Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

15 escritores de fantasía dan consejos a sus yos del pasado

Traducimos los cinco que más nos han gustado :)

El pasado miércoles, Shawn Speakman (autor de The Dark Thorn y editor de la antología Unfettered) publicaba un artículo en Suvudu con las respuestas que distintos escritores de fantasía daban a la pregunta: «¿Qué consejo sobre escritura darías a tu yo más joven?». Los 15 consejos merecen la pena y son muy variados, desde el «busca agente cuanto antes» de C. S. Friedman hasta el «no tengas miedo a equivocarte en el primer borrador» de David Farland, pasando por el «que tú entiendas lo que escribes no significa que los demás también» de Daniel Abraham.

Pero los siguientes cinco han sido nuestros favoritos destacados, de modo que nos hemos tomado la libertad de traducirlos aquí. Vale, es un poco trampa que el de Brent Weeks sea doble, pero a cambio el de Rothfuss es muy corto. Vamos con ellos.

Termina. Basta ya de escribir historias y dedicarte a posponer el final empezando un relato nuevo en lugar de acabar el que tienes entre manos. Creo que a los escritores jóvenes les cuesta mucho comprometerse con un final y decir: «Esta es la historia».

Robin Hobb.

Rothfuss y Orullian

Patrick Rothfuss y Peter Orullian haciendo el heavy.

Adopta ahora mismo una firma que tenga estilo, porque, cuando por fin publiques como treintañero, será imposible convertir ese garabato tan cutre en algo que mole.

Patrick Rothfuss.

1. Busca en internet todo nombre propio y palabra que inventes. El subconsciente hace cosas raras y de vez en cuando se cuelan cosas que no sabías que no fuesen tuyas. En El camino de las sombras necesitaba poner nombre a una organización clandestina y sombría, por lo que uní el prefijo «sa-», que había inventado yo y significa «señor(es) de», con «Kagé», que me sonaba así como sombrío. Por desgracia, «kagé» significa exactamente «sombra» en japonés. Para estar en un mundo fantástico que fusiona oriente y occidente, era un poco demasiado obvio (y eso que ni siquiera sé japonés). También hay veces en las que se te ocurre un personaje muy secundario y no te das cuenta de que comparte nombre con el adorado protagonista de alguna otra cosa, que quizá hayas leído y quizá no. Google es tu amigo. No tienes excusa.

2. Este consejo es personal y seguramente no servirá de mucho a nadie más. Pero ¡tío! Sí, tú, yo del pasado. Nada de apóstrofos. ¿Apóstrofos en fantasía? Muy de los noventa. Por supuesto, llegué a esta conclusión después de escribir una serie muy popular a la que tengo intención de volver, con lo que seguiré escribiendo nombres de fantasía con apóstrofos… hasta la muerte.

Brent Weeks.

Brent Weeks

Brent Weeks rematando una sesión de firmas.

En 2005 llegará un momento en que estés en condiciones de terminar Príncipe del mal en dos semanas. Da el callo esas dos semanas y envía el manuscrito de inmediato. Si la cosa va viento en popa, quizá salgas publicado antes que Joe Abercrombie, y así dirán por ahí que él te copió a ti. Y más o menos, eso es todo. No hay nada más que querría haber hecho de otra forma.

Mark Lawrence.

Y por último,

Filtra a base de bien las personas a las que aceptas consejos de escritura.

Peter Orullian.

Inicia sesión y deja un comentario