Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

A todo vapor, recorrido en tren por el pasado del Mundodisco

¡La cuadragésima novela del Mundodisco viene a toda máquina!

Treinta y nueve novelas, que se dice pronto, es el número de libros que hay detrás de A todo vapor, la cuadragésima entrega del más que conocido Mundodisco de Terry Pratchett, de la que podéis leer su principio aquí mismo. También es la tercera protagonizada por Húmedo Von Mustachen, un delincuente muy espabilado que gracias a los favores del Patricio de Ankh-Morpork ha sido responsable de la creación de la Oficina de Correos, el Banco Real y la Casa de la Moneda, que ahí es nada. También es la sexta de la subsaga de la revolución industrial, entre las que se encuentran otras grandes novelas como La verdad o Cartas en el asunto. Y como todos y cada uno de los libros de Mundodisco, podéis obviar todo lo que acabo de decir, abrir sus páginas sin tener idea del vasto mundo desarrollado por Pratchett y empezar a reír como si no hubiera un mañana.

A todo vapor - Portada

¡Pasajeros al tren!

La novela empieza como muchas de las del Maestro, sentando las bases para los acontecimientos que se van a desarrollar a posteriori, normalmente con personajes que los más aficionados tampoco conocen. En este caso, le toca el turno a Dick Simnel, un ingeniero autodidacta (todo un problemón eso de dedicarse a un oficio para el que no hay gremio) que vive en Sto Lat y un buen día crea la Traviesa de Hierro, la primera locomotora del Mundodisco. Con todo lo que ello conlleva, claro: antes no había quien comiera marisco después del viaje en carreta desde Quirm, o sí, pero vaya usted a saber lo que ocurría después. También era muy complicado visitar parientes, trabajar en las afueras y todas esas comodidades a las que estamos acostumbrados en el Mundobola. Y como era de esperar, también es un negocio muy lucrativo y determinante que debe ser administrado por las autoridades… o la autoridad, en este caso.

Vetinari no tarda en darse cuenta del potencial de la industria del ferrocarril y envía a Húmedo Von Mustachen a negociar con Simnel para traer a Ankh-Morpork y, por lo tanto a la civilización, el invento más importante desde el banco, o el correo, o el periódico, o el cine. Bueno, un invento importante, en todo caso. Y así es como se complica y se va desarrollando la trama. Todo el mundo quiere que las vías del ferrocarril pasen cerca de su casa, pero no mucho, que el ruido y el carbón molestan.

Raising Steam - Portada EEUU

La portada estadounidense.


También está por ahí Premoniciones Inmobiliarias YVALR Escurridizo para aprovechar el tirón de vivir en las afueras, ahora que están mejor conectadas. Y Vetinari tiene claro que Jdienda tiene que ser la primera gran ciudad a la que llegue la Traviesa de Hierro, y eso son muchos kilómetros de vía, mucho trabajo y muchos problemas. Esta idea de Vetinari viene a ser uno de los hilos conductores de la trama, pero no se empieza a desarrollar hasta muy entrada la novela y llega muy tarde, lo que hace que la lectura se haga un poco pesada en la primera parte del libro.

Es posible que A todo vapor sea uno de los títulos más flojos de la saga. Para los estándares mundodisqueros quizá eso sea como decir que es un libro normalito, claro. Los que ya vayan muy rodados van a encontrar todo tipo de referencias a novelas anteriores y también muchos de los temas que Pratchett ya ha tocado de una u otra manera. La Batalla del Valle de Koom que tuvo lugar en ¡Zas! es uno de los pilares de la trama, que al estar protagonizada por Húmedo también trata el tema de los avances del Ankh-Morpork. Hay clacs y muchos trasgos, ya que estos terminan siendo muy aficionados a las locomotoras. Y así. No es algo malo de por sí, pero nos deja con la sensación de leer algo que quizá ya habíamos leído, un autohomenaje, una referencia de Pratchett a sí mismo.

A todo vapor - Mapa
Sigue siendo Pratchett, sigue haciéndonos reír y sigue lleno de notas al pie, de eso no hay que preocuparse. El Despacho Oblongo de Vetinari sigue siendo uno de los escenarios clave donde se toman las decisiones más importantes. Adora Belle y Del Crepúsculo la Oscuridad ponen chicha a la trama, aparecen Rhys Hijoderhys y muchos enanos, Húmedo sigue haciendo de las suyas y se vuelve a liar una muy gorda con los grags. El ferrocarril fue el último regalo de Terry Pratchett a la tecnología del Mundodisco y no querréis perderos cómo llegó a fundarse, ¿verdad?

Sinopsis

A todo vapor

El progreso ha llegado a Mundodisco a lomos de una locomotora de vapor. Sus habitantes acuden en masa a admirar el revolucionario prodigio de la técnica, obra de un joven inventor autodidacta llamado Dick Simnel. Inmediatamente Lord Vetinari decide apropiarse de la máquina y nombra a Húmedo von Mustachen, su hombre para todo, responsable de la operación. Entre tanto, estalla una revuelta política entre los enanos, que planean atentar contra su rey y sabotear el ferrocarril. Von Mustachen tendrá que esquivar muchos escollos para evitar que todo descarrile.

Inicia sesión y deja un comentario