Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

LEGO, jugando a las películas

¿Alguna vez has jugado? ¿Alguna vez has reído? Pues esta es tu película.

Siempre he pensado que una buena película infantil es aquella que pueden ver los padres y disfrutar tanto como los hijos. Que tiene diferentes niveles de lectura. Por eso Pixar gusta tanto, y por eso La LEGO película deja tan buen sabor de boca. Fui a verla el sábado por la noche, huyendo de las masas de niños pequeños que llenaban la sala por la tarde, así que pude comprobar que a los adultos (por lo menos a los que estábamos allí) nos provocó carcajadas. Muchas. Y largas.

Voy a intentar, como siempre, hacer esta reseña sin spoilers, pero es difícil. Hay un par de detalles gordísimos de los que no puedo hablar y que, para ser sinceros, cambian la manera de ver la película. Una cierta referencia que va apareciendo aquí y allá a lo largo del film y que al final aparece en todo su esplendor. Y me cuesta mucho no decir de qué se trata, pero la trama de esta película tiene que verse en función de esa revelación final. Revelación que, en realidad, siempre hemos intuido, pero de la que solo tomamos conciencia cuando se concreta.

La LEGO Película - Emmet

Emmet es el obrero perfecto. Un tipo con iniciativa cero. Sigue las instrucciones.


Así que voy a intentar centrarme en lo que sí puedo decir. Y lo primero es que es realmente divertida. No se trata de un puñado de gags sin más, sino que están bien trabados y se basan en unas situaciones y personajes absolutamente coherentes.  Quizás el caso más evidente sea el de Batman, hablando siempre con la voz rasgada, y que insiste en usar solo el negro y «a veces, un gris muy, muy oscuro». A la vez autoparódico y coherente, pero muy gracioso.

Aunque a mí, personalmente, lo que más me gustó fue Emmet, el protagonista. Un tipo tan gris, alguien que encaja tanto en la sociedad perfecta de los muñequitos, que nadie se fija en él. Tan mediocre que todo el mundo aceptará que es el elegido, porque tiene que estar fingiendo a la fuerza. Un tipo del que, al hacer el retrato robot, el ordenador le identifica con todos los habitantes de la ciudad. El tipo menos especial del mundo.

La LEGO Película - Poli malo

El poli malo recuerda mucho al malo de «Terminator II»


Claro que quizás lo más delirante sea la esquizofrenia del poli malo, que es a la vez el poli bueno. Conflictos de personalidad, referentes al cine de acción, Terminator II, todo en uno. Brazo ejecutor de Megamalo (mucho mejor el original en inglés: Lord Business) y realmente malo porque, a diferencia de su jefe, no es realmente malo: cumple con su deber. Es un trabajador eficiente.

Pero para ser sinceros, lo que más gracia me hizo no fue un gag concreto ni un personaje determinado, sino el hecho de que se trata de una película de LEGO y te lo recuerdan cada dos por tres. No solo por la animación (los movimientos de los personajes son no-fluidos, como si hubiera alguien accionando los muñecos), sino por los continuos recordatorios concretos. Por ejemplo, cuando la última planta de un rascacielos sale volando, lo vemos como si se la llevaran con la mano, oyendo una voz humana que dice «tiki-tiki-tiki» en vez de un gran efecto de ordenador. O cuando aparece un fantasma… colgando de un hilo.

La LEGO Película - Poli bueno

El poli bueno, reverso desconcertante del poli malo. Casi da más miedo.


En resumen, una película que te hará reír a carcajadas. Y si encima has jugado alguna vez con LEGO (o con Playmobil, o con Tente…) la experiencia puede ser apoteósica. Felicidad en estado puro.

Sinopsis

La LEGO película

Emmet es el muñeco de LEGO más ordinario del mundo, pero un malentendido le llevará a ser tomado por el elegido, el ser más especial del universo, el que deberá derrotar a Megamalo. Y tendrá que hacerlo pronto, porque en tres días el mundo va a ser destruido.

Inicia sesión y deja un comentario