Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

The Librarians, primera temporada: aventuras de serie B

losbibliotecarios-destacada

¡Casas encantadas, Excálibur y Nikola Tesla en la misma serie!

Hace algunos meses me topé de sopetón con esta franquicia completamente desconocida y lo primero que me sorprendió fue precisamente eso: que hubiera llegado a convertirse en una saga. El bibliotecario comenzó siendo una serie de tres telefilmes en los que el protagonista Flynn Carser (Noah Wyle), un adulto que vive con su madre y tiene más de veinte carreras, acaba convirtiéndose en una suerte de Indiana Jones y salvando el mundo varias veces. A Flynn lo contratan en la biblioteca local, pero esta resulta ser un lugar repleto de magia que lleva existiendo durante siglos y en el que se guardan y custodian objetos mágicos que han aparecido a lo largo de la historia de la humanidad: Excálibur, la caja de Pandora, la lanza del destino… La misión de Flynn como bibliotecario será la de recuperar varios de estos objetos mágicos para que no caigan en malas manos y queden a buen recaudo en la biblioteca.

Ojo, las primeras tres películas son un derroche de caspa y efectos especiales de cartón, pero el espíritu aventurero y la cantidad de referencias a tantas y tantas historias logran salvar la papeleta y terminan por resultar más que entretenidas. El éxito de las películas —que también cuentan con una adaptación a cómic y hasta una novelización— llevó a la cadena TNT a contratar una primera temporada de la serie, que emitieron entre diciembre de 2014 y enero de 2015. ¡Allá que vamos!

The Librarians - Reparto

La desaparición de la biblioteca mágica

La serie comienza dando un giro bastante importante a todo lo ocurrido en las tres películas anteriores. La biblioteca mágica se pierde en el espaciotiempo e infinidad de poderes mágicos quedan libres en el mundo. Flynn necesitará la ayuda de tres chicos para que se hagan cargo de un pequeño anexo de ella y controlen un poco el desaguisado hasta que logre resolver el problema y recuperarla. Jake Stone (Christian Kane), Cassandra (Lindy Booth) y Ezekiel Jones (John Kim) se convertirán en los nuevos bibliotecarios y, junto a la guardiana Eve Baird (Rebecca Romijn), irán participando en una sucesión de aventuras bajo el mando de Jenkins (John Larroquette). Para aquellos que vengan de las películas, el cambio de la mitología de estas para adecuarla a la nueva narrativa de la serie está muy conseguido y tiene lugar en un primer capítulo muy intenso que parece otra película más.

A partir de este momento es cuando la serie se acomoda un poco: Flynn marcha en su búsqueda de la biblioteca durante gran parte de la temporada y nos quedamos con un cuarteto de protagonistas que, aunque terminan por convencer, nunca llegan a la altura del anterior protagonista principal. Así, la serie se convierte en un escaparate de mitos por el que desfilan referencias a Nikola Tesla, los cuentos de los hermanos Grimm, el minotauro de Creta, casas encantadas y otros muchos. Este es sin duda uno de los elementos más destacables de la serie: la cantidad de guiños a la mitología y personajes reconocibles que pueblan cada capítulo. Paradójicamente, hay muy pocas referencias literarias, pero se compensa con un trasfondo artúrico que se desvela como uno de los motores de la trama principal y en el que, esperemos, se ahondará más en las próximas temporadas.

The Librarians - Campestre

Tú, el guaperas; tú, la chica lista… pícaros, guardianas y caballeros

Como comentaba, el cuarteto protagonista nunca llega a brillar por sí mismo. La chica lista, el guaperas con corazón y el pícaro son arquetipos con los que los guionistas juegan una y otra vez y de los que los actores no pueden escapar por mucho que lo intenten, lo que da lugar a infinidad de chascarrillos predecibles que afean el conjunto de la serie. Por suerte, ahí están Eve Baird y Jenkins para dar un poco de color. Entre estos dos y las apariciones ocasiones de Flynn salvan la papeleta y consiguen que el programa no se convierta del todo en una aburrida sucesión de chistes malos y situaciones absurdas. Que siguen estando ahí, pero menos.

