Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

Así iba a ser «Canción de hielo y fuego»

Carta GRRM - Destacada

Traducimos íntegramente la descripción de la serie que hizo George R. R. Martin a su agente.

Si no habéis vivido bajo una piedra estos últimos días, seguramente ya sabréis que se ha filtrado la carta original que George R. R. Martin envió a su agente, el fallecido Ralph Vicinanza, en la que esbozaba las tramas generales de su «Canción de Hielo y Fuego» tres años antes de la publicación de Juego de tronos. No es ninguna novedad que al principio Martin concebía su serie como una trilogía, ni tampoco que pensaba hacer envejecer a los personajes al menos una década entre libro y libro, pero ahora por primera vez tenemos detalles sobre las líneas argumentales que tenía planeadas antes de convertir su trilogía en heptalogía y enmarañarlo todo muchísimo más.

Daenerys Targaryen
Traducimos la carta entera para que no os perdáis detalle. No hay spoilers propiamente dichos sobre los libros publicados, ya que su trama diverge bastante de la de este primer borrador. Pero sí hay las suficientes similitudes e insinuaciones como para avisar a los más puntillosos: no deberíais seguir leyendo si no queréis tener la menor pista de por dónde podrían ir los tiros generales de «Canción de hielo y fuego»… o la posible confirmación o refutación de una popular teoría sobre la serie. Estáis avisados. O hypeados, según se mire.

GRRM - Encabezado de carta
Querido Ralph:

Aquí tienes los primeros trece capítulos (170 páginas) de la novela de alta fantasía que te prometí, que llevará por título Juego de tronos. Cuando esté terminada, será el primer volumen de lo que visualizo como una trilogía épica con el título general de «Canción de Hielo y Fuego».

Como sabes, nunca esbozo las novelas por adelantado. Cuando sé exactamente hacia dónde va un libro, pierdo todo el interés en escribirlo. Sin embargo, sí que tengo algunas ideas claras sobre la estructura general de la historia que estoy contando y sobre el destino que espera a muchos de los personajes principales de la trama.

A grandes rasgos, se plantean tres grandes conflictos en los capítulos que te adjunto. Serán los que compongan las mayores líneas argumentales de la trilogía, y se entremezclarán para formar lo que debería ser (espero) un tapiz narrativo complejo pero emocionante. Cada uno de estos conflictos supone una gran amenaza para la paz de mi territorio imaginario, los Siete Reinos, y para las vidas de los protagonistas.

La primera amenaza surge de la enemistad entre las grandes casas Lannister y Stark, envueltas en un ciclo de tramas, contratramas, ambición, asesinatos y venganza, con el Trono de Hierro de los Siete Reinos como premio a alcanzar. Será la que constituya el esqueleto del primer volumen de la trilogía, Juego de tronos.

Pero mientras el león de Lannister y el huargo de Stark se enseñan los dientes, cobra forma una segunda y más grave amenaza al otro lado del mar Angosto, donde los señores de los caballos dothraki reúnen sus hordas bárbaras para invadir los Siete Reinos, guiados por la feroz y hermosa Daenerys de la Tormenta, la última de los Señores Dragón Targaryen. La invasión dothraki será la historia central de mi segundo volumen, Danza de dragones.

Sin embargo, el mayor peligro de todos procede del norte, de los páramos helados más allá del Muro, donde unos demonios semiolvidados surgidos de la leyenda, los inhumanos «Otros», alzan gélidas legiones de entre los no-muertos y los nunca-nacidos y se disponen a cabalgar los vientos de invierno para aniquilar todo lo que llamamos «vida». Entre los Siete Reinos y una noche eterna solo se interponen el Muro y los escasos hombres de negro que se hacen llamar la Guardia de la Noche. Su historia constituirá el núcleo de mi tercer volumen, Vientos de invierno. Además, la batalla final unirá a los personajes y los hilos argumentales que quedan de los dos primeros libros y lo resolverá todo con un enorme clímax.

Estos trece capítulos deberían darte una idea de cuál será la estrategia narrativa. Los tres libros compondrán un mosaico complejo de puntos de vista entrecruzados entre varios personajes del extenso y variado reparto. Los personajes no seguirán siendo siempre los mismos: morirán personajes viejos y se presentarán otros nuevos. Algunas de las bajas serán personajes de punto de vista a los que el lector habrá cogido cariño. Quiero dar la sensación de que ningún personaje está a salvo del todo, ni siquiera aquellos que parecen ser los héroes. El suspense siempre aumenta si sabemos que todo personaje puede morir en cualquier momento.

