Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

Final Fantasy XV: Episode Duscae, la fantasía que está por llegar

La nueva entrega de la saga saca músculo con esta pequeña demostración.

Casi nueve años han pasado ya desde que se mostró al público por primera vez Final Fantasy Versus XIII, tercera entrega de un ambicioso universo compartido que llevaba por subtítulo Fabula Nova Crystallis y que englobaba tanto el Final Fantasy XIII como este que nos ocupa y el llamado Final Fantasy Agito XIII de PlayStation Portable. Como habréis podido deducir si sois un poco avispados, la cosa no salió como estaba planeada en un principio: Final Fantasy XIII acabó por tener tres entregas, Final Fantasy Agito XIII terminó llamándose Final Fantasy Type-0 (os hablaremos de él en unas semanas) y Final Fantasy Versus XIII terminó por convertirse en la decimoquinta entrega de la saga. Un lío, vamos.

Nomenclaturas laberínticas aparte, nueve años son muchos para un desarrollo en la industria de los videojuegos. Con un cambio generacional de por medio incluido, ahora queda claro que Square Enix se precipitó demasiado al presentar su ambicioso proyecto, que en aquel momento sería poco más que algunas ideas y el pequeño teaser de presentación que pudimos ver. Pero Final Fantasy XV ya es toda una realidad. El desarrollo del juego ya se encuentra a más del 60 % y desde Square Enix han decidido darnos un pequeño aperitivo de lo que será esta nueva entrega de la saga, con una demostración jugable titulada Final Fantasy XV: Episode Duscae, que han regalado a todos aquellos usuarios que compraron Final Fantasy Type-0 HD el pasado 20 de marzo.

Final Fantasy XV - Camping
Final Fantasy XV: Episode Duscae nos pone en la piel de Noctis Lucis Caelum y sus tres mejores amigos, Gladiolus, Ignis y Prompto, que tienen un pequeño accidente que deja inutilizado su coche cuando se encuentran escapando en un improvisado viaje de carretera. Su misión en esta pequeña demostración será cazar un bégimo para poder vender su cuerno y pagar así la reparación del vehículo. Noctis es el príncipe del reino de Lucis, que acaba de ser invadido por el imperio de Niflheim con el propósito de robar el cristal que ha proporcionado a su nación grandes avances tecnológicos. El protagonista consigue escapar con sus amigos durante el ataque y se le da por muerto, lo que le proporcionará la oportunidad de viajar en la sombra para intentar recuperar su reino y devolver la paz a su pueblo.

Hay que tener en cuenta varias claves para entender un poco mejor lo que quiere ofrecernos este nueva entrega de la saga. Lo primero es que el sistema de combate es en tiempo real. Se acabaron los combates por turnos o los sistemas híbridos que se habían venido utilizando en las últimas entregas. Similar a lo que hemos podido ver en otros juegos de la casa, como la saga «Kingdom Hearts», Final Fantasy XV lo deja todo en manos de la habilidad del jugador con los mandos. Los diferentes tipos de ataques que Noctis podrá realizar con sus espadas dependerán de la sincronización con que los jugadores pulsen el botón de ataque y, dependiendo del tipo de arma que tengamos colocada en cada combinación de botones, cambiará tanto la velocidad de ataque como el daño que inflijamos a nuestros enemigos. A primera vista puede parecer un sistema de combate muy simple, pero la posibilidad de esquivar, contraatacar y el hecho de que debamos conocer al dedillo el tiempo de reacción de cada arma se convertirá en todo un desafío. Todo ello sin tener en cuenta que los enemigos no nos darán tregua y que no es precisamente sencillo acabar con ellos.