La trama de la serie podría resumirse como una secuencia procedimental en la que los protagonistas van recuperando objetos mágicos para la biblioteca pero, por suerte, todo cobra sentido y en el último capítulo de la temporada se justifican todos los anteriores. Esto es muy de agradecer y hace que la satisfacción general de la temporada suba muchos enteros. Hay capítulos realmente divertidos, como ese en el que la magia de los cuentos empieza a dominar a la población de un pueblo pequeño; otros realmente interesantes, como el que protagoniza un pueblo de espíritus hechos de energía; y otros que podrían haberse ahorrado, como el inevitable capítulo navideño, resultado de que la serie se haya emitido durante el mes de diciembre. Los bibliotecarios se habría convertido en algo mucho peor si hubiera pasado de los diez capítulos que conforman esta primera temporada, pero por suerte, ya sea por falta de presupuesto o por las exigencias de la trama, se ha conseguido un conjunto bastante compacto.

The Librarians - Puerta
Para ir terminando, no es que Los bibliotecarios sea la serie revelación de la temporada ni una que recomendaría sin parar a todo el mundo, pero también es cierto que no hay muchas series en las que la aventura sea la protagonista y cuenten con ese buen rollo ochentero sin pretensiones. No es demasiado larga, es bastante autoconclusiva y deja mejor sabor de boca que otras muchas. La serie ya está renovada para otros diez capítulos, y veremos nuevas aventuras de los bibliotecarios a finales de este 2015. Las tres primeras películas os las podéis saltar sin problema, pero para entender un poco mejor al personaje de Flynn y la mitología de la serie, yo les intentaría dar una oportunidad. Si os las ponéis un fin de semana o un día de fiesta justo después de comer, se mimetizan muy bien con el ambiente.

 

Sinopsis

The Librarians

Una organización centenaria, oculta tras las paredes de la Biblioteca de Nueva York, se dedica a proteger el secreto de que la magia está por todas partes. Sus bibliotecarios deberán resolver misterios imposibles, luchar contra amenazas sobrenaturales por todo el mundo y recuperar poderosos y mágicos artefactos, que solo una persona con habilidades por encima de lo común podría recolectar, proteger y, sobre todo, asegurar que no caigan en las manos equivocadas.

Inicia sesión y deja un comentario

2 Responses to “The Librarians, primera temporada: aventuras de serie B”

  1. Jana M. Pérez Romero Jana M. Pérez Romero dice:

    Esta serie siempre me ha parecido poco aprovechada. Tanto las actuaciones (en algunos casos histriónicas) tanto del bibliotecario como de la pelirroja, terminaban por echar mucho para atrás a los que intentábamos verla. El que más me gustó sin duda alguna fue el «experto en historia del arte y en toros mecánicos», un hombre con el que me gustaría poder mantener una buena conversación. Creo que al fin y al cabo, se le ha dado una orientación equivocada a todo el tema, mucho más pensando en grandes actores como los que aparecen por ahí.

    No he visto las pelis, pero intentaré hacerlo a ver si la cosa mejora. Eso si, lo de la biblioteca mágica mola mogollón. Me gustó mucho. (Si yo pudiese poner la mía en un espacio planar todo sería mucho más fácil… -.-).

    • David Tejera Expósito David Tejera dice:

      La verdad es que la idea original se podría aprovechar muchísimo más, eso está claro. Pero supongo que la idea de los responsables siempre ha sido la de hacer algo ligerito para toda la familia y con tono aventurero. A mí no me ha disgustado, y no está mal para pasar el rato. Prefiero ver algo así que las miles de series pretenciosas que hay por ahí y no llegan a nada.

      Si vas a ver las pelis para ver si mejora, ni te molestes XD A mí me gustó más el trasfondo en las pelis, eso sí; pero de resto no hay muchas cosas rescatables.