Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

Blood Bowl: Team Manager, el fútbol americano de Warhammer

Orcos, elfos, humanos y otras razas en los más que amistosos partidos de fútbol del Viejo Mundo.

Blood Bowl: Team Manager es un juego de cartas no coleccionables diseñado por Jason Little que recoge el espíritu brutalmente deportivo de Blood Bowl, el juego de miniaturas publicado en 1987 por Games Workshop que refleja a modo de parodia el fútbol americano, pero situándolo en el mundo de fantasía heroica de Warhammer. Dejando de lado las figuras y algunas mecánicas propias del juego de Johnson, Blood Bowl: Team Manager emplea las cartas para para replicar el fútbol americano aderezado con toneladas de violencia al que juegan orcos, skavens, elfos, enanos y otras razas propias del universo de Warhammer y. ¿Que tres jugadores orcos tienen que romperle la columna vertebral a un elfo, o sacarle los dientes de un puñetazo a un enano? No importa, porque en Blood Bowl eso es lo más normal del mundo.

El juego de cartas me ha parecido un juego muy intuitivo y fácil de jugar, gracias en parte a lo sencillo de sus mecánicas (otra cosa es pillarle el truco para ganar) y en parte al atractivo manual que explica de manera detallada, clara, concisa y visualmente atractiva las reglas. Los componentes de Team Manager están golosamente ilustrados por numerosos artistas que han plasmado el fútbol americano de Warhammer en cada una de las cartas que forman el juego, por lo que además es una delicia para los sentidos. Es que la mitad del público se gana entrando por los ojos, y la otra mitad si el juego es bueno.

Un ejemplo de la zona de juego.

Un ejemplo de la zona de juego.


Ese toque de deckbuilding (robar cartas de mejora de equipo, por ejemplo), pero sin llegar a ser un Dominion, es una de las cosas que hacen funcionar este Team Manager, además de que obliga al jugador a romperse el coco para hacer llegar a buen puerto las jugadas que tiene en mente y no perder la partida. Todas las jugadas tienen momentos decisivos, y si calculamos todo de manera concisa y no a lo loco (como aquellos juegos en los que el azar lo decide todo), el juego resultará mucho más satisfactorio y querremos volver a probar suerte.

En la caja principal de Team Manager contamos con seis equipos para elegir: humanos imperiales, orcos, elfos silvanos, enanos, skavens y guerreros del Caos. Cada uno de ellos se caracteriza por unas habilidades concretas, por lo que requieren una manera de jugar distinta (a lo que se suman los jugadores estrella que pueden ser independientes de cada equipo). Por ejemplo, los humanos forman el equipo más equilibrado de todos, mientras que los guerreros del Caos son el equipo que más usa la fuerza física, los enanos se dedican más a crear barreras para evitar que el contrario marque y los skavens se caracterizan por la velocidad (junto con los elfos) y por lo tramposos que pueden llegar a ser.

¡Miedo!

¡Miedo!


La mecánica no es para nada complicada, al contrario de lo que ocurre en otros juegos similares. Cada jugador empieza sacando un jugador de su equipo a su zona de juego y usando sus habilidades en el momento de jugarlo. Se repite hasta el momento en que se complete el partido, bien porque se acaben las cartas de la mano o bien porque se ceda voluntariamente. Al final de una serie de partidos se da la jornada por acabada y se suman todos los puntos del marcador (un trozo de cartón muy chulo con ruedas para subir los goles) para determinar el ganador. Pero ni que decir tiene que dentro de su sencillez hay muchos factores a tener en cuenta, tales como los jugadores derribados (que aún pueden hacer cosas desde el suelo), los placajes, las carreras, el portar el balón para que sume puntos al final del partido, los pases, los dados que ofrecen un resultado aleatorio (una de las cosas más divertidas del juego) y las trampas de los skavens o de otros jugadores que las cometan, y que son también de lo más divertido del asunto porque al ser fichas que se colocan boca abajo en los jugadores «trampeados», no sabemos lo que tocará hasta que se les dé la vuelta.

No quiero extenderme mucho más porque mi intención realmente es hacer que lo juguéis, ya porque conozcáis el juego de miniaturas original o porque queráis probar otro juego de cartas no coleccionables que, irónicamente, añadir a vuestra colección. En el caso de Blood Bowl: Team Manager, a mí me ha dejado muy buen sabor de boca, por sus partidas relativamente cortas (no llegan a la hora de duración), por el espíritu que transmite de un partido brutal y salvaje de Blood Bowl en el que sentiremos cada golpe representado por la carta y por la sencillez en su diseño, que da ganas de jugar otra partida para conseguir la revancha.

Una instantánea de los simpáticos comentaristas.

Una instantánea de los simpáticos comentaristas.


Con la caja básica (por llamarlo de alguna manera, ya que es NO es un juego de coleccionar expansiones) Blood Bowl: Team Manager dará para un montón de partidas, y más teniendo seis equipos diferentes con sus propias estrategias. Pero en el caso de que se padezca el típico cansancio de jugar un juego hasta la saciedad y llegar a quemarlo, hay una ampliación llamada Muerte Súbita con nuevas cartas y tres equipos más: Paladines de la Muerte, elfos oscuros y vampiros de los Colmillos Negros, con hechicería de por medio, lo que da un toque diferente a los partidos. Lo mejor es que es un juego recomendable para todo tipo de jugadores, muy equilibrado y bien diseñado. Lo peor es que las cartas no son de una calidad extrema, por lo que recomiendo (como en cualquier juego al que se dé mucho uso, independientemente de lo duras que sean las cartas) ponerle unas fundas y así curarnos en salud.

Sinopsis

Blood Bowl: Team Manager - El juego de cartas

Blood Bowl es una apasionante y violenta exhibición de habilidad física, rotura de huesos y trampas descaradas. Los equipos de enanos, elfos silvanos, humanos, orcos, skaven y el Caos compiten entre sí a lo largo de una brutal temporada. El entrenador que cree el mejor equipo y atraiga la mayor cantidad de hinchas ganará el codiciado premio al Entrenador del Año de la revista Spike!; el entrenador que fracase... bueno, las Estrellas del Caos cocinan y se comen a su entrenador cuando pierden la temporada (¡aunque si ganan tienen permitido comérselo crudo!).

Blood Bowl: Team Manager - El juego de cartas es un juego de cartas completo para 2-4 entrenadores que te permite vivir la emoción de una temporada entera de Blood Bowl. Personaliza tu equipo eligiendo Jugadores estrella, contratando miembros del cuadro técnico, mejorando tus instalaciones y haciendo trampas como un loco.

Inicia sesión y deja un comentario