Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

Tokyo Ghoul, el terror que se diluye

Tokyo Ghoul

El nuevo manga de terror de Norma es un esfuerzo por contar bien una historia bastante típica.

Llevaba bastante tiempo oyendo hablar de Tokyo Ghoul, y siempre muy bien. A estas alturas ya no me fío demasiado de las recomendaciones de manga, sobre todo después de que me pusieran Ataque a los titanes como una obra maestra y me encontrara con… bueno, con Ataque a los titanes. Pero el caso es que tenía bastante curiosidad.

La historia en sí no tiene nada de especial: unos monstruos camuflados como personas se dedican a comerse a los habitantes de Tokio y un tipo gris descubre su submundo. Lo hemos visto mil veces y, si no hiciera spoiler con ello, os contaría dos o tres cosas más del argumento que os harían pensar en Anne Rice, en Jóvenes ocultos y hasta en Crepúsculo.

Tokyo Ghoul - Bicho

Kafka es un referente explícito.


Pero en narrativa lo importante no es tanto el qué como el cómo (ahí está la Cenicienta de Keneth Brannagh para demostrarlo). Aquí la forma aspira a mucho más que a vampiros vegetarianos y hombres lobo depilados. El capítulo 2 empieza dejando claro que sus referentes van por otros derroteros: Kafka y su Metamorfosis. No es el único momento en que aparece, ni la única obra. Las referencias a El huevo de la cabra negra, una novela dentro del manga que le sirve al protagonista como metáfora de lo que está viviendo, son constantes, convirtiéndose en una especie de ritornello que aparece y vuelve a aparecer.

La estructura presenta a la vez lo que son su principal acierto y su mayor defecto. Por un lado, aunque se trata de una serie publicada en revista, no termina cada capítulo con el consabido cliffhanger. Ese recurso, que si uno lee la revista no deja de ser útil, cuando se lee en tomo como hacemos nosotros provoca a menudo una desagradable sensación de artificiosidad. Si cada quince páginas tienes un clímax, no tienes momentos valle y al final esos clímax ya no son nada climáticos. Ishida no sigue esa convención, de manera que la narración es mucho más fluida y el tomo queda más cohesionado.

Sin embargo, sí que tiene un problema propio del manga industrial: como los marines americanos, no deja a nadie atrás. O lo que es lo mismo, todo se explica y se vuelve a explicar y se explicita para asegurarse de que ningún lector se pierde. Un poco como esos profesores que bajan tanto el nivel de clase que al final consiguen que los mejores alumnos se aburran y desconecten. Ishida a veces resulta molesto en ese sentido. Que el protagonista diga explícitamente que él es como tal personaje de El huevo de la cabra negra, cuando ya era una metáfora bastante clara, lastra la narración y es algo insultante para el lector.

Tokyo Ghoul - Página

Humanos, sois vacas. Haceos a la idea.


Eso sí, Ishida se toma en serio a sus personajes, empezando por los ghouls. Elia Barceló me dijo una vez que no conseguía creerse a los vampiros de Crepúsculo, porque ella no invitaría a una vaca al cine: se comería la hamburguesa. Los ghouls de este manga fingen ser personas e interactúan con los humanos porque es útil para comer, pero tienen claro que ellos no son humanos.

En cuanto al dibujo, Ishida tiene un registro amplio y lo sabe adaptar a lo que narra. Encontramos desde un dibujo extremadamente realista hasta caricaturas casi apenas abocetadas; desde primerísimos primeros planos hasta planos generales; desde fondos planos y tramas poco detalladas hasta claroscuros realmente tenebrosos. Y todo sin hacer alardes, porque Ishida es bueno y lo sabe, así que no necesita demostrárselo a nadie.

Tokyo Ghoul - Anime

Sí, hay anime. Y sí, Victor Hugo es un referente. Pero por lo que hemos leído por ahí, es bastante malo.


Lo curioso es que la historia empieza con un tono terrorífico que se va diluyendo poco a poco. Nunca deja de ser oscura, pero esas escenas iniciales tan impactantes dan paso poco a poco a un horror más psicológico, pero no tan bien conseguido. Habrá que esperar al segundo tomo para ver si sigue igual de bien que empieza.

Sinopsis

Tokyo Ghoul

Los ghouls, unos monstruos que se alimentan de carne humana, viven en Tokio. Cuando Kaneki se tope con uno de ellos, el azar cambiará su vida y tal vez la de todos, humanos y ghouls.

Inicia sesión y deja un comentario