Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

Mad Max: Furia en la carretera, ¡esto es rock & roll!

Mad Max - Destacada

Después de ver Mad Max, el cine de acción de los últimos 20 años da entre pena y vergüenza.

Ni los tráilers ni los rumores: nada me había conseguido crear hype. A mi alrededor, todos mis amigos parecían ansiosos por la llegada de Mad Max, pero a falta de una semana para el estreno yo no tenía demasiado interés. Y entonces pasaron algunas cosas. En Cannes empezaron a decir que era la mejor película de acción de la historia. En el diario La Vanguardia entrevistaron a Charlize Theron. Y algunos empezaron a decir por internet que era una película «radicalmente feminista».  Así que al final me entró la curiosidad.

Y menos mal. No sé si es la mejor película de acción de la historia, pero sí que es una de las mejores que he visto en años. ¿Sabéis cuando eres niño y ves una película tan emocionante que, de repente, te das cuenta de que habías dejado de respirar? ¿Cuando quieres reír y dar golpes con las palmas contra el reposabrazos de la butaca? Sí, esa sensación que, pasada la adolescencia, cada vez cuesta más tener. Pues en Mad Max: Furia en la carretera la he vuelto a tener. Durante dos horas.

Mad Max - Furiosa

Furiosa es, en cierto modo, Max. Por eso comparten nombre.


En cuanto a lo de «radicalmente feminista»… bueno, que esta película se lo pueda parecer a alguien solo demuestra que, en efecto, tenemos un serio problema de machismo. Mad Max tiene un pedazo de personaje femenino. Punto. Plantea algunos de los problemas del patriarcado, pero ni entra a analizarlos ni nada. Son una parte más del retrato que hace de un mundo. Y buena parte es mérito de Charlize Theron. Quien quiera mensaje que se vaya a Sundance: Mad Max es una película de acción, un espectáculo visual, pero en ningún caso es una película para reflexionar. Estamos tan acostumbrados a que los personajes femeninos sean rubias tetonas que gritan y a las que el protagonista masculino tiene que rescatar que, cuando nos ponen a Furiosa, hay quien no sabe cómo reaccionar. Que Ripley nos coja confesados.

Y lo que me pregunto es: ¿qué tipo de anormal se pone a analizar el mensaje de Mad Max? Entendedme, no se trata de que no lo pueda tener, ni de que el cine de acción no pueda o deba tener algún tipo de mensaje. Es más como el que va a ver Las meninas al Prado y habla de lo bien hecha que está la restauración, de cómo se aprecian mejor los colores ahora que lo han limpiado. Mad Max es la mejor película en años porque en ningún momento pretende ser otra cosa que un gran espectáculo visual… y porque lo es. ¡Vaya si lo es! Sí que hay reflexión detrás, pero es una reflexión estética antes que otra cosa.

Mad Max - Warboys

Warboys en pértigas. ¿Algún problema?


Uno de los problemas que sufre el cine de acción reciente es el de las batallas. En cuanto la cosa va más allá de un puñado de personajes, las escenas se vuelven confusas. Pensad en la última entrega de El hobbit. Hay una gran batalla en la que, por momentos, no tienes ni idea de dónde está cada cuál, o de cómo ha llegado allí. Peor aún: a ratos ni sabes quiénes son. George Miller, en cambio, nos da dos horas de acción a raudales, con cientos de tipos, coches a toda velocidad, explosiones, muerte, y hasta una maldita tormenta de arena, y consigue que no nos perdamos ni un segundo. Más aún: consigue que incluso tengamos una idea del mapa del país, si es que se puede hablar de país en ese páramo postnuclear en el que vive Max.

Supongo que es porque todo está bien definido en la cabeza de Miller. Hasta el detalle más insignificante. A nivel visual, pero también a nivel sociológico. El mundo de Mad Max es un mundo coherente, con su propia sociedad, sus relaciones de poder, su religión, sus estructuras… absurdas si las analizas, pero ¿no lo son todas? Además, si tenemos que ser sinceros, ¿no son precisamente los elementos más delirantes los que siempre nos han gustado de Mad Max? ¿Cómo no enamorarse de la religión del V8? ¿De los soldados que llevan a la guerra música en un camión lleno de altavoces?

Mad Max Fury Road - Nux

¡Oh, what a day! ¡What a lovely day!


Ya digo que no te tienes que parar a hacerte preguntas. Preguntas como: si Furiosa es una imperator, ¿dónde están las demás? Por qué Immortan Joe no necesita la máscara dentro de sus dominios y sí en el exterior? ¡Que no te hagas preguntas! No has venido a eso, has venido a ver un espectáculo y Miller te lo da. Dos horas de carrera, sin descanso. Desde el minuto uno y hasta el final, no para ni un segundo y no te deja parar a ti. Te deslumbra con el montaje, con la fotografía, con el puñetero granulado de la imagen —¿qué narices han hecho para que tenga esa textura la imagen?—, con las coreografías, con todo lo que te enseña… y con lo que no.

Mad Max Fury Road - Textura

¿Textura de arena en la imagen? ¡Dale!


Bien mirado, no tiene sentido que siga. No sé qué hacéis ahí leyéndome. Corred de una maldita vez al cine y preparaos para ver algo que hace mucho que no veis. CINE, con mayúsculas.

Sinopsis

Mad Max: Furia en la carretera

Furiosa intenta escapar de Immortan Joe con un puñado de sus mujeres, pero él lanza a todos sus hombres en su persecución. Quizás sea la oportunidad de Max para escapar.

Inicia sesión y deja un comentario

4 Responses to “Mad Max: Furia en la carretera, ¡esto es rock & roll!”

  1. Geek Furioso de la Literatura Geek Furioso de la Literatura dice:

    Mad Max me dejó de piedra. Cuando Carlos y yo vamos al cine, no solemos dejar de hablar y hacer chistes sobre la película, pero esta vez no intercambiamos ni una palabra. Nos quedamos mudos, maravillados con las explosiones, los coches y esa puta guitarra lanzallamas.

  2. David Tejera Expósito David Tejera dice:

    Qué ganas de verla, coño.

  3. Sito dice:

    ¡Joder! Me has creado un hype de la leche, y eso que no tenía ninguna intención de verla. Este finde al cine de cabeza!!!!