Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

Venom: buen intento, chicos.

venom banner

Las primeras críticas llegadas desde EEUU han destrozado Venom y, la verdad, no son demasiado justas. No es una gran película y tiene un buen puñado de problemas serios de los que hablaré luego, pero está lejos de ser ese espanto que algunos críticos han dicho.

venom
Hacer una película de Venom tiene un problema de entrada: Spider-man está cedido a Marvel, así que el simbionte tiene que ejercer de protagonista y llevar el peso de la película, en vez de ser el rival. En Venom, de hecho, no hay ningún indicio de que exista Peter Parker ni ningún otro súper. Y claro, eso hace que el simbionte no pueda ser simplemente un bicho malo, sino que tiene que tener algo con lo que podamos empatizar. Y, hasta cierto punto, la película lo consigue.
Sin embargo, su primer tercio es un auténtico lastre. Toda la presentación del universo, los personajes y la trama es perezosa, llena de tópicos que llegan a ser sonrojantes. Por mucho que sea una película de origen, hay cosas que ni el más empedernido devorador de cómics puede aguantar. El comportamiento de Brock (Tom Hardy) y de Drake (Riz Ahmed) es más una excusa para llevar la historia a donde de verdad quiere estar que una introducción. Y la interpretación de Hardy tampoco ayuda, con una voz rota y una pronunciación que le hacen parecer permanentemente borracho. Hay que reconocer, eso sí, que a pesar de esto no se hace aburrida.
Una vez tenemos, por fin, todo presentado y al simbionte con Brock, la película mejora y llega a tener algunos momentos brillantes. Tiene humor negro, la interpretación de Hardy encaja con lo que su personaje está viviendo y lo más importante de todo: no es la típica película de superhéroes. Porque, no nos engañemos, a estas alturas tenemos demasiadas películas de superhéroes que repiten una y otra vez unos mismos esquemas. Eso no significa que no estén bien hechas o que no nos gusten, pero se agradece que se intenten hacer cosas diferentes -y ahí está Deadpool para demostrarlo-. Venom lo intenta, aunque, y esto es su principal problema, parece que no se atreve a hacerlo. Es como si en realidad hubieran rodado dos películas a la vez, una típica y otra más osada, y luego en la sala de montaje no se hubieran decidido por una ni por la otra. Una vez vista, entendemos mucho mejor las declaraciones de Tom Hardy diciendo que lo mejor se ha quedado en la sala de montaje. Y casi podríamos apostar a que los productores han tenido miedo y no han dejado hacer lo que el director, Ruben Fleischer (Zombieland) y los cuatro guionistas, Rosenberg, Pinker, Marcel y Beall, querían. Por una vez, esperaremos un DVD con versión del director con más humor negro, más violencia del simbionte, más diálogos en la cabeza de Hardy.

Venom tienda
Por otra parte, las escenas de acción resulta caóticas. Fleischer abusa de los movimientos de cámara y de los planos cerrados, y a menudo no se entiende qué demonios está pasando. Esto es así especialmente en la pelea final, en la que hay dos simbiontes y cuesta distinguirlos. La fotografía, que podríamos definir como «demasiados filtros de oscuridad» tampoco ayuda y, en realidad, resulta algo absurda: hay momentos en los que las explosiones son azuladas en vez de naranjas. Y sí, estoy hablando de la paleta de colores que han usado.
¿Y qué hay de esos grandes momentos que he dicho que tiene? Pues, sin hacer spoilers, tenemos la motivación del simbionte para ayudar a Brock, el perro simbionte, el momento cobardía en el deli de la esquina, el tema central de la banda sonora de Göransson (no la mediocre canción de Eminem, muy decepcionante), el look a lo McFarlane de Venom…
En conjunto, Venom no pasa de entretenimiento, pero funciona bien y no es ni mucho menos tan mala como la han puesto por ahí. Y lo que es más, funciona bien como primera película. Es autoconclusiva, pero sirve de pilar para hacer más. Aunque deja la clara sensación de que podría haber sido mucho, muchísimo más de lo que es.
Quizás esas críticas tan negativas tengan que ver con que no es la misma película de superhéroes que ya hemos visto mil veces y, aunque nos pasemos el día diciendo que queremos algo diferente, en el fondo somos como niños pequeños que quieren ver una y otra vez la misma. O quizás tenga que ver con los críticos de toda la vida que se levantaron en cuanto empezaron los créditos y se pasaron 20 minutos de pie mientras salía la escena post-créditos, y luego el corto de animación del spider-verso. Porque esta película no era para ellos.

Sinopsis

Venom

Unos científicos traen unos seres alienígenas a la Tierra, pero algo sale mal y la nave se estrella, liberando a uno de ellos.

Inicia sesión y deja un comentario