Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

La Imbatible Chica Ardilla: ¡Tu aliada más divertida tiene cola, Tony Stark!

La imbatible Chica Ardilla vol. 1 - Destacada

Ryan North y Erica Henderson firman una delicia experimental y clásica al mismo tiempo.

Doreen Green ha conseguido colarse entre las chicas (superheroínas) nominadas a los premios Eisner de este año. Y merecidamente. La serie que comandan Ryan North (el encargado de los guiones de los cómics de Hora de Aventuras) y Erica Henderson (con un dibujo poderosamente indie para tratarse de Marvel) es una de las más divertidas y más fiables de cuantas publica la Casa de las Ideas hoy en día. ¿De verdad? Sí, muy de verdad. Porque el guión es inmejorable número tras número, a la manera en que eran inmejorables los estupendos duelos de insultos de pirata en los que se enfrascaba Guybrush Threepwood, el protagonista de Monkey Island. Porque a nivel de divertimento y aventura, cada número de La Chica Ardilla es equiparable a pasar un buen rato jugando a un videojuego tan brillante como cualquiera de Ron Gilbert.

La imbatible Chica Ardilla - Viñeta

Doreen hundidísima: ¿por qué todo parece tan fácil para Spiderman?


Pero veamos de qué va la cosa. Doreen Green es una chica que puede hablar con las ardillas, y que además tiene superfuerza —atentos a las escenas de mudanza del primer número, en las que no se preocupa por fingir que está llevando como seis cajas, una sobre otra, sin despeinarse—, y una cola enorme de ardilla que trata de disimular como puede. Doreen es universitaria, o digamos que esa es la doble identidad que se ha buscado para no ser todo el tiempo Chica Ardilla. Se ha hecho universitaria, con todo lo que eso implica, menos estudiar, porque estudiar, digamos que no estudia mucho. Eso sí, vive en un campus y tiene una amiga, Nancy, que es una loca de los gatos y un poco asocial, y que poco a poco va introduciéndose en el mundo de Doreen.

¿Y qué ocurre en el mundo de Doreen? Pues que de vez en cuando tiene que vérselas con malvados. Malvados como Kraven El Cazador, en una versión ultra kitsch y un poco descerebrada. ¿Y qué hace cuando eso ocurre? Los convence de que no tiene ningún sentido que se peleen cuando podrían arreglar las cosas hablando, o cotilleando un rato. Porque ¿qué iban a ganar enfrentándose? ¿Por qué tendrían que hacerlo? En cualquier caso, Doreen es fan de Iron Man, pero es una fan terrible, que se aprovecha de todo lo que Tony Stark quiere darle. Y cuando no quiere dárselo, le trae sin cuidado porque lo coge de todas formas. Algunas veces le deja una nota, otras lo menciona en Twitter, y atentos en ese sentido a los arranques de cada número, con las conversaciones surrealistas en la red social entre los diversos protagonistas de la historia que sigue. Doreen se convierte en una pequeña pesadilla para el tipo de hierro, lo más parecido, por otro lado, a un padrino que Doreen podría llegar a tener.

The Unbeatable Squirrel Girl n. 4 - Portada
Además de con Nancy y con su puñado de ardillas, que aparecen aquí y allá cuando necesita ayuda, Doreen cuenta con su mascota-amiga: Patitas. Una ardilla, claro, pero una ardilla que habla. Y la que le tiende las tarjetas en las que se relata de qué va el tipo o la tipa con la que va a tener que vérselas. Porque Doreen no tiene muy buena memoria, así que lleva consigo un montón de tarjetas, que también pueden ser fichas de Wiki-Superhéroes-Pedia, en las que se cuenta todo. Pero en plan divertido, todo el rato. Galactus, por ejemplo: «Puede destruir mundos, cambiar de tamaño, teletransportarse, y bueno, así, en general, digamos que puede hacer lo que le dé la gana (así que sé amable con él)». Pero ¿hay artistas invitados? Sí. Desde Silver Surfer hasta Spiderman, pasando por el Capitán América en la época en la que salía con una chica con cabeza de pescado. ¿En serio? Bueno, ¿por qué no? Todo es posible en un cómic de La Chica Ardilla.

Por supuesto, está el asunto de la cultura del loser que disfruta de serlo. El loser al estilo Clarence, el protagonista de la serie de dibujos animados macarra que lleva su nombre (y que en España emite Boing a diario), al que todo le sale aparentemente mal, o podría salirle mal, pero acaba triunfando. Doreen no es una chica como las demás, ni siquiera es una chica como las demás superheroínas. No es perfecta, no es Wonder Woman. Es una chica bajita y con cola, pero ¿y qué? He aquí el asunto Lena Dunham. Le trae sin cuidado lo que los demás piensen de ella. Le trae sin cuidado el hecho mismo de ser una chica o no serlo. Es La Chica Ardilla y puede hablar con las ardillas y tiene superfuerza, y eso es lo único que importa. Ah, bueno, también se lo pasa bien, todo el tiempo. Y eso sí que es lo único que importa.

La imbatible Chica Ardilla - Detalle

Doreen, la pequeña Vengadora.


North, un auténtico mago del humor superheroico, además añade a cada página un chiste intertextual al pie de esa misma página, en un cuerpo de letra minúsculo y en un color casi invisible, pero que resulta delicioso. En este primer volumen, por cierto, se incluyen los 8 primeros números de la serie, que sigue en plena forma después de reiniciarse en octubre del año pasado (incluso con cómics tipo «Elige tu propia aventura» que son un cómic de grapa corriente, pero te permiten elegir qué hará Doreen a continuación). Lo dicho, una delicia. Una delicia experimental, divertidísima, y muy muy clásica, en el sentido en que es un auténtico cómic de aventuras en el que todo, cualquier cosa que se te ocurra, es posible.

Sinopsis

La Imbatible Chica Ardilla: Poder Ardilla

Lobezno, Masacre, Doctor Muerte, Thanos... Solo hay una heroína que ha golpeado a todos y cada uno de ellos, y ahora tiene su propia serie abierta. Los rumores son ciertos: ¡La Chica Ardilla estrena colección! Es fresca, es divertida, es única y pronto estará entre tus títulos favoritos.

Inicia sesión y deja un comentario