Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

Hearthstone: Heroes of Warcraft, el juego de cartas gratuito de Blizzard

Una propuesta diferente y un soplo de aire fresco en la producción videojueguil de la compañía.

El nuevo juego de Blizzard Entertainment va de cartas coleccionables y es un auténtico vicio, no puede decirse más claro. Los aficionados a los juegos de mesa, el rol y los videojuegos conocerán de sobra el juego de cartas coleccionable Magic: El Encuentro, y tal vez también World of Warcraft Trading Card Game, que seguía unos parámetros similares al juego diseñado por Richard Garfield pero cuya licencia no renovó Blizzard en agosto del año pasado. En la línea de dichos productos, este Hearthstone: Heroes of Warcraft ofrece un juego redondo que, por su agradable aspecto visual y por la mecánica del programa, parece una droga destinada a convertirse en uno de los juegos más destacables de la compañía en los últimos años.

Si en Magic: El Encