Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

Star Wars vuelve a Marvel: ¿falta de ideas o aluvión de homenajes?

Primeras impresiones sobre las primeras series de Star Wars publicadas por la Casa de las Ideas.

La cómics de la franquicia galáctica más famosa del mundo del cine son ahora propiedad de Marvel, y tras más de una veintena de años en manos de Dark Horse, la Casa de las Ideas ha comenzado a publicar de nuevo las viñetas de Star Wars desde aquel lejano 1977 en que por primera vez se publicó un cómic de la saga, el mismo año en que llegó a los cines Una nueva esperanza (por aquel entonces conocida simplemente como Star Wars). Cuenta la leyenda que el lanzamiento de los cómics inspirados en la película de George Lucas evitaron que Marvel quebrara ese año, porque compensó las bajas ventas de sus otros títulos.

Casi cuarenta años después la historia se repite en parte, pues aunque esta vez Marvel no esté precisamente al borde de la quiebra —ni mucho menos, gracias sobre todo a la profusión de películas de su universo superheroico que van llegando a los cines—, el primer número de la recién estrenada colección Star Wars ha vendido la friolera de casi un millón de ejemplares al momento de ponerse a la venta, convirtiéndolo en uno de los cómics más vendidos en lo que va de siglo, que ahí es nada.

Star Wars: Darth-Vader - Alex Ross

¿Es un éxito desmedido ese millón de ejemplares vendidos? Marvel desde luego tira mucho entre los aficionados, sobre todo entre el público americano, aunque en Fantífica no nos ha parecido para tanto este reestreno. Hemos leído por ahora los dos primeros números del Star Wars de Jason Aaron y John Cassaday, hemos probado el Darth Vader de Kieron Gillen y Salvador Larroca —seguiremos comentándolo en el futuro, desde luego— y procedemos a destacaros lo que más nos ha llamado la atención. A lo mejor soltamos algún que otro spoiler de los cómics, así que seguid leyendo bajo vuestra propia cuenta y riesgo.

Esto ya lo he visto antes

Efectivamente, uno de los riesgos que corrían los cómics de Star Wars era que, bajo el ala de Disney, no innovaran en nada y consistieran en una sucesión de escenas tremendamente parecidas a las de las películas de la trilogía original. ¿Ha sido una sorpresa? En absoluto, pero no deja de rebajar el listón de estos nuevos cómics, sobre todo para los que ya se saben el anterior Universo Expandido de memoria. Claro que mostrar escenas conocidas para el espectador tiene su gracia, sobre todo si es es alguien que no ha leído muchos cómics de la saga en su vida, que es a quien en realidad van dirigidas estas historias.

Star Wars - Han, Luke y Leia
Los ejemplos más obvios del «esto ya lo he visto antes» podrían ser:

  • Han Solo, Leia, Luke, Chewie y los droides juntos de nuevo. Es demasiado fácil recurrir al tópico de que los héroes clásicos de las películas siempre van juntos en todas las misiones que les asigna la Alianza, como si no hubiera más activos en la Rebelión y derrochando así buenos líderes que podrían guiar a otros y enseñarles lo que saben. Claro está que reunir al mismo equipo una y otra vez funciona y es ya un clásico de las películas, pero podíamos esperar algo más en un cómic, sobre todo porque introducir más personajes no supone una carga en el presupuesto.
  • Pilotar un AT-AT. ¿Chewbacca no pilotaba un AT-ST en El retorno del Jedi? Pues ahora Han pilota un trasto más grande y mejor: un AT-AT de los que vimos en El imperio contraataca. Es verdad que no hay mucha variedad de vehículos en esa escena, pero ¿quién dice que no a un cuadrúpedo blindado y armado hasta los dientes, sobre todo si puedes apuntar con él a Vader?
  • Cosas del destino. Con lo grande que es la galaxia y allá donde vayan los protagonistas, da igual lo que pase porque siempre terminará apareciendo Darth Vader para caldear las cosas. La galaxia es un pañuelo.
     
  • Star Wars: Darth Vader - Salvador Larroca

  • Darth Vader en la corte de Jabba el Hutt. Es la misma escena de El retorno del Jedi, cuando Luke acude al palacio de la babosa gigante para rescatar a Han Solo de la carbonita, pero el protagonista de la escena no es Luke, sino Vader. Y como se podía esperar, ni la conversación ni el desenlace de la escena son los mismos (por ejemplo, con Luke murió más gente). Esta es una de las escenas que se usó como promoción para la serie de Kieron Gillen y Salvador Larroca.

Pero entonces, en las películas…

El problema de enseñar en los cómics situaciones tan parecidas a las de las películas es que tras leer las viñetas, las cintas adquieren una perspectiva distinta. Enriquecida no, diferente. En estos cómics tenemos aventuras variadas sin más propósito que el de entretener, pero hay una en concreto que llama mucho la atención: cuando Luke Skywalker se encuentra con Darth Vader y se lanza sable láser en mano a por él, dentro del complejo imperial donde Han, Leia y el rubio de Tatooine están de misión.

Star Wars - Darth Vader y Luke
En algún que otro cómic (véase La caza de Vader), y también en la novela de Alan Dean Foster El ojo de la mente, Luke había tenido encontronazos con el Señor Oscuro de los Sith. Pero una cosa es alterar el Universo Expandido cuando se ha dicho una y mil veces que deja de ser canónico y otra muy distinta cambiar la manera en que percibimos las películas de la trilogía clásica, que se supone que representan el canon en grado máximo y son intocables.

Si en El imperio contraataca Luke se enfrenta a Darth Vader por primera vez después de que Yoda le diga que no lo haga porque el del casco le va a dar para el pelo, ¿cómo es que en el cómic ya se han enfrentado antes? Es más o menos lo mismo que pensamos al leer El ojo de la mente, novela en la que Luke corta un brazo al Sith. Y lo más extraño de todo: ¿cómo es que Darth Vader tiene a Luke delante y no lo identifica en la Fuerza como el que disparó contra la Estrella de la Muerte?

El homenaje no tiene límites

En ocasiones el homenaje se puede confundir con falta de ideas, y la línea que separa ambos conceptos casi siempre está muy diluida. Tampoco vamos a afirmar que Star Wars se plagia a sí misma (entre otras cosas porque no tendría lógica alguna), pero quizá sería más apetecible que no hubiera tanto homenaje ni tanta situación repetida de las películas. Que no diera la impresión de estar leyendo lo mismo una y otra vez.

Star Wars: Darth Vader: Estrella de la muerte
El propósito de estas historias, como decimos más arriba, es el de llamar la atención a los que han leído pocos o ningún cómic de la saga galáctica. Por un lado está bien, ya que ahora la marca es de Marvel y querrán refundarla, pero por otro se necesita algo más, algo que llame la atención de un lector que puede llegar a aburrirse después de unos cuantos números si repiten lo mismo una y otra vez. Ah, y también pueden servir de anticipo al Episodio VII: El despertar de la Fuerza, cuyo estreno está cada vez más cerca.

En ese aspecto, Disney no parece querer arriesgarse a innovar, y no me refiero a situaciones que de extrañas parezcan inverosímiles, sino a crear situaciones frescas, divertidas, de las que se quedan en la memoria. El ejemplo más reciente ha sido la primera temporada de la serie Star Wars: Rebels, de la que no nos hemos perdido ni un capítulo: la idea es muy buena, pero muchos episodios no aportan nada al universo de la franquicia y muchas de las situaciones se repiten hasta el infinito y más allá. La conclusión ahora mismo es que Disney no está por la labor de pensar en nada que se aleje mínimamente de las películas. Veremos si en un futuro siguen con la misma tónica.

Es todavía temprano para saber qué más harán Aaron y Gillen en Star Wars y Darth Vader, pero lo que por ahora hemos leído es normalito, sin ningún alarde y sin innovar en absolutamente nada. Y repito que esto no es malo, sino una manera distinta de hacer las cosas que encajará con los lectores adecuados. Las dos colecciones, más una tercera titulada Princesa Leia, empiezan a publicarse en español el próximo mes de abril. Ya nos contaréis qué os han parecido a vosotros.

Inicia sesión y deja un comentario