Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

La cabaña en el bosque

Cabin

Si no conocéis bien el género del terror, corred al cine a verla. Si sí, ya deberíais estar allí.

Por más que lo intento, la única pega que le puedo poner a La cabaña en el bosque es que hace falta conocer bien el género de terror para disfrutarla a fondo. Que se puede ver sin haber visto apenas cine de terror y pasarlo muy bien, pero para una experiencia plena necesitas ese bagaje. Quizás por eso su público no han sido hordas adolescentes, sino treintañeros con barba. Los que fueron parte de esas hordas adolescentes que iban a ver películas de terror en los ochenta y los noventa. Espero que los adolescentes de hoy tengan su propia cabaña de aquí a un par de décadas.

La cabaña en el bosque: rompecabezas

La cabaña es un rompecabezas del género.


Y es que es esta cabaña están todos y cada uno de los tópicos del cine de terror, y solo es cuestión de encajarlos de una manera o de otra, como en un rompecabezas. Y nos lo dicen ya desde el mismo cartel publicitario. El planteamiento es sencillo y lo hemos visto mil veces: un grupo de adolescentes va a pasar el fin de semana a una cabaña perdida en la montaña, y el pésimo aspecto de la misma (y el empleado de la  gasolinera con pinta de psicópata) no les hacen dar media vuelta. Pero en este topicazo ya encontramos un detalle realmente desasosegante: alguien les observa partir desde una azotea, e informa de que han salido. Nos están avisando de que lo que vamos a ver no es exactamente como esperamos.

A partir de ahí encontraremos todo lo que podemos esperar y más, y siempre le van a dar una vuelta de tuerca nueva. Y entonces, otra más. Lo absurdo queda explicado y cobra sentido («Tengo una idea: ¡separémonos!»), y la presencia de tantos tópicos hace que esperemos que cualquier amenaza se concrete.

La cabaña en el bosque: lobo

Las amenazas están por todas partes. Pero no todas se concretan.


Hasta aquí es un brillante juego postmoderno de referencialidad y metarreferencialidad. Divertido y bien hecho, pero solo un juego. Lo que vuelve esta película brillante de verdad es que sabe aprovechar los mensajes que el género ha ido transmitiendo, las metáforas que los monstruos han encarnado, y aglutinarlo todo en un discurso propio netamente nihilista. Ya se sabe: si copias de uno, estás plagiando; si copias de muchos, estás creando. Goddard y Whedon no se limitan a meterlo todo en una batidora y ver qué sale, sino que descuartizan todas las películas de terror que han visto y todos los libros que han leído, y escogen los elementos que quieren para crear su propio Frankenstein. Y, no contentos con lanzarnos a su criatura, nos dejan ver los trozos no utilizados sobre la mesa de disección. ¿Y cuál es ese discurso nihilista? Uno que bebe directamente de Hannah Arendt y su idea de la banalidad del mal.

el mal

El mal, el gran mal, son unos funcionarios eficientes.

Es difícil hablar de ello sin hacer ningún spoiler, pero cuando salgáis de verla haceos estas preguntas: ¿quién es el malo? Y ¿es realmente malo? Pero sobre todo: ¿es un final feliz o trágico? Y ahora corred al cine. En serio. De nada.

Sinopsis

La cabaña en el bosque

Cinco amigos van a pasar el fin de semana a una cabaña en la montaña, pero allí se van a encontrar con alguna que otra sorpresa. Si quieren sobrevivir, deberán descubrir la verdad sobre la cabaña.

Inicia sesión y deja un comentario

3 Responses to “La cabaña en el bosque

  1. Lord Beric Lord Beric dice:

    Gran película, metacine del bueno. Lástima que hayamos tenido que espera tanto para verla en España.

  2. Jana M. Pérez Romero Cyram dice:

    Tras leer esta crítica me ha picado lo suficiente a la curiosidad como para pedirme verla en nuestro siguiente miércoles y eso que no soy precisamente fan de las pelis de terror. No ya porque me de miedo, que en realidad para eso se ve terror o se lee sobre el género, sino porque muchas de las pelis que me he podido ver tienen giros argumentales absurdos. Visto esto, veré a ver que tal está. ^^