Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

A mí no me engañas, la realidad en entredicho

Relatos llenos de magia, superheroínas con poderes y cosas de la vida misma.

¿Quién es Kelly Link? ¿Por qué hay una antología de relatos de género publicada en Seix Barral? Y sobre todo, ¿qué hacemos hablando de un libro así en Fantífica? Son quizá las primeras preguntas que se le pueden ocurrir a cualquiera que pase por aquí habitualmente y vea que no estamos comentando algunas de las novedades de los sellos de ciencia ficción o fantasía habituales. Pero por suerte hay vida un poco más allá. Libros en los que la fantasía se cuela entre las rendijas de la realidad y nos dejan historias maravillosas. Ya nos pasaba hace algunos años cuando reseñamos Hic sunt dracones: cuentos imposibles de Tim Pratt, una de las mejores antologías que pueblan el catálogo de Fata Libelli. En esta ocasión hablamos de Kelly Link, una autora de Miami que se dedica en su mayor parte a escribir relatos y que también tiene una editorial independiente llamada Small Beer Press con su pareja.

A mi no me engañas - Kelly Link
Magic for Beginners quizá sea uno de sus libros más conocidos y laureados, una antología de relatos fantásticos publicada por su editorial en el año 2006 y que recoge una gran cantidad de premios y candidaturas a los premios Locus, Nebula o Hugo. Y algunos de ellos se encuentran en castellano: Seix Barral se preocupó en 2011 de publicar Magia para lectores, una antología que en la que recopilan algunos de los mejores cuentos que se encontraban en Magic for Beginners y Stranger Things Happen. El pasado mes de septiembre se publicó A mí no me engañas, que recoge íntegramente las historias de la última antología en inglés de Link, Get in Trouble: Stories. Es una buena señal, ya parece que Link gusta en España, al menos lo suficiente como para que se la siga publicando. ¿Venís a descubrirla con nosotros?

Superhéroes, Disney y las baldosas amarillas

La realidad y las experiencias cotidianas son las bases de las historias que cuenta Link. En A mí no me engañas hay adolescentes (muchas) que no saben muy bien qué hacer con su vida, madres solteras, chicas que tienen sus primeras experiencias con chicos, adultos que acaban de salir de un matrimonio complicado y hasta algunas que quedan con hombres mucho mayores que ellas a los que solo conocen a través de un MMORPG. Hay de todo: nostalgia, malas decisiones, problemas cotidianos, amor, desengaños y familias rotas, pero también hay superhéroes, naves espaciales, vampiros, universos de bolsillo y criaturas mágicas.

Kelly Link y Lev Grossman

Kelly Link presentando el libro con Lev Grossman.


¿Qué ocurre cuando esa chica que no sabe qué hacer con su vida se dedica a cuidar a unas criaturas misteriosas y no puede abandonarlas? ¿O si la chica del MMORPG y el hombre adulto quedan en un hotel en el que se celebran dos convenciones, una de dentistas y otra de superhéroes (de verdad)? ¿O si esa madre soltera es en realidad una superheroína capaz de flotar y habla sobre la vida que ha compartido con un superhéroe amigo de la infancia? ¿Y si aquel matrimonio tan complicado no es entre dos humanos? Bueno, pues eso es más o menos lo que viene a ser la fantasía de Kelly Link.

En A mí no me engañas he encontrado algunos momentos irregulares, como La moraleja o El Valle de las Chicas, relatos que en mi opinión no están a la altura del resto, no logran captar del todo la esencia de la autora y no pegan con tanta fuerza, pero eso no quita que el resto sean para enmarcar. Me ha encantado la magia muy al estilo de Gaiman (un autor que no dudaría en comparar con Link en muchas ocasiones) que hay en Los del verano, o el relato gótico de fantasmas que se narra en una nave espacial en Dos casas, o el cachondísimo pero al mismo tiempo incómodo Identidad secreta, o las referencias y la bofetada de realidad que se encuentran en otros como Orígenes.

Get in Trouble - Portada
En A mí no me engañas encontraremos nueve relatos de entre treinta y cincuenta páginas, que se leen en un suspiro y nos obligan a darle un poco a la materia gris. Son sencillos de leer, eso sin duda (y aprovechamos para destacar la genial labor de traducción de Maia Figueroa), pero al mismo tiempo en ocasiones hacen gala de una imaginería a la que es un poco difícil seguir la pista, como podría ser el caso de El Valle de las Chicas. También hay relatos más ligeros, protagonizados por adolescentes que hacen fiestas en las que hablan de novios, de novios reales y de unos muñecos que parecen reales y también son sus novios, muñecos con aspectos de vampiro o de hombres lobo pero muy apuestos y educados. ¿Le suenan a alguien? Es la manera que tiene Link de tratar las obsesiones adolescentes y el paso a la madurez. Todo ello desde el punto de vista de las mujeres, protagonistas indiscutibles de la antología.

A mí no me engañas es el volumen con el que he descubierto a Kelly Link, y espero que no tardemos demasiado en ver más traducciones de sus relatos al castellano, ya sea gracias a la arriesgada apuesta de Seix Barral o la cantidad de buenas antologías que siguen apareciendo poco a poco en nuestro idioma.

Sinopsis

A mí no me engañas

Kelly Link ha sido definida por Michael Chabon como «la voz más oscuramente lúdica de la ficción estadounidense». Los nueve cuentos de este nuevo libro de Kelly Link sumergen al lector en un universo ficticio inolvidable y expanden los límites del género del relato. Huracanes, astronautas, gemelos malvados, contrabandistas, el mago de Oz, superhéroes, iguanas, pirámides… éstos son algunos de los talismanes de una imaginación capaz de maravillarnos como pocos autores contemporáneos. Los cuentos de A mí no me engañas rebosan fantasía, pero también humor y generosidad hacia la fragilidad y las fuerzas ocultas que residen en todos nosotros.

Inicia sesión y deja un comentario