Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

I am a Hero, zombis y fracasados

Kengo Hanazawa firma un muy recomendable manga de zombis.

Llevo años dedicándome a los zombis, y la mayoría de obras que me he llevado a los ojos son francamente malas. De hecho, cuando me piden que recomiende alguna, son muy pocas las que me atrevo a citar con la tranquilidad de que a alguien sin afición por el género le pueden gustar. Tal vez esta serie empeore radicalmente a partir del tercer número y se vuelva algo sin interés, pero de momento se ha ganado un lugar de honor en esa lista selecta. I am a Hero son palabras mayores.

Una de las cosas que más llaman la atención es el tempo: Hanazawa no tiene prisa en explicarnos la historia, por lo que en todo el primer número casi no nos encontramos con ningún zombi. La sensación de amenaza, en cambio, va apareciendo poco a poco y no decae ya más. Ese tempo pausado le permite crear una serie de personajes más allá del protagonista, mucho mejor diseñados que lo habitual en estas obras. No son meros estereotipos ni caricaturas (aunque de entrada alguno pueda parecerlo), sino que se van perfilando a lo largo de las páginas, cobrando profundidad. Por eso cuando empiecen las muertes nos impactarán, porque les hemos conocido.

I am a Hero n.º 1

I am a Hero n.º 1


Tal vez sea porque estos días estoy leyendo Day by Day Armageddon, que parece tener prisa por terminar, pero el ritmo pausado de I am a Hero me ha llamado realmente la atención. Me ha hecho pensar en la idea de Jorge Fernández Gonzalo (Filosofía zombi) de que el apocalipsis zombi es un fin del mundo que no termina de acontecer, un fin de los tiempos que no acaba de terminar.

En cualquier caso, I am a Hero es mucho más que unos personajes bien definidos y un ritmo inteligente. Es un puro juego. Empezando por el mismo título: el kanji para escribir Hideo (el nombre del protagonista) también se usa para escribir «héroe» (aunque suenan diferente), por lo que el título ya refleja, a través del juego entre las dos palabras homógrafas, lo que parece que será la gran cuestión de la serie: si Hideo es un héroe o no. O si puede serlo. Porque nos queda muy claro que en la vida normal es un fracasado que ha perdido las oportunidades que ha tenido. Nos cae bien, pero es un auténtico perdedor. El apocalipsis zombi le va a obligar a tomar las riendas de su vida de una vez, o a morir.

Pero cuando digo que es un puro juego no me refiero solo al detalle del título y el protagonista, sino a que los guiños metadiscursivos están presentes a lo largo de los dos volúmenes del pack. Al fin y al cabo, Hideo trabaja de ayudante de mangaka, haciendo las tramas (la parte más aburrida, repetitiva y sin interés artístico del dibujo), por lo que los diálogos sobre el manga son constantes. Sin embargo, no se trata de un discurso sobre las ideas de Hanazawa, sino que los diferentes personajes se contradicen, se replican y acaban haciendo que el lector se pregunte cuál es su propia opinión al respecto. Algo que, en el fondo, también está haciendo Hideo.

I am a Hero - Tekko

Entre lo grotesco y lo horrible.


Por último, cabe destacar el dibujo en cierta manera expresionista. En la forma, evidentemente, no se parece a los alemanes de los años 20, pero sí en la idea de que la forma varíe en función de lo narrado (sí, ya sé que el expresionismo es mucho más complicado que eso, pero si podéis poneros puntillosos con eso, entonces podéis entender de sobras a qué me refiero). Así, las escenas de Hideo solo en su casa al principio del cómic tienen ilustraciones caricaturescas, mientras que las escenas con Tekko adoptan una estética más propia del Shojo. Finalmente, cuando por fin aparecen los zombis el dibujo se vuelve casi grotesco, incluso forzando las perspectivas. Esas escenas recuerdan a mangakas como Suehiro Maruo, autoerigidos en herederos del grand guignol y del ukiyo-e (una tradición pictórica japonesa que representa atrocidades), aunque Hanazawa no se recrea tanto en lo grotesco y se interesa más por lo horrible.

A falta de saber cómo sigue la serie (esperamos ansiosos los siguientes números), recomendamos mucho los dos números que ya han salido. MUCHO.

Sinopsis

I am a Hero Pack 1&2

Hideo es un aspirante a mangaka de 35 años: un fracasado. Su novia coquetea con su ex, un mangaka de éxito, mientras Hideo tiene conversaciones con un amigo imaginario. Pero todo eso va a dejar de tener importancia, porque el horror zombi se va a desencadenar sobre Tokio.

Inicia sesión y deja un comentario

3 Responses to “I am a Hero, zombis y fracasados”

  1. Pokiehl Pokiehl dice:

    No lo conocía y he de admitir que, pese a que llevo mucho tiempo sin leer manga, este me ha llamado mucho la atención. Le echaré un ojo ;]

  2. Álvaro dice:

    Desde hace tiempo esta obra me llama la atención. Tengo que hacerme con ella en algún momento. Gracias por la info.