Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

Preacher 1x09: I'm on a Highway to Hell

Un descenso a las tinieblas en toda regla de cara al final de temporada.

Fantífica: Preacher - Temporada 101 · 02 · 03 · 04 · 05 · 06 · 07 · 08 · 09 · 10
Esta entrada y sus comentarios pueden tener spoilers hasta Preacher 1×09.

 
Al final del octavo episodio de Preacher teníamos a Jesse detenido por el sheriff Root, a Tulip dando de comer animalitos a un requemado Cassidy, a los ángeles Fiore y DeBlanc optando por un plan B que no presagiaba nada bueno y a Caraculo en el infierno, sin demasiadas esperanzas de poder escapar en algún momento. Pero ¿alguien creía que las cosas no podían empeorar? Si ha habido una constante en esta primera temporada, es que por chungo que sea todo, siempre puede volverse más. Veamos cómo.

1×09: Termina la canción

Preacher 1x09 - Vaquero
Esta vez no tendremos que esperar mucho para saber a qué se refiere el título del episodio. Antes de la entradilla (creo que aún no hemos comentado por aquí lo mucho que mola, por cierto), el misterioso Vaquero del pasado se planta en la taberna de Ratwater con un solo objetivo en mente: acabar con toda forma de vida mientras el cantante concluye la canción que tenía empezada. Coincidiréis conmigo en que la escena tipo Doom y la decapitación final ya hacen que este penúltimo episodio merezca la pena, ¿verdad?

Pero claro, la cosa no se queda ahí. Este capítulo está pensado como un descenso a los infiernos de casi todos sus personajes, ya sea literal o figurado. Es que hasta el sheriff, que empieza no sabiendo con quién se las veía y perdiendo a su prisionero Jesse, acaba estrangulando a la serafín que los ángeles tenían desmembrada en la bañera del motel para que no pudiera reencarnarse… y volviendo a soltarla en el mundo sin saberlo, claro.

Preacher 1x09 - Sheriff
Pero es que son todos. Tulip, que como ya anticipaba Sergi está en un modo muy tenebroso, se harta de cuidar de Cassidy llevándole animalitos para que coma y decide largarse a torturar y matar a Carlos, que sospecho que no solo se la jugó en un golpe de los locos tiempos de juventud que compartía con Jesse, sino que a ella le hizo algo mucho peor. Veremos, pero a lo que iba es a que no se le ocurre otra persona mejor para cuidar de Cassidy que Emily, la supuestamente inocente mamá que ayuda en la iglesia y a la que todos tienen por un cacho de pan.

Emily acepta con bastante naturalidad que Cassidy es un vampiro y, cuando el alcalde de los pantalones caquis la presiona con malas artes para dormir en su casa, estalla. ¡Y cómo estalla! No tiene un arrebato, no grita, no rompe cosas, no lo envía todo a la mierda y se va a emborracharse. Simplemente engaña a Miles para que vaya a casa de Tulip, lo deja encerrado con un vampiro hambriento y sale a liberar a los conejitos de sus jaulas y a decir a Jesse que su coleguita está dentro. Me ha encantado esa forma de llevar el Breaking Bad de Emily, la verdad.

Preacher  1x09 - Cassidy
Y no menciono el nombre de Breaking Bad en vano, porque el plan B de Fiore y DeBlanc (que tienen unos momentos tiernísimos en este episodio, por cierto) consistía en bajar al infierno y, escabrosa agencia de viajes mediante, terminan esperando el autobús que ha de llevarlos en un lugar que… bueno, ya lo habréis visto por ahí en redes, pero que debería sonaros de algo si seguisteis las desventuras de Walter White en su momento.

Preacher 1x09 - Breaking Bad

Es que sale hasta el perro que cruza después. ¡Hasta el perro!


Si algo no ha terminado de gustarme en este episodio es lo larga que es la escena con que nos explican que el Vaquero está en su infierno particular. Repite una y otra vez el relato que nos han ido contando a lo largo de estos nueve episodios, más deprisa en cada ocasión, más brusco en cada ocasión, pero quizá la primera repetición les haya quedado un poco demasiado larga. En cualquier caso, transmite la idea de que infierno particular equivale a infierno sin más, y a ese sector del infierno es donde llega la pareja de ángeles para encargar al Vaquero un trabajito: nada más y nada menos que acabar con cierto predicador en lo que para el del sombrero es el futuro.

Y en la conclusión, para la que tendréis aquí a Sergi la semana que viene, Jesse se propone una cosilla de nada, hacer que Dios se presente en Annville, valiéndose de la Voz, el teléfono celestial y las manos de ángel que le ha conseguido Cassidy. Y sí, amiguitos lectores del cómic, posiblemente en la segunda temporada sea cuando empiece Predicador de verdad, aunque a mí esta, con sus altibajos, hasta ahora me ha parecido de lo más digna y divertida.

 

Fantífica: Preacher - Temporada 101 · 02 · 03 · 04 · 05 · 06 · 07 · 08 · 09 · 10

Inicia sesión y deja un comentario