se sentirán decepcionados con esta reinterpretación del personaje, a pesar de lo que cuesta visualizarlo al principio, después de las geniales interpretaciones de Hopkins. También es cierto que el Lecter que vemos en esta primera temporada se muestra muy recatado, lo que puede decepcionar a algunos o convertirlo en un personaje mucho más interesante para otros. Los amantes de la acción y del bombardeo de información se verán un tanto decepcionados: Hannibal es una serie lenta que va forjando poco a poco las relaciones entre los protagonistas y que no llega a alcanzar un ritmo frenético en ningún momento.

Hannibal_03

En definitiva, y como viene siendo habitual en la televisión estadounidense actual: Hannibal es una serie de calidad sin demasiadas pretensiones pero que cumple con la que sí tiene, que no es otra que inquietar a los espectadores y que enarquen una ceja o pongan una mueca de asco cuando Hannibal Lecter invita a los demás personajes a un suculento filete preparado con un gusto exquisito. Hannibal se desmarca como una serie más que digna para rellenar el hueco que dejará Dexter cuando termine el próximo mes de septiembre. La segunda temporada ya ha sido confirmada por parte de la NBC y comenzará a emitirse en 2014.

Sinopsis

Hannibal, 1ª temporada

Antes de El silencio de los corderos y de Red Dragon, Hannibal Lecter (Mads Mikkelsen) fue un brillante psiquiatra contratado por el FBI. Su tarea: ayudar a un talentoso e inteligente criminólogo especializado en analizar la psicología de los criminales, Will Graham (Hugh Dancy), quien cuenta con una gran habilidad para adentrarse en la mente de los asesinos en serie.

Seguir: Bryan Fuller | Hannibal | NBC

Inicia sesión y deja un comentario

2 Responses to “Hannibal, primera temporada”

  1. Cagafo dice:

    Muy buena reseña. Es una serie que ha crecido mucho, con un capítulo 8 de quitarse el sombrero.
    Para mí, lo que destacaría es el trabajo de Mikkelsen por distanciarse del Lecter de Hopkins. Es más creíble el cerebral, Mikkelsen que al histriónico Lecter de Hopkins (mucho que ver con el de Harris), que va siendo una parodia de sí mismo al avanzar los libros.
    Como trabajo de construcción del personaje, me parece mucho más limpia, profunda y negra la maldad de Mikkelsen que la de Hopkins.

    • David Tejera Expósito David dice:

      También tiene la ventaja de que todavía no se ha descubierto a Lecter y se puede jugar muchísimo más con la doble vida del personaje. Antes de verla no me terminaba de llamar la atención la parte de la historia en la que se sitúa la serie, pero ha acabado siendo un acierto total.
      Espero que no se estire hasta el infinito y el formato de serie no acabe hundiendo la idea.