Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

Preacher 1x01: Fuck, yeah!

El piloto de Predicador nos ha dado todo lo que podíamos esperar y más. Ojalá mantenga el nivel.

Fantífica: Preacher - Temporada 101 · 02 · 03 · 04 · 05 · 06 · 07 · 08 · 09 · 10
Esta entrada y sus comentarios pueden tener spoilers hasta Preacher 1×01.

 
La adaptación del mítico cómic de Garth Ennis y Steve Dillon para la AMC ha empezado tan bien como podíamos esperar, y con algunas declaraciones de intenciones bastante explícitas: predicadores explotando y pringando de vísceras y sangre a sus fieles. ¿Qué más se puede pedir? Pues podría pedirse que no hagan lo mismo que hicieron con The Walking Dead, que empezó también con un primer episodio antológico —sigue siendo de lo mejor en cine de terror de lo que va de milenio—, pero luego se fue convirtiendo en un culebrón anodino y previsible y con un spin off que casi parece una parodia. Pero estoy divagando. Vamos a lo que vamos: Preacher, o sea, Predicador.

1×01: Piloto

Preacher 1x01 - Predicador africano
Que se haga una adaptación de Predicador a la televisión es una muestra de que algunas cosas están cambiando y mucho. Porque es una historia llena de todo lo que normalmente la industria no se atreve a enseñar, y de cosas que al granjero Bob le hacen rezar muy fuerte. Hace unos años habría sido impensable esta adaptación, y en caso de hacerse no habríamos tenido por ahí todo lo que al final sí que hemos visto. ¿Y qué hemos visto?

  1. A Caraculo. Le hemos visto mucho más de lo esperado y mucho antes de lo previsto. Y está como debe estar. Humano, dando algo de pena, pero al mismo tiempo ridículo y risible. La parte de nuestra mente que nos hace sentir vergüenza de nuestros pensamientos, la que nos cuenta chistes de humor negrísimo y macabro, es la parte que disfruta y mucho con su cara.
     
  2. Preacher 1x01 - Caraculo

  3. A Jesse Custer dando hostias. Nos lo han avisado desde el principio, como mandan los cánones. Primero el chaval y luego el sheriff nos han dicho que, antes de ser predicador, Jesse Custer «hacía cosas». Y luego Tulip nos ha recordado su pasado. Pero claro, una cosa es que te digan que el protagonista tiene un pasado y otra muy distinta que te enseñen lo que es capaz de hacer: dar una paliza a un puñado de paletos sureños y partirle el brazo a uno de ellos. Que se lo tenía bien merecido y lo pedía a voces, y no puede decir que no le hubieran avisado. Y aun así, su grito (que encaja a la perfección con la descripción que hace Jesse apenas un minuto antes) y las astillas de hueso asomando siguen siendo espectaculares.
     
  4. Predicadores explotando. De hecho, la serie abre con eso: un predicador en algún lugar del África subsahariana ante sus fieles, hablando del juicio final y de la fe y de esas cosas de las que hablan los predicadores. Y entonces es poseído por un espíritu. ¿Será el Espíritu Santo? ¿Algún arcángel? ¿Va a ser un nuevo profeta? Eso se cree él, porque es lo último que dice antes de explotar y cubrir de rojo a su estupefacta audiencia. Y eso es solo el principio de la serie.
     
  5. Preacher 1x01 - Tulip

  6. Tulip O’Hare en el jardín de infancia. ¿Recordáis cuando ibais a preescolar y hacíais manualidades? Collares con macarrones, jirafas con plastilina, bazucas con latas y patatas… ¿Cómo? ¿Que nunca hicisteis el bazuca? Igual es por eso que los niños están tan emocionados. Sobre todo la niña, que recibe toda una lección de empoderamiento: una chica no tiene por qué esperar a que la rescate su novio. Especialmente si esa chica sabe hacer bazucas caseros con los que derribar helicópteros, claro.
     
  7. Ted, el literal. Ted, el pesado. Ted, el que tiene un conflicto por resolver con su madre. Ted, el que le come la oreja todo el rato al pobre Jesse. Ted, el que oye la voz de lo que sea que ha hablado por Jesse. Ted, el que hace caso, le dice a su madre lo que siente y luego le abre su corazón. Literalmente. Sonriendo, claro, mientras muere con su corazón en la mano. Las metáforas son peligrosas, niños.
     
  8. Preacher 1x01 - Madre de Ted

  9. La cena de Caraculo, que merece una mención aparte por sí sola. Ese batido asqueroso, con salchichas y… cosas. Muchas cosas. Todas trituradas hasta tener el aspecto de esos batidos saludables y repugnantes que en algunos garitos intentan vender a los modernicos. El mismo aspecto que tendría si, en vez de beberlo, lo vomitara. Y como no es bastante asqueroso, encima vemos al sheriff hacerlo. En cinco segundos rompe unas cien normas elementales de higiene.
     
  10. Y Cassidy, claro. Cassidy lo mola todo, como ya lo molaba en los cómics. Y nos ha regalado tres escenas gloriosas: primero, matando a los idiotas que le han intentado matar en el avión y llevándose un tentempié para el camino, una botella de sangre del piloto. Quien dice el camino, dice saltar al vacío. Luego, comiéndose a la vaca desde el cráter que ha hecho al tirarse del avión. Y por último, un detallito que no destaca en la escena pero que define al personaje y su futura relación con Jesse: empujando la silla y haciendo que caiga el paleto sureño que va por detrás a por Jesse en la pelea del bar. El mínimo esfuerzo necesario. Cassidy nos va a regalar grandes momentos, que nadie lo dude.

Preacher 1x01 - Cassidy vaca
Y luego están todos los detallitos que crean universo: la madre rompiendo el iPad contra el salpicadero y gritando a sus hijos que ahora lo compartan, la niña gótica berreando en la iglesia —a lo que hace no se le puede llamar cantar—, Betsy diciéndole a Jesse que le pone que Donnie le pegue…

Este domingo llega el segundo episodio, See, y en casa nos morimos de ganas de verlo. ¿Y vosotros?

Fantífica: Preacher - Temporada 101 · 02 · 03 · 04 · 05 · 06 · 07 · 08 · 09 · 10

Inicia sesión y deja un comentario

2 Responses to “Preacher 1×01: Fuck, yeah!”

  1. Sito dice:

    No las tenía todas conmigo con la adaptación a serie de Predicador, pero este primer episodio ha superado mis (no demasiado altas) expectativas. Aunque es un prólogo a la escena con la que arranca el cómic (según recuerdo… hablo de memoria), es un prólogo que engancha, donde se hace una muy buena presentación de los personajes y donde se marca el tono que (esperemos) tendrá la serie. Con muchas ganas de ver el segundo, y cruzando los dedos para que varias escenas clave de los cómics se mantenga tal cual (o se mejoren) en a serie.