Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

La leyenda del samurái (47 ronin)

Aun con todo en contra, esta adaptación de una leyenda japonesa del siglo XVIII se deja ver.

Todos sabemos que las expectativas con que uno entra al cine condicionan la recepción de la película. Si esperas algo excepcional y te encuentras con un film resultón, es probable que salgas echando pestes. Por el contrario, si entras esperando un churro y te encuentras con ese mismo film resultón, seguramente salgas más que satisfecho. Y con La leyenda del samurái todo me hacía pensar que iba a ser un churro. Para empezar, el título. En España ya se sabe que somos todos tontos, muy tontos, y por eso lo de 47 ronin no lo íbamos a entender. Mucho mejor eso de La leyenda del samurái. A los otros 46 samuráis, que les den. Además, ¿qué es eso de un rōnin? ¿Que lo explican en la película para el que no sepa que es un samurái sin señor? Nada, nada. Simplifica. Otro gran éxito de los que tradujeron Vertigo por De entre los muertos o Die hard por La jungla de cristal.

Pero bueno, al fin y al cabo solo es el título que le han puesto aquí. Aunque el póster lo decidieron allí y han metido al holandés de los tatuajes entre los cuatro personajes destacados. Sí, ese holandés que sale menos de un minuto en toda la película. Más preocupante era lo de los cambios en la fecha de estreno. Inicialmente estaba prevista para noviembre de 2012, y luego para primavera de 2013. Y al final se ha estrenado en navidades de 2013. Y aunque ha habido muchos rumores sobre los motivos de esos cambios, no se sabe seguro cuál ha sido la causa real.

Por otro lado, el director, Carl Erik Risch, es novato. Eso en sí no tiene porqué ser malo: todo el mundo empieza con una primera película. Pero que esa sea una superproducción como esta huele a títere que hace lo que los productores le digan sin protestar.

Póster español de 47 Ronin

Póster español de 47 Ronin


En resumen: todo me hacía temer lo peor. Fui porque me encantan las películas de samuráis. Pero me he encontrado con una película más que correcta. No una gran película, pero sí algo que se puede ver sin sonrojarse.

Lo primero que debe quedar claro es que está inspirada en la historia de los 47 rōnin, pero no es realista. Sucede en el Japón feudal de la época del shogunato (¿alguien recuerda Shogun?) y hay demonios, brujas, criaturas infernales y fantasmas. Es una leyenda, no un documento histórico.

47 ronin: dragón

Dragones en Japón.


Aun así, la reconstrucción de la mentalidad feudal japonesa es brillante. Y la película exige al espectador que se olvide de su mentalidad occidental actual. La idea de la muerte honorable como premio está ahí todo el metraje. La obsesión por el honor. La jerarquía. El servir a tu señor, y el ser un buen señor. Si no se hace ese ejercicio, si se la mira desde nuestra propia cultura y nuestros valores, se acabará como la señora que tenía detrás en el cine. Incómoda, sin entrar en la historia, juzgando a los personajes.

Esa reconstrucción de la que hablo se sostiene especialmente sobre las excelentes interpretaciones de los actores, y muy en concreto sobre Ko Shibasaki (Mika). Incluso Keanu Reeves (Kai), aunque sigue sin tener más de tres expresiones faciales, consigue una interpretación aceptable. Todo lo que no ha logrado en cuanto a expresividad facial, lo consigue con la posición corporal. Esto se ve sobre todo en las escenas con Shibasaki, en las que las miradas se buscan, a la vez que rehuyen el contacto visual.

47 ronin: honor

El honor ante todo.


El ritmo es contenido, como si estuviese luchando por no liberar bruscamente toda la violencia que late en la historia. Y esa tensión se libera, por supuesto, en una catarsis final que tiene más de coreografía que de lucha sin sentido. Mucho más parecida al cine de acción japonés que al norteamericano. Más Kitano que Emmerich, para entendernos.

Todo ello, en conjunto, consigue que las dos horas de película pasen agradablemente, y que uno salga del cine con la sensación de haber visto una historia bien contada. No un film que recordará toda su vida, pero sí uno que no lamenta haber visto.

Sinopsis

La leyenda del samurái (47 Ronin)

Cuando Lord Kira, con ayuda de una bruja, consiga la muerte de Lord Asano y la mano de su hija por orden del Shogun, los 47 samuráis de Lord Asano buscarán venganza. Su historia se convertirá en una leyenda. Esta leyenda.

Inicia sesión y deja un comentario