Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

Kick-Ass 2

David Gómez Andión nos habla de la secuela dirigida por Jeff Wadlow, que se estrena el 30 de agosto en España.

Tuvieron que pasar diez años desde que Bryan Singer llevara a la gran pantalla a Lobezno y compañía en X-Men para borrar de un plumazo toda la solemnidad que las películas de superhéroes habían tenido desde ese momento. Tuvo que ser una película de carácter independiente, basada en un cómic guionizado por el siempre polémico Mark Millar, la encargada de devolver la frescura perdida a los superhéroes y volver a traer a la gran pantalla la aventura por la aventura. En Kick-Ass: Listo para machacar se nos cuenta como un chaval normal y corriente decide de un día a otro vestirse con un traje de buzo y convertirse en un superhéroe. La sorpresa fue mayúscula, y la película tuvo un gran recibimiento tanto de crítica como de público, inaugurando un subgénero dentro del cine heroico entre la que destaca la muy recomendable Super de James Gunn. Esta buena recaudación de la película y las altas ventas del cómic enseguida abrieron la puerta a la realización de una secuela en ambos formatos.

Kick-Ass 2: Hitgirl

 
Kick-Ass 2: con un par toma como base el cómic del mismo nombre, añadiéndole situaciones narradas en el spin-off protagonizado por Hit Girl donde se detalla lo vivido por dicho personaje entre la primera y la segunda parte. El cambio de puesto de Matthew Vaugnn, de director en la primera parte a productor en esta, recayendo el peso de la dirección en un cuasi desconocido Jeff Wadlow (cuyas películas anteriores, Cry Wolf y Rompiendo las reglas pasaron casi desapercibidas), junto con las malas críticas recibidas por el cómic y el aura de película hiperviolenta, no auguraban nada bueno.

La acción comienza poco después de lo narrado en la primera parte: con una Hit Girl que, tras lo ocurrido en Kick-Ass y adaptándose a una vida normal de adolescente en los Estados Unidos, nos regala las mejores escenas de la cinta. Y es que, tal como pasaba en la primera parte, la fusión de comedia teenager y cine de acción, con sus clichés hiperexagerados en ambos casos, son de lo mejor del largometraje. Es aquí donde el especial énfasis puesto en la parte cómica nos recuerda que no nos debemos tomar muy en serio lo visto en la película, suavizando de esta manera la alta pero paródica carga de violencia en la misma. Por su parte Dave (Kick-Ass) sigue queriendo convertirse en un verdadero superhéroe y luchar contra el crimen, y para ello se une a un grupo de defensores que se formó tomándolo a él como inspiración y que dirige el coronel Barras y estrellas (Jim Carrey).

Si hasta aquí la película mantiene el nivel de la primera, con una dirección correcta y colorista, en la presentación del nuevo grupo de superhéroes la película empieza a mostrar sus puntos flacos. Parece que tanto el director como los guionistas estén poco interesados en contarnos las motivaciones de este grupo. La falta de empatía del espectador con los personajes hace que el grupo sirva como un mero pretexto para encadenar escenas de acción, siendo las más interesantes y espectaculares las protagonizadas por Hit Girl.

Kick-Ass contra Hijoputa

 
Pero como es bien sabido, todo héroe posee un némesis, y en este caso Bruma Roja, rebautizado como Hijoputa, crea un grupo de supervillanos —todos ellos dotados de gran carisma— para llevar a cabo su venganza contra Kick-Ass. Por el camino nos regalan el primer supervillano que puede plantar cara a Hit Girl, un personaje llamado Madre Rusia que no hace sino recalcar el carácter exageradamente paródico de esta segunda parte. Es a partir de la creación de este grupo donde la película levanta realmente el vuelo, mostrándose como lo que realmente es: una serie B desprejuiciada e inflada a base de dólares que, mientras nos recuerda todo el rato que «oye, esto es una película: disfruta del espectáculo y deja las preocupaciones a un lado», va llevándonos de la mano hacia un tramo final que pisa el pedal de la épica hasta el fondo, dejándonos con ganas, muchas ganas, de un Kick-Ass 3.

Sinopsis

Kick-Ass 2

Después de que la loca valentía de Kick-Ass inspirara a toda una oleada de nuevos defensores del bien dirigidos por el implacable coronel Barras y Estrellas, nuestro héroe decide unirse a ellos. Pero cuando Bruma Roja, que regresa con el nombre de El Hijoputa, decide deshacerse de esta panda de superhéroes aficionados, solo Hit Girl podrá impedir que los aniquile.

Inicia sesión y deja un comentario