Final Fantasy XV - Combate
La otra clave de este primer contacto con Final Fantasy XV es el mapa del juego. Duscae, la zona que podremos recorrer en esta demostración, es un mundo completamente abierto que podremos recorrer de cabo a rabo y a nuestro antojo. Por el camino podremos encontrar criaturas salvajes, criaturas apacibles a las que molestar y hasta alguna que otra emboscada de los soldados del imperio de Niflheim. También habrá algunas localizaciones para visitar e incluso algún que otro secreto y armas nuevas que probar. En las zonas de acampada que encontraremos desperdigadas por el mapa, nuestros personajes podrán descansar y asimilar toda la experiencia que han acumulado durante el día —parece ser la única manera de subir de nivel— y también adquirirán nuevas habilidades, algo que no está presente en la demo, por lo que desconocemos cómo se llevará en la versión final.

La cantidad de contenido presente en este Episode Duscae es más que suficiente si tenemos en cuenta que se trata tan solo de una pequeña demostración, ya que puede superar las tres horas de juego. A nivel gráfico es realmente impresionante lo que han sido capaz de conseguir en Square Enix y, para colmo, en un mundo abierto. El juego luce genial, las texturas tienen una definición que asusta y las animaciones de los personajes y de los enemigos no pierden fuelle en ningún momento. Todo ello, recordemos, mientras tenemos a nuestro alrededor un mundo que vive y respira y que no se detendrá hagamos lo que hagamos. Pero cuando realmente brilla el juego es en las secciones en las que todo está un poco más «guionizado». La preparación del combate contra el bégimo la primera vez que nos encontramos con él o la exploración de la cueva de Lamú son los puntos álgidos de este pequeño aperitivo. Y hablando de Lamú, no os olvidéis de echar un ojo a su invocación si no os asusta mucho que os destripen un poquito el juego. Lo de las invocaciones ha llegado a otro nivel en esta entrega.

Final Fantasy XV - Acechando
También podemos nombrar algunos puntos negativos de este primer contacto con Final Fantasy XV, claro. Por un lado, la cámara está demasiado cerca del personaje y, con un mundo tan amplio a nuestro alrededor, esto se convierte en un molesto hándicap que todavía se está a tiempo de solucionar. El problema va a mayores cuando tenemos algún obstáculo detrás o nos encontramos en un lugar cerrado, donde muchas veces perderemos el control de lo que está ocurriendo en la pantalla. También encontraremos que no podemos dar órdenes ni interactuar de ninguna manera con nuestros compañeros, por los que sus acciones dependerán únicamente de la IA, algo que se solventará en la versión final del juego. Y por otra parte, el enorme mapa de Duscae puede llegar a ser contraproducente. A pesar de que Noctis se mueve bastante rápido cuando esprintamos, también se cansa igual de rápido, y recorrer el mapa de punta a punta puede llegar a ser un suplicio si tenemos algo de prisa o queremos evitar combates e ir al grano. Quizá ampliando un poco la resistencia del personaje o integrando un sistema de viaje rápido entre zonas de acampada la cosa mejore. Veremos si se hace algo para solucionarlo.

Pero nos ha gustado mucho. Final Fantasy XV: Episode Duscae demuestra que en Square Enix se han puesto las pilas y tienen pensado darlo todo con la próxima entrega numerada de la saga de juegos de rol japoneses más famosa de la historia de la industria de los videojuegos. Está por ver si finalmente estará a la altura, pero la cosa no podría pintar mejor después de haber jugado a esta pequeña parte del gran todo que nos espera. Para todos aquellos que quieran colaborar, la desarrolladora ha colgado una encuesta en la que podemos opinar sobre la demostración y comentar sus aspectos negativos, para que puedan tenerlos en cuenta y quizá mejorarlos de cara a la versión final del juego.

Final Fantasy XV - Campo
¿Lo peor de todo? Que Final Fantasy XV no tiene fecha de lanzamiento definitiva. Solo nos queda esperar, mínimo hasta 2016, para que llegue uno de los juegos más esperados de la última década.

Inicia sesión y deja un comentario

One Response to “Final Fantasy XV: Episode Duscae, la fantasía que está por llegar”

  1. […] no has podido jugar a la demo del FFXV aquí descubrirás lo que te estas perdiendo | Link vía […]