Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

Nuevos textos de J. K. Rowling sobre Harry Potter y las Reliquias de la Muerte

La autora desvela en Pottermore por qué los tíos de Harry Potter odiaban tanto al mago.

No es una mala idea que, una vez acabada tu serie de siete libros, decidas de vez en cuando regresar al mundo que creaste para darle un par de vueltas más y ofrecer a tus muchos lectores (porque son muchos en el caso que nos ocupa) nuevos detalles sobre los personajes que creaste. Eso es lo que hace J.K. Rowling, que no parece dispuesta a dejar marchar a Harry Potter por mucho que haga años que su último libro, Harry Potter y las Reliquias de la Muerte, llegase a librerías.

Como sabéis, la web que canaliza estos impulsos de la autora se llama Pottermore y acaba de actualizarse con quince «momentos» (fragmentos audiovisuales o escritos que complementan los libros) correspondientes a la última novela de la serie. De esos quince momentos, cinco incluyen textos nuevos de Rowling, entre ellos nuevos detalles sobre los hechizos de extensión, la espada de Gryffindor, la alquimia y los estudiantes a los que el sombrero tardó más tiempo en asignar casa en la historia de Hogwarts.

Pottermore - Harrys señuelo

«Harrys señuelo», un momento de Pottermore.


Pero el momento que más cola ha traído es el que revela por qué los Dursley (los tíos que acogen al pequeño mago) odian tanto a Harry Potter. La escena en cuestión transcurre durante una cena que reunió a Petunia y Vernon Dursley con Lily y James Potter. Hubo una tensa conversación entre Vernon, un muggle común, y James, el afamado mago, que fue subiendo de tono y acabó estallando cuando Vernon preguntó a Potter qué coche conducía, a lo que el mago contestó «una escoba». Después de aquello, jamás volvieron a verse. Y lo que ocurrió fue que el pequeño Harry tuvo que mudarse a vivir con ellos y para el tío Vernon, Harry era demasiado parecido a su cuñado James como para no poder evitar odiarlo sin remedio. «Un poco como le ocurre a Severus Snape», ha añadido la autora.

Desde Pottermore aseguran que seguirán añadiendo contenido nuevo incluso después de haber llegado al último libro, cuyos momentos han sabido a poco a los fans. Entre ese contenido nuevo posiblemente habrá un «test de Patronus» que la propia Rowling ya tiene escrito.

Inicia sesión y deja un comentario