Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

Alien: Isolation, sobrevivir nunca fue tan divertido

En el espacio no, pero en casa van a flipar con tus gritos.

«Supervivencia» es una palabra que tiene nombres propios en la industria del videojuego: Alone in the Dark, Resident Evil, Silent Hill, Eternal Darkness… Videojuegos todos que, de una forma u otra, nos retrotraen a un pasado en el que las cosas se hacían de otra manera; un pasado en el que los jugadores buscaban otras experiencias y había otros intereses. Las cosas han seguido su curso para bien o para mal, y el género del terror y la supervivencia ha ido evolucionando en la industria: Resident Evil 5 y Dead Space 3 son claros exponentes del camino tomado durante los últimos años: enemigos por un tubo y armas cada vez más potentes para hacerles frente. Pero el terror, el verdadero terror, nace de la impotencia, de no saber dónde esconderse, del tener que abrirse camino poco a poco a través de cada esquina, de estar desarmados ante unos enemigos que pueden acabar con nosotros de un solo golpe…

Alien-Isolation1
Esta idea tan básica es algo que títulos recientes como Amnesia: The Dark Descent o Outlast han sabido captar (con menor o mayor acierto) manteniendo viva la chispa que muchos desearíamos ver en otros títulos que se etiquetan como supuestos juegos de supervivencia. Ha tenido que llegar The Creative Assembly, desarrolladora de la saga de juegos de estrategia Total War, a poner los puntos sobre las íes con Alien: Isolation, un juego que agobia y en el que sobrevivir a cada paso es percibido por el jugador como un logro.

Supervivencia en estado puro

La ingeniera Amanda Ripley lleva años investigando la zona donde desapareció la USCSS Nostromo en la que viajaba su madre, hasta que llega el día en que la contratan para algo directamente relacionado con el incidente. Quince años después del accidente de la Nostromo, se encuentra por fin la caja negra de la nave en la que viajaba Ellen Ripley y se envía a la estación espacial Sevastopol. Por alguna razón desconocida, la compañía Weyland-Yutani está decidida a recuperarla y dispuesta a lo que sea para conseguirlo. Contratada por la corporación, Amanda parte hacia la Sevastopol junto al androide ejecutivo Christopher Samuels y la joven abogada Nina Taylor y, como era de esperar, las cosas no salen demasiado bien. Hasta aquí podemos leer, pero ya os lo podéis imaginar.

Alien Isolation - 01
La Sevastopol será el escenario donde transcurra la mayor parte de la acción de Alien: Isolation y es todo un ejercicio de ambientación digno de los mejores juegos del género. Llegaremos a la estación espacial con la única ayuda de una solución curativa y tendremos que abrirnos paso a través de ella gracias a los materiales y los planos que vayamos encontrando. Estos planos nos permitirán crear nuevos objetos como explosivos, bombas de humo o generadores de ruido que despisten a nuestros enemigos. También iremos encontrando armas y munición, pero será escasa, muy escasa, y nos lo pensaremos dos veces antes de gastar nuestro arsenal.

Los enemigos son la gran barrera que separa a Amanda de completar su misión y, aunque pueda parecer lo contrario en un principio, el xenomorfo no es el único habitante de la estación espacial Sevastopol. La estación está sumida en el caos y todos intentan sobrevivir como pueden para escapar de ella. La tripulación, los mecánicos, los empleados y los militares no estarán siempre de nuestra parte y evitarlos para no recibir un tiro en la frente será una de nuestras prioridades.

Alien Isolation 05
Por si fuera poco, la estación también está plagada de androides que evitarán que accedamos a las zonas restringidas y se convertirán en otro enemigo a evitar. Evitar, sí, porque en Alien: Isolation es bastante probable que muramos cada par de minutos. Además, no podremos guardar la partida en cualquier momento, sino que tendremos que dirigirnos a unas estaciones dedicadas a tal fin que se tomarán su tiempo para completar el guardado; tiempo que nos pasaremos mirando a nuestro alrededor y cruzando los dedos para no tener a nadie detrás. Todos los enemigos son muy superiores a nosotros en fuerza y armamento y solo necesitarán un par de tiros para que volvamos a ver la pantalla de cargar partida. Es un factor clave, y es algo que el juego consigue a la perfección: no dejaremos de sentirnos amenazados por todo lo que hay a nuestro alrededor. Podemos morir en cualquier momento al cruzar cualquier esquina, de modo que escondernos será crucial para sobrevivir.

Y aquí es donde entra en juego el escenario. Hay taquillas, cajones, conductos de ventilación, mesas de oficina y un sinfín más de objetos que podremos aprovechar para escondernos de nuestros enemigos mientras deambulamos por la estación espacial. La Sevastopol está perfectamente integrada en la jugabilidad y más de una vez os sorprenderéis esperando debajo de una mesa a que la amenaza pase de largo para continuar vuestro camino. Todo ello mientras embadurnáis de sudor el controlador, claro. Para esta tarea contaremos con la ayuda del detector de movimiento, un instrumento que nos sacará las castañas del fuego más de una vez al señalarnos dónde se encuentran los enemigos que se están moviendo, pero que al mismo tiempo también hay que utilizar con cuidado, ya que hace ruido, y el ruido en Alien: Isolation significa la muerte.

