Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

Mindscape

mindscape

Una maravilla interpretativa y técnica, con un toque sobrenatural.

Hay un círculo del infierno reservado especialmente para los que redactan las sinopsis de las películas. Está al lado del de los críticos de cine que hacen la crítica sin haberla visto. Cualquier lector de La vanguardia sabe a qué me refiero. Decir que Minscape va de un hombre con poderes que entra en la mente de una adolescente es como decir que El halcón maltés va de un detective que bebe mucho.

Y es que la capacidad de John (Mark Strong) y otros empleados de Mindscape para entrar en los recuerdos de la gente es sólo un detalle en una historia policíaca muy negra. El film de Jorge Dorado es una trama de investigación con misterios enroscados, datos ocultos que se intuyen, medias verdades y zonas oscuras que el espectador intenta rellenar a la vez que el protagonista, no siempre coincidiendo en su análisis. Es decir, que el elemento de ciencia ficción no es central, aunque sí tenga una importancia fundamental en la historia porque sin él, nada de lo que vemos sucedería.

Dicho eso, la verdad es que casi todo son aciertos en Mindscape. Empezando por el casting, con un Mark Strong enorme a la cabeza. Contenido, comedido, casi apretando los puños. Llena la pantalla. Toda una lección de interpretación. En las escenas en las que no dice nada está increíble, pero luego habla y te acuerdas de por qué los actores británicos hacen tan bien de malos carismáticos.

Mark Strong

Mark Strong. Uau


Claro que el peligro cuando tienes a un actor luciéndose de esa manera es que los demás parezcan la versión escolar de Romeo y Julieta. Pero ahí está Taissa Farmiga para darle la réplica adecuada. Si seguís American Horror Story os sonará como Zoe. Si no, es una excelente oportunidad para descubrirla. No sólo resulta más que creíble, sino que consigue que parezca que tiene diferentes edades en los diferentes recuerdos. ¿No es suficiente? Pues de secundario aparece nada más y nada menos que Brian Cox. Pocas escenas, poco texto, pero PRESENCIA, así, con mayúsculas. Hacía tiempo que no disfrutaba tanto con unas interpretaciones. He leído en algún blog a gente quejándose de que no hubiera actores españoles. No sé qué queja pueden tener de los actores que hay.

Taissa Farmiga

Taissa Farmiga. Adorable e inquietante.


De los aspectos técnicos no sé ni si hablar. La fotografía es perfecta, jugando no solo con la luz, sino con la niebla y con lo que queda enfocado y desenfocado. Pero, ¿quién se fija en la fotografía en una película tan buena como ésta? La banda sonora de Lucas Vidal no busca protagonismo, sino que puntúa y subraya lo que estamos viendo. En fin, todo.

Pero entonces, ¿qué es lo que digo que no es un acierto? Pues el final. No porque no sea un buen final, sino porque la impecable narración que hemos visto hasta entonces se vuelve algo confusa. De hecho, estuvimos discutiéndolo durante casi una hora, de camino a casa y durante la cena. Creo que lo entendimos, aunque no voy a decirlo aquí (ya sabéis que intento no hacer nunca spoilers), pero habrá quien se quede con dudas. Hay algunos aspectos que terminan viéndose muy claros, pero lo referente a Anna puede entenderse de varias maneras. Mi consejo: fíjate bien en los detalles y en lo que ella dice a lo largo de la película, si quieres entender bien el final.

Sinopsis

Mindscape

Un investigador con la habilidad para entrar en los recuerdos de la gente acepta el caso de una adolescente, Anna Greene. Deberá encontrar algún trauma para que su terapeuta pueda tratarla, pero el caso resultará más complicado de lo que parece en un principio.

Inicia sesión y deja un comentario