Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

Tentáculos y género negro en Fatale: La muerte me persigue

Ed Brubaker y Sean Phillips firman esta serie protagonizada por una misteriosa mujer y una trama que involucra a extraños sectarios.

La femme fatale, la clásica figura de la mujer fatal en la novela negra toma en Fatale un significado particular. Básicamente, es el elemento sobre el que gira esta historia escrita por Ed Brubaker y dibujada por Sean Phillips (a los que, dentro del género negro, puede considerarse pareja indivisible gracias a series como Criminal, todo un ejemplo de hard-boiled) y en la que, como si fuera una figura maldita por su condición y orígenes que iremos descubriendo sobre la marcha, arrastra todo tipo de casualidades de las que incluso algunos protagonistas que la rodean no están enterados.

Fatale 1, imagen
Fatale no pretende ni mucho menos (o así lo veo yo) ser la obra maestra del género negro, pero tiene la ventaja de estar muy bien escrita y contar con un apartado gráfico notable y que encaja perfectamente bien con la idea que el dúo responsable tiene de la serie. Mientras que Brubaker se encarga de suministrar todo tipo de recursos propios del género negro como la mencionada mujer fatal, las persecuciones a bordo de vehículos o los policías corruptos, Phillips añade al conjunto su pericia artística con planos en apariencia sencillos y que favorecen el ritmo cinematográfico y la narrativa del primero (a quien se le da muy bien el género negro en cómic, todo hay que decirlo). Y no debemos dejar de mencionar el color de Dave Stewart, cuya paleta de luces y sombras aplicada al dibujo de Phillips dota a Fatale de esa tonalidad oscura que indica a las claras el tipo de cómic que vamos a leer nada más abrirlo.

Uno de los puntos más destacables, y que ya anuncia la portada del cómic (se edita en un excelente tomo en tapa dura, por cierto), es la inclusión de elementos sobrenaturales en Fatale. Los horrores cósmicos de H. P. Lovecraft son, por supuesto, lo primero que nos viene a la cabeza cuando pensamos en trama policíaca, tentáculos y cultos blasfemos. Con ellos, Fatale adquiere una nueva dimensión como historia de género negro y pulp donde el periodismo, la trama de investigación y el misterio sobrenatural forman un todo que se resuelve de forma convincente y sin engañar al lector. No nos extrañemos, pues, de que en la ciudad de San Francisco aparezcan sectarios vestidos con hábitos rojos y que adoran a dioses primigenios (o quién demonios sabe qué).

Fatale Vol. 1 - Viñetas
Así que, sin ser ninguna obra maestra (por lo menos en este primer recopilatorio de la serie) pero sin duda sí una obra recomendable, Fatale se deja leer y hace que queramos descubrir más de lo que esconde esta mujer fatal y qué otras historias podrían estar teniendo lugar en este particular universo. Por lo pronto, Los trabajos del Diablo, segundo volumen de la serie, ya está en las librerías esperándonos.

Sinopsis

Fatale 1: La muerte me persigue

En Fatale se dan cita secretos, mentiras, terror, lujuria y monstruos de la noche de los tiempos. En la actualidad, un hombre se obsesiona con una mujer. Mientras tanto, en los años cincuenta, la misma mujer destruye la vida de todos aquellos que se cruzan en su camino. ¿Qué horrible secreto oculta? ¡Sólo Brubaker y Phillips podrían haber unido el género negro con el terror de H. P. Lovecraft!

Inicia sesión y deja un comentario