Sin embargo, habrá cinco protagonistas que lleguen al final del tercer volumen, después de pasar de niños a adultos mientras hacen evolucionar el mundo y a sí mismos. En cierto sentido, mi trilogía es casi una saga generacional que narra la vida de estos cincos personajes, tres masculinos y dos femeninos. Los cinco jugadores principales son Tyrion Lannister, Daenerys Targaryen y tres de los niños de Invernalia: Arya, Bran y el bastardo Jon Nieve. Todos ellos se presentan hasta cierto punto en los capítulos que te adjunto.

Esto será bastante épico (espero). Épico en escala, épico en acción y épico en longitud. Los tres volúmenes serán libros gordos de verdad, entre las 700 y las 800 páginas de manuscrito, por lo que las cosas apenas acaban de arrancar en los trece capítulos que te envío.

Tengo una idea bastante clara de cómo va a desplegarse la historia del primer volumen, Juego de tronos. Las cosas empeorarán mucho para los Stark antes de mejorar, me temo. Lord Eddard Stark y su esposa Catelyn Tully están condenados a perecer a manos de sus enemigos. Ned descubrirá lo que ocurrió a su amigo Jon Arryn, pero el rey Robert sufrirá un desafortunado accidente antes de que pueda hacer nada al respecto y el trono pasará a su hosco y cruel hijo Joffrey, todavía menor de edad. Joffrey no se mostrará comprensivo con Ned y lo acusará de traición, pero antes de su captura Ned podrá ayudar a su esposa y a su hija Arya a escapar hacia Invernalia.

Cada una de las familias en disputa descubrirá que tiene un miembro de dudosa lealtad en su seno. Sansa Stark, casada con Joffrey Baratheon, tendrá un hijo suyo, el heredero al trono. Cuando llegue el momento de la verdad, elegirá a su marido y su hijo sobre sus padres y hermanos, decisión que más tarde lamentará con amargura. Mientras tanto Tyrion Lannister, cada vez más desencantado con su propia familia, trabará amistad con Sansa y con su hermana Arya.

El joven Bran saldrá del coma después de tener un extraño sueño profético, para descubrir que jamás podrá andar de nuevo. Se dedicará a la magia, al principio con la esperanza de restaurar sus piernas y luego por la magia misma. Tras la ejecución de su padre, Eddard, Bran vislumbrará la oscuridad que está cayendo sobre ellos, pero ninguna advertencia suya impedirá que su hermano Robb llame a los banderizos a la rebelión. Todo el norte se inflamará de aires de guerra. Robb tendrá varias victorias gloriosas y mutilará a Jeoffrey Baratheon en combate, pero al final no logrará resistir contra Jaime y Tyrion Lannister y sus aliados. Robb Stark morirá en batalla y Tyrion Lannister asediará e incendiará Invernalia.

Jon Nieve, el bastardo, se quedará en el lejano norte. Evolucionará hasta convertirse en un explorador de gran valentía, y terminará reemplazando a su tío en el puesto de comandante de la Guardia de la Noche. Cuando arda Invernalia, Catelyn se verá obligada a huir al norte con su hijo Bran y su hija Arya. Perseguidos por jinetes Lannister, pedirán asilo en el Muro, pero los hombres de la Guardia de la Noche renuncian a sus familias cuando visten el negro y Jon y Benjen no podrán darles cobijo, para gran angustia de Jon. La situación llevará a un amargo distanciamiento entre Jon y Bran. Arya será más comprensiva… hasta que, aterrorizada, caiga en la cuenta de que se ha enamorado de Jon, que no solo es su medio hermano sino también un miembro de la Guardia de la Noche que ha hecho juramento de celibato. Esta pasión seguirá atormentándolos a ambos a lo largo de la trilogía, hasta que el secreto de la auténtica ascendencia de Jon se revele por fin en el último libro.

Rechazados por la Guardia de la Noche, Catelyn y sus hijos verán que su única esperanza de llegar a un lugar seguro está más al norte incluso, al otro lado del Muro. Allí caerán en las garras de Mance Ryder, el Rey-más-allá-del-Muro, y podrán vislumbrar a los inhumanos Otros cuando estos ataquen el campamento de los salvajes. La magia de Bran, la espada Aguja de Arya y la ferocidad de sus huargos contribuirán a su supervivencia, pero su madre, Catelyn, morirá a manos de los Otros.

