Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

Batman: La broma asesina de Alan Moore y Brian Bolland: sonría, por favor

La portada censurada de Batgirl n.º 41 era un homenaje a este gran cómic.

Si de entre todos los que cómics que hablan del enfrentamiento entre Batman y el Joker hubiera que elegir solo uno, me quedaría con La broma asesina. Es cierto, no es el típico cómic donde esta icónica pareja del mundo de las viñetas se enzarza una vez más en la clásica lucha, porque el Joker es aquí el protagonista absoluto de la historia y Batman es un secundario que le sigue los pasos. Pero para el caso es exactamente lo mismo.

El título ya lo dice: La broma asesina es un chiste de los que matan, o por lo menos de los que dejan marca. El revuelo que se ha montado con la censura de la portada número 41 de Batgirl, dibujada en homenaje a La broma asesina para celebrar el 75.º aniversario del Joker, es incomprensible. Quien haya leído La broma asesina sabe que dicha portada no es más que eso, un homenaje, y no un ataque a la moralidad, la dignidad de la mujer ni cualquier cosa remotamente parecida. Los que ponen el grito en el cielo por este tipo de cosas no saben de lo que es capaz el Joker —Barbara Gordon lo recuerda muy bien—, y si empezamos con ese tipo de actitudes en el mundo de la ficción, no nos queda nada. Porque no nos engañemos, lo que insinúa el cómic es muchísimo peor que lo que sugiere la portada. ¿Habría entonces que censurar La broma asesina como se hizo con todas las películas donde aparecían las Torres Gemelas?

Batgirl n.º 41 - Portada

Portada censurada de Batgirl n.º 41, por Rafael Albuquerque.


Caos. Destrucción. Villanía elevada al cubo. Esos son los ambientes por los que se mueve el Joker. Es todo un icono de la cultura popular, y cualquiera a quien se enseñe una imagen de su cara puede reconocer al Príncipe Payaso sin problemas. La broma asesina parece el tipo de historia escrita exclusivamente para su lucimiento; tanto es así que Alan Moore recurre a todos los tópicos de las historias de Batman y mezcla el cóctel para crear un cómic donde se la importancia recae en el pasado del Joker, mediante una serie de efectivos flashbacks en blanco y negro. Puede que quite algo de misterio al personaje, pero no tanto si nos lo tomamos como uno más de entre todos los pasados posibles que circulan por ahí. Eh, que estamos hablando del Joker.

El apartado artístico a cargo de Brian Bolland es sencillamente espectacular. No solo notamos esa chispa que produce la fusión perfecta que debe existir entre guionista y dibujante —es legendaria la perfección con la que Moore entrega todos sus guiones—, sino que el dibujo parece querer en ocasiones cobrar vida propia y escapar de los hilos del titiritero. Y es que Bolland nos regala algunas de las viñetas más espectaculares que ha protagonizado el Joker, como esa en la que se sienta en su trono de muñecos o aquella en la que observamos su transformación en el villano definitivo. Lo cierto es que el cómic gana mucho con el color de Bolland en lugar del de John Higgins, pero aun sin querer desmerecer al colorista original, la verdad es que ahora vemos un tono más lúgubre y apagado, más propio de la historia, y no tanto color chillón como antes, lo que le quitaba dramatismo al guión.

La broma asesina - Joker
De las muchas peleas entre el Batman y el Joker, La broma asesina transmite muy bien la esencia de ambos personajes. La justicia vengativa del Hombre Murciélago por un lado y las acciones imprevisibles del Príncipe Payaso por el otro. El enfrentamiento entre estos dos es un bucle, una espiral que gira sin cesar y de la que no podrían salir aunque quisieran, porque al fin y al cabo los dos se parecen más de lo que uno de ellos es capaz de admitir. Es la lucha perpetua entre el héroe y el villano. Porque todo se puede reducir a un chiste. Y admitámoslo, si nos hace gracia el chiste del final es porque a lo mejor no somos tan diferentes de los protagonistas.

Sinopsis

Batman: La broma asesina

El legendario escritor Alan Moore redefinió la figura del superhéroe con Watchmen y V de Vendetta. En Batman: La broma asesina, aborda los orígenes del mejor supervillano del cómic, el Joker... y con ello cambia el mundo del Hombre Murciélago para siempre. Impresionantemente ilustrada, esta edición de lujo de Batman: La broma asesina goza de un deslumbrante nuevo coloreado del propio dibujante, Brian Bolland, que es fiel a la versión original que él tenía en mente para este clásico moderno de la historieta.

Inicia sesión y deja un comentario