Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

Kingdom, ¿la mejor serie de zombis?

Kingdom banner

Allá por 2016 Yeon Sang-ho nos dejaba con la boca abierta con una de las mejores películas de zombis que hemos visto, Tren a Busan. Junto a su precuela de animación, Estación de Seúl, formaban un díptico Z apabullante con una realización muy, muy por encima de lo habitual en el género. Y aunque podría haber parecido algo puntual, las dos temporadas de Kingdom han dejado muy claro que en Corea del Sur se toman muy en serio a los zombis. Al menos, cinematográficamente hablando.

Porque Kingdom no se conforma con ser una buena serie de zombis: es, y lo digo ya, la mejor serie de zombis que he visto. Mejor incluso que aquella pequeña joya que fue Dead Set -que, por cierto Filmin acaba de anunciar que tendrá en su catálogo en unos días-, o que la primera temporada de In the Flesh (de la segunda mejor no hablamos), y desde luego nada que ver con ese culebrón que nunca termina de acabar que es The Walking Dead (y su spin off).

¿Y por qué es la mejor? Para empezar, porque tiene una coherencia interna de la que las series, no solo las de zombis, suelen carecer. El hecho de que todos los episodios estén escritos por Kim Eun-hee tiene mucho que ver y, visto en retrospectiva, se nota que en todo momento sabe a dónde se dirige y qué va a suceder. Por eso puede jugar magistralmente con las expectativas del espectador, y pasarse cinco episodios en los que todos los personajes dicen una cosa, y el espectador la cree también, y entonces hacer un giro de guión que ni el mejor Shyamalan. Y el espectador no se enfada, porque no le han hecho trampa. Ha sido él solito el que ha hecho unas asunciones que ahora se demuestran equivocadas.

Esa coherencia también es visual, ya que la primera temporada entera (y el primer episodio de la segunda) están dirigidos por Kim Seong-hun y los otros cinco, por Park In-je. Evita así la desagradable sensación de otras series en las que algunos episodios son alta cinematografía, mientras que otros son torpes y parecen más dignos de un telefilm de Antena 3 un domingo por la tarde. Eso sí, los episodios de Park In-je no son tan buenos como los de Kim Seong-hun.

Casi cada plano es una maravilla de composición.

Pero hay algo menos evidente que su excelente realización y su construcción equilibrada y su dosificación de la información. Los zombis son una parte integrante de la trama. No son una excusa intercambiable por cualquier otra cosa. Zombieland podría ser Bearland y no pasaría nada. Kingdom, sin zombis, con otra amenaza, sería una historia totalmente diferente.

Pensad en The Walking Dead: en la mayoría de episodios, los zombis aparecen en los primeros dos minutos y los últimos dos. El resto del episodio, no están ahí, o son solo algo al fondo mientras los personajes hacen sus cosas totalmente sin relación con que haya zombis. Podría estar ambientada en el universo Mad Max y no sufriría grandes cambios. En Kingdom la historia funciona, la historia existe porque hay zombis.

Pero, y esto es algo que la serie B tiende a olvidar, las historias de zombis no van de zombis, van de los supervivientes. Y eso es algo que Kingdom tiene muy claro. Por eso la trama política palaciega lleva el peso de la historia, y por eso la historia tiene diferentes lecturas políticas complementarias.

Hay pocas pegas que ponerle a Kingdom. Quizás la única de peso sean sus últimos 30 minutos, un pegote que poco tiene que ver con el resto de la serie y que se nota mucho que está ahí para poder hacer una tercera temporada. La historia, sin embargo, está cerrada y lo hace con un gran clímax. La primera mitad de ese último episodio es todo lo que la resistencia contra la horda puede ser y más. A pesar de eso, Kingdom es una de las mejores series que podéis ver ahora mismo en Netflix. Incluso si no os gustan los zombis. Es más, especialmente si no os gustan los zombis.

Sinopsis

Kingdom

El rey sufre una extraña enfermedad, al mismo tiempo que una rara peste aparece en el país. Pero el joven príncipe va a descubrir que, en realidad, se trata de un brote zombi, y tal vez no sea accidental.

Seguir: Corea | Kingdom | Netflix | Zombis

Inicia sesión y deja un comentario