El xenomorfo, estrella de la función

Alien Isolation - 02
Pero qué será de un juego de Alien sin la presencia del xenomorfo, ¿no? Un par de horas después de haber entrado en la Sevastopol se nos presentará —adivinad cómo— a esta graciosa criaturilla que nos hará la vida imposible a lo largo de las casi 20 horas que os va a durar el juego. Y es que el xenomorfo no es un enemigo corriente y moliente. Para empezar, es inmortal. No hay forma de acabar con él por mucha potencia de fuego que usemos en su contra —los más duchos sabréis que tiene un exoesqueleto muy resistente— y siempre se las apañará para escapar por algún conducto antes de volver para cazarnos. Ser sigiloso y andar con cuidado y agazapado serán las claves para evitar el contacto directo con la criatura, que será una amenaza constante a tener en cuenta y de la que difícilmente escaparemos con vida una vez nos detecte usando sus feromonas.

A lo largo de la partida y dependiendo de cómo lo vayamos esquivando, el alien irá aprendiendo nuestro comportamiento y cada vez será más complicado evitarlo. Por ejemplo, si cada vez que vemos que anda cerca nos metemos en una taquilla, la próxima vez que nos encuentre quizá le dé por abrir la taquilla para saludar. Es de agradecer que el juego fomente la variedad en la resolución de problemas, ya que hay muchísimas maneras de evitar a los enemigos mientras nos desplazamos por la estación espacial. Quizá no tantas de avanzar en la trama, y puede que este sí que sea uno de los grandes peros de Alien: Isolation: la mayor parte del juego la pasaremos yendo de un punto A a un punto B mientras evitamos a los enemigos. No es algo negativo de por sí, ya que la chicha del juego se encuentra en nuestra manera de desplazarnos con sigilo, pero debido a la larga duración del título puede que acabe cansando a algunos jugadores.

Perdidos en la Sevastopol

Alien Isolation - 03
Las primeras horas de partida también juegan en contra de la experiencia de juego, aunque esto no sea muy común en los juegos de supervivencia. La presentación de los personajes, de las posibilidades que tenemos a nuestro alcance y de la propia criatura están planteadas como un tutorial guiado que dura de dos a tres horas, antes de que el juego llegue a arrancar de verdad. Es durillo y nos puede dar la impresión de que jugamos un juego del montón en el que todo lo que ocurre ya está escrito y el jugador es un espectador pasivo de los acontecimientos, pero nada más lejos de la realidad. Hay que darle tiempo, pero cuando Alien: Isolation nos enseña todo su potencial, caemos rendidos ante la que posiblemente sea la mejor experiencia de la saga en lo que a videojuegos se refiere.

Y no solo eso. Alien: Isolation es toda una experiencia para los cinéfilos que se atrevan a coger el mando y a encarnar a la hija de la teniente Ripley. El juego enlaza directamente con el final de Alien, el octavo pasajero, cuenta con la voz en castellano de María Luisa Solá, actriz de doblaje de Sigourney Weaver en la película, y respeta a la perfección los modelos y la tecnología que se mostraba en la cinta original. La Sevastopol está llena de cachivaches analógicos por los cuatro costados, los monitores de los ordenadores son de CRT en monocromo y hasta hay alguna que otra sorpresa digna de ver y de jugar relacionada con la primera película. Vamos, una delicia para los aficionados.

Por si fuera poco, el juego tampoco termina con la aventura principal. Sega y The Creative Assembly tienen preparados cinco contenidos descargables que irán llegando durante los próximos meses, hasta marzo de 2015. Estos contenidos se podrán utilizar en el modo supervivencia, un modo de juego separado de la campaña principal en el que tendremos que superar pequeños desafíos de dificultad endiablada. El primero de ellos, Corporate Lockdown, saldrá el próximo 28 de octubre y contendrá tres nuevos mapas con tres personajes jugables que se centrarán en ampliar la historia de los días antes de la llegada del equipo de Weyland-Yutani a la estación Sevastopol. Los siguientes se llamarán Trauma, Safe Haven, Lost Contact y The Trigger, y se encargarán de seguir ampliando la experiencia de Alien: Isolation hasta el año que viene.

Resumiendo

Alien Isolation - 04
Alien: Isolation es uno de esos juegos que me gusta llamar «poco simpáticos». No pone las cosas fáciles ni busca hacerlo. Tampoco busca contar una historia mediante secuencias cinemáticas, ni ser espectacular, ni llenarlo todo de explosiones y armas enormes con las que dejar el espacio lleno de montañas y montañas de xenomorfos. Es una joya a pequeña escala que tiene el objetivo de ponernos nerviosos y de que nos caguemos en todo lo que se menea cada vez que un enemigo nos detecta y vemos la pantalla de cargar partida. Es uno de esos juegos que nos hace sudar, que hay que tomarse con mucha calma y que tiene una jugabilidad diametralmente opuesta a todo lo que suele vender ahora en las grandes producciones de la industria. Una apuesta arriesgada que está recibiendo mucho más palos de los que merece en las publicaciones especializadas. Una maravilla, en definitiva.

Sinopsis

Alien: Isolation

Alien: Isolation es una experiencia de horror y supervivencia que tiene lugar quince años después de los eventos de Alien. Amanda Ripley se encuentra atrapada en la estación espacial Sevastopol; allí se enfrentará a la criatura responsable de la desaparición de su madre. Deberá usar todas las herramientas a su disposición para evitar la seguridad de la estación y protegerse de los peligros que la acechan: algunos humanos, otros alienígenas.

Valiéndose del sigilo, el pirateo, la fabricación de artefactos y la violencia extrema, Amanda deberá pasar por un auténtico infierno si quiere encontrar las respuestas que busca.

Inicia sesión y deja un comentario