En el lado opuesto del mar Angosto, Daenerys Targaryen descubrirá que su flamante marido, el khal dothraki Drogo, tiene muy poco interés en invadir los Siete Reinos, actitud que frustra mucho al hermano de ella. Cuando Viserys se empecine en sus pretensiones más allá de lo que dictan el tacto o la sabiduría, khal Drogo terminará por irritarse y lo matará sin pensárselo, eliminando así al aspirante Targaryen al trono y dejando a Daenerys como la última de su linaje. Daenerys esperará el momento oportuno, pero no olvidará. Cuando llegue ese momento, matará a su marido para vengar a su hermano y huirá junto a una persona de confianza hacia las tierras salvajes más allá de Vaes Dothrak. Allí, perseguida por los jinetes de sangre dothraki que pretenden acabar con su vida, Daenerys encontrará el escondrijo de unos huevos de dragón. La eclosión de una cría de dragón conferirá a Daenerys el poder para doblegar a los Dothraki y empezar a planear su invasión de los Siete Reinos.

Tyrion Lannister seguirá viajando, intrigando y jugando al juego de tronos hasta que derroque a su sobrino Joffrey, asqueado por la brutalidad del niño rey. Jaime Lannister será el sucesor de Joffrey en el trono de los Siete Reinos, por el sencillo método de matar a todos sus predecesores en la línea sucesoria y culpar de las muertes a su hermano Tyrion. En el exilio, Tyrion cambiará de bando y hará causa común con los Stark supervivientes para derribar a su hermano, enamorándose perdidamente de Arya Stark en el proceso. Su pasión no es correspondida, pero no por ello pierde intensidad y llevará a una mortífera rivalidad entre Tyrion y Jon Nieve.

[7 líneas censuradas.]

Pero esto será ya en el segundo libro…

Espero que puedas encontrar editores a los que todo esto emocione tanto como a mí. Puedes compartir esta carta con quien quiera saber cómo continúa la historia.

GRRM - Pie de carta
¿Qué, cómo se os queda el cuerpo?

Inicia sesión y deja un comentario

5 Responses to “Así iba a ser «Canción de hielo y fuego»”

  1. TsukiNoKagami TsukiNoKagami dice:

    Pues, la verdad, da un poco de rabia porque me gusta mucho más que lo que ha acabado haciendo (bueno, acabar, acabar no ha acabado nada). Creo que las cosas se le empezaron a ir de las manos en el tercero y que en lugar de aprovechar el cuarto para enderezar un poco el asunto lo lió todo todavía más, y del quinto ya ni hablamos. Con la cantidad de tramas que tiene ahora mismo abiertas sin visos de resolverse, CdHyF empieza a soltar un tufillo a Lost, porque es imposible que logre concebir un final satisfactorio. Una pena, ojalá se hubiera contenido un poco! Un saludo :)

    • José María dice:

      Ciertamente, la trama original tenía algunos aspectos muy positivos pero otros… ¿¿¿una relación entre Arya y Jon??? Ni de coña, y menos si ello supondría dedicarle casi un volumen de tortura emo… Creo que la historia de Daenerys se le ha ido un poco de las manos, con subtramas muy tediosas, pero en general le ha salido un buen cuadro, muy dilatado y con pinta de «culebrón»,sí. Diría que cuando se metió con los Bolton y los Greyjoy, se le fue de las manos, y sin embargo, resulta también muy efectivo.

    • Manu Viciano Manu Viciano dice:

      Bueno, siempre puede hacer una masacre de las suyas y quitarse de encima a medio reparto. In George We Trust :)

      • TsukiNoKagami TsukiNoKagami dice:

        Sí, claro. Pero matar a un montón de personajes cuyas historias llevamos leyendo desde hace 3000 páginas para poder terminar como Dios manda las tramas más importantes no es una buena manera de acabar. Es una timada, vaya. Para eso, que se hubiera limitado a lo que tenía pensado en un principio. Que se hubiera centrado en esos cinco protagonistas en vez de acabar contado la vida y milagros de Paquita, limpiacopas en el castillo de Lord Manolín (así, exagerando un poquito :P), que total, acaba muriendo en la página 627 sin haber hecho nada importante.

  2. Adriana dice:

    Pues a mi me gusta como está, es cierto que ha complicado mucho las cosas, pero si no lo hubiese hecho, no nos gustaría tanto como nos gusta.
    Respecto a la idea original, es todo bastante parecido, incluso recuerdo leer teorías sobre el posible futuro «incestuoso» de Arya y Jon (erróneas, espero).
    Solo nos queda seguir rezando a San Georgito y a ver qué pasará.