Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

Preacher 1x10: Revelaciones

Un gran final de temporada para la adaptación de Predicador.

Fantífica: Preacher - Temporada 101 · 02 · 03 · 04 · 05 · 06 · 07 · 08 · 09 · 10
Esta entrada y sus comentarios pueden tener spoilers hasta Preacher 1×10.

 
Llegamos al final de la primera temporada de Preacher y, echando la vista atrás, la verdad es que ha merecido la pena. Sí, es cierto que algunos episodios han flojeado y que por un momento pareció que se iba a desinflar, pero también nos ha dado grandes momentos y episodios brillantes, como este.

1×10: Llamada y respuesta

Preacher 1x10 - Tulip

¡Wilma, ábreme la puerta!


El título del episodio está claro lo que significa desde hace semanas. De hecho, la semana pasada nos citaron a nosotros y a todo el pueblo de Annville el domingo en misa para ver a Dios. Y ahí hemos estado todos, incluso Quincannon y su Dios de la carne, en una de las escenas más gamberras e hilarantes que hemos visto en mucho tiempo. Solo ha faltado que Dios tuviera acento argentino.

Pero vayamos por partes. Tulip ha estado buscando a Jesse, y cuando le han dicho que estaba con un bastardo sureño (muy bastardo y muy sureño), ha tenido claro que era Donnie. Lo que no se le ha ocurrido es que fuera voluntariamente. Y es que ¿quién se iba a imaginar que Donnie tuvo una epifanía y ahora es buena persona? Desde luego, Tulip no, y por eso ha llegado reventando la puerta de una patada y desenfundando. Lo curioso es que la revelación de Donnie no es la de verdad, aunque sirva para que Betsy esté contenta porque le vuelve a azotar el culo hasta tener que sentarse sobre guisantes congelados, sino la que tienen Jesse y Tulip en esa escena. Él acepta matar a Carlos porque es lo que ella quiere, y eso es amor; ella no le deja matar a Carlos, porque eso sería traicionarse a sí mismo, y lo que cuenta es que está dispuesto a hacerlo por ella. Precioso.

Preacher 1x10 - Dios falso
Por otro lado tenemos al pobre Cassidy en la cárcel, y al sheriff Root con un revólver, un termo de sangre y una pregunta. Una larga noche para el vampiro irlandés, aunque, como él mismo dice, te acostumbras. Y bien mirado, quizás no sea el que peor parado salga, porque cuando le dice a Root que en realidad está contento de haberse librado de Caraculo, el pobre sheriff lo siente como una bofetada con la mano abierta. Y es que es verdad, y hasta ese momento se lo ha ocultado a sí mismo, porque reconocer que te alegra que tu hijo haya desaparecido no debe ser fácil. Y ante tamaña revelación Root hace lo único que puede hacer: vaciar el cargador sobre Cassidy y luego dejarle marchar.

Y entonces sí, entonces llegamos a la iglesia el domingo. Todo el mundo allí, Quincannon suelta su discursito, Jesse saca el teléfono y la mano cortada del ángel y se empieza a pelear con el cacharro. Videoconferencia. Sale Dios como tiene que ser Dios para aparecerse en Texas: un hombre viejo, blanco y con larga barba. Un tipo que va de bonachón, pero que a la que te descuidas pone voz de trueno y te intenta acojonar. Solo que Jesse le pilla y se da cuenta de que no es Dios de verdad, porque no sabe que Caraculo está en el infierno. Y él también sabe usar la voz, no para acojonar, sino para obligar a hacer cosas. ¡Sorpresa! En el cielo no saben dónde está Dios.

Preacher 1x10 - Metano
Se supone que el infierno es la ausencia de Dios, y Annville se convierte en el infierno. Sin Dios, la moral de los creyentes se tambalea y pasa lo que pasa. Una niñas con una katana matan a un pederasta; las dos mascotas del pueblo se ahorcan; Donnie se deprime; Quincannon se hace una hija con carne picada; el que controla las emisiones de metano de la planta se va de putas… y claro, si el señor está muerto y feliz de un infarto, no hay quien regule el metano y Annville se convierte en una bomba que hace lo que hacen las bombas antes o después: estallar. Adiós, Annville. Adiós, gentes del pueblo que sabéis que Dios ha desaparecido.

Y mientras Jesse, Tulip y Cassidy se van a buscar a Dios para ver si necesita ayuda, o en caso contrario patearle el culo, llega nuestro invitado especial para la segunda temporada: el Santo de los Asesinos. ¡Qué ganas de que empiece ya!

Preacher 1x10 - Niños

«Nada ha cambiado. No necesitamos a Dios. La verdad es que nunca le hemos necesitado.»


 

Fantífica: Preacher - Temporada 101 · 02 · 03 · 04 · 05 · 06 · 07 · 08 · 09 · 10

Inicia sesión y deja un comentario