Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

Autoridad, de Jeff VanderMeer

La segunda parte de la trilogía Southern Reach se hace algo pesada de leer.

La duodécima expedición al Área X había llegado a su fin. Las supervivientes, tal y como había ocurrido con las once expediciones anteriores, habían vuelto a aparecer en las inmediaciones de la zona y habían sido recluidas en las instalaciones de Southern Reach para su estudio. Control recibe la misión de interrogar a la bióloga y sonsacarle lo máximo posible antes de que le ocurra lo mismo que al resto de supervivientes o de que la Central pida un traslado para investigarla por su cuenta. Así comienza Autoridad, la segunda parte de la trilogía Southern Reach que se puso a la venta el pasado mes de septiembre, y que supone un cambio muy abrupto en comparación a la primera parte de la trilogía y no dejará indiferente a nadie.

Descontrol y mentiras

torredesintra

La torre invertida de Sintra en Portugal


Lo primero que nos llama la atención cuando abrimos Autoridad es el narrador, claro. La bióloga de Aniquilación deja paso a Control, también conocido como John Rodríguez. Control comenzó a trabajar en Southern Reach gracias a su madre, que es una empleada de la Central, y su peor pesadilla empieza cuando llegan a las instalaciones las supervivientes de la duodécima expedición al Área X. La Voz, el empleado de la Central ante el que responde el protagonista, va marcando las pautas y los objetivos del chico, que poco a poco se irá dando cuenta que no todo es lo que parece en Southern Reach. La subdirectora Grace y los empleados del Departamento de Ciencias serán, en esta ocasión, los secundarios de la función.

Secundarios que juegan a desconcertar y poner patas arriba todo lo que Control cree ir descubriendo sobre la duodécima expedición y que también juegan un papel clave en el desconcierto del lector. A todo esto hay que sumarle la figura de la bióloga, que se ve sometida a varios interrogatorios conducidos por el protagonista en los que se irán dejando caer datos sobre lo acontecido y también plantearán nuevos misterios —por si fueran pocos—. Autoridad es una novela de personajes, de afiliaciones y de relaciones personales. No todo es lo que parece en Southern Reach y en la Central, y Control acaba siendo el peón de algo mucho mayor que los lectores desconocemos y es posible que nunca se nos llegue a desvelar. Los recuerdos de John también estarán muy presentes a lo largo de toda la narración, en la que la relación con su madre jugará un papel determinante.

Fuera pero dentro del Área X

areax
La novela tiene lugar en las instalaciones de Southern Reach, en el exterior de la prístina e inquietante naturaleza que Vandermeer nos presentaba en el primer libro de la saga. Lo genial es que gracias a su buen hacer literario el autor consigue que estar fuera del Área X sea igual de inquietante que estar dentro. Los pasillos laberínticos de las instalaciones de la agencia gubernamental, las afueras del lugar, la frontera del Área X y la cercana ciudad de Hedley parecen cubiertas por una misteriosa niebla, desdibujadas en un lienzo imposible que se mezcla con los recuerdos del protagonista. Y eso es bueno, muy bueno. El escenario ausente, no obstante, sigue siendo protagonista de los acontecimientos. Los sucesos que tuvieron lugar en la última expedición, los secretos sobre las expediciones anteriores, el faro, la torre y el principio de todo seguirán teniendo recorrido en esta parte de la trilogía. Todo ello desde la mirada siempre inquisitiva de Control.

El gran defecto de la novela —siempre en mi opinión, claro— es el exagerado cambio de tono con respecto a la primera parte. Mientras que en Aniquilación teníamos un libro lleno de interrogantes y misterios que se iban desvelando poco a poco y la acción era constante: siempre ocurrían cosas entre las geniales descripciones del Área X que hacía Vandermeer; Autoridad es un libro mucho más pausado, más introvertido y reflexivo. Control es una persona abocada a la rutina y a la reflexión: las regresiones hacia el pasado del protagonista y sus monólogos interiores intentando desentrañar las verdaderas intenciones de los secundarios son constantes. Todo esto sumado al estilo confuso de la novela se convierte en una mezcla explosiva en el mal sentido que hace que el resultado final se resienta mucho. Por suerte, la traducción del libro corre a cargo de Maia Figueroa Evans y ha realizado un trabajo impecable. La dicción y el estilo de Vandermeer, uno de los grandes logros de la novela, está perfectamente reflejada en la traducción al castellano.

El camino a la aceptación

Aceptación - Agenda - Destacada
Autoridad es un camino pedregoso que nos lleva hacia el desenlace de la trilogía Southern Reach. No es un mal libro, pero desvía tanto la atención de lo realmente interesante que se hace muy pesado de terminar. Es obvio que Vandermeer tiene todo pensado y que las revelaciones que han tenido lugar en la novela serán cruciales para el desenlace en la tercera parte que se acaba de poner a la venta, pero el interés que despierta un libro como Autoridad a nivel individual es muy escaso. Sí que está claro que Vandermeer sabe como mantener a los lectores interesados en los misterios que ha ido planteando, también que Aceptación no aportará respuestas para resolverlo todo; pero ya estamos fritos por saber cómo termina la trilogía. Nos vemos en el Área X.

Sinopsis

Autoridad

Durante treinta años, el único contacto humano con el Área X, una zona donde una naturaleza malvada ha acabado aparentemente con toda forma de vida humana, han sido las expediciones enviadas por la agencia estatal Southern Reach. Después del fracaso de la expedición número 12, narrada en la primera parte de la trilogía, Aniquilación, la agencia se encuentra sumida en el caos.

John Rodriguez ha sido nombrado nuevo director de la agencia. Con la única ayuda de un equipo en el que no puede confiar, Rodriguez debe desentrañar qué sucedió en la última expedición. Pero a medida que resuelve los enigmas que rodean el Área X, Rodriguez se ve enfrentado también a su propia verdad y a la de la agencia que dirige. Y las consecuencias de todo ello pueden ir mucho más lejos de lo que imagina.

Inicia sesión y deja un comentario

2 Responses to “Autoridad, de Jeff VanderMeer”

  1. Miquel Codony dice:

    A mí me gusta mucho toda la parte del farero.
    Y en la versión original hay un easter egg compartido entre Autoridad y Aniquilación que se pierde en la traducción (no es más que una curiosidad)