Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

Supergirl, llega la heroína de una (buena) comedia indie

El piloto de la nueva serie superheroica de la CBS es de notable alto.

Esta entrada y sus comentarios pueden tener spoilers
del episodio piloto de Supergirl. Estáis avisados.

 
Kara Danvers es prima de Clark Kent. La enviaron a la Tierra para protegerle cuando ella tenía trece años y él era un recién nacido. Pero entonces Krypton explotó y Kara acabó en alguna parte congelada en el tiempo hasta que cayó, 24 años después, en la Tierra. Para entonces, su primo se había convertido en el Hombre de Acero (Superman, sí) y no la necesitaba para nada. ¿Y qué hizo ella? Tratar de pasar desapercibida: buscarse un trabajo horrible, con una jefa horrible, y asegurar no tener nada que ponerse cada vez que queda con un chico (por internet).

Porque sí, Kara Danvers es la clase de loser que es Barry Allen, nuestro querido Flash. Una chica mona, aparentemente del montón aunque en realidad sea una rubia de cuidado, con gafas, que tiene un montón de poderes (los mismos exactamente que su primo) pero que ha decidido no usarlos para no hacer sombra a Míster Es-Un-Pájaro-Es-Un-Avión-¡No!-Es-Superman.

Supergirl - Kara nerdy
Y he aquí la nueva apuesta de la CBS: Supergirl. Está protagonizada por una más que correcta (de hecho, perfecta) Melissa Benoist y la maravillosa Calista Flockhart en el papel de la malísima jefa de Danvers, la magnate de un gran grupo mediático que solo sueña con encontrar a su propio superhéroe para poder comerse al resto de grupos mediáticos de Ciudad Capital (¡y no sabe que la tiene preparándole cafés que tira al suelo así, porque sí!). La serie promete y mucho. De momento solo está disponible el piloto, porque la serie se pondrá en antena definitivamente en noviembre, pero creedme, vale la pena.

Qué demonios, le da mil vueltas a The Flash. ¿Por qué? Para empezar, porque el guión es mejor. Por el momento, ha habido una construcción del héroe (sin laboratorios de por medio). Una construcción clásica, en cinco o seis escenas que son las justas y necesarias y que beben tanto del cine indie —el momento de probarse los trajes es muy Kick Ass— como de la adaptación clásica de un cómic superheroico (estoy pensando en los dos primeros Spiderman de Sam Raimi).

Supergirl - Apartamento

Kara Danvers, en su apartamento, que parece sacado de Girls.


Pero hay más. Está Calista, claro, que es un personaje de diez. Prácticamente se come a cualquier supervillano que pueda aparecer. Ella es la Madrastra de esta especie de Cenicienta. Sí, todo tiene cierto aire de cuento de hadas y un toque de lo que las chicas pueden y no pueden hacer, pero no temáis, que la cosa no se pone ñoña en ningún momento. En todo caso, no está mal que se hagan guiños al papel que hasta el momento ha tenido generalmente la mujer en la cosa superheroica: atentos a la microescena del bar en la que la camarera, una oronda señora del montón, suelta algo parecido a: «¡Fíjate! ¡Una superheroína chica! Por fin mi hija va a tener un buen modelo que seguir». Vale, sí, manido, pero ¿y qué? Os aseguro que como chica y lectora de cómics de superhéroes una escena así te pone al borde de las lágrimas. En plan: ¿De veras? ¿Por fin? ¿Una serie mainstream está poniendo algo así en boca de uno de sus personajes del montón? ¿Y no hay drama de por medio? Ajá a todo, chicos y chicas.

Más aciertos. Que desde el primer momento, Kara busque un aliado. Basta ya del rollo Iris/Barry Allen, el secretito, el No-Puedo-Contarle-Esto-A-Nadie-Porque-Lo-Pongo-En-Peligro y demás. Es decir, salvas a un avión repleto de pasajeros, ¿vale? Sales por televisión. Y eres una loser, recuérdalo. Tu jefa te humilla y en el trabajo pintas tanto como la planta de interior que agoniza en una esquina. Y de repente coges un avión al vuelo y a la mañana siguiente todo el mundo habla de ti. ¿No se lo vas a contar a nadie? ¿En serio? ¿Por quién me tomas? ¿A nadie? Por supuesto que lo cuentas. Te mueres por contarlo. Kara se muere por contarlo. Y se lo cuenta a su mejor amigo. Y el momento en que lo hace es de lo mejor del piloto. Porque es maravilloso. La liberación es infinita. ¡POR FIN, DEMONIOS! ¿Tanto costaba?

Supergirl piloto - Malo
¿Y los villanos, diréis? Bueno, los villanos pse. Quizá por el momento es lo que menos interés tiene. Al parecer, cuando ella y su primo llegaron, también llegaron un puñado de extraterrestres que no eran precisamente buena gente. Y ahora están por ahí haciendo de las suyas. Así que todo apunta a que tendremos un villano por capítulo como ocurrió con The Flash. Pero eh, Kara al menos está liberada y queda con tipos por internet. Tiene una vida. ¿Acaso tenía una vida Barry Allen? De momento, la cosa promete y promete muchísimo. El único defecto es que tendremos que esperar un montón para ver el segundo capítulo. Pero maravillémonos mientras tanto. Acaba de nacer una nueva heroína de comedia indie, una loser con capa que tiene que medirse a diario con Ally McBeal convertida en la Meryl Streep de El diablo viste de Prada.

Bravo. Bravísimo.

Seguir: CBS | DC Comics | Supergirl

Inicia sesión y deja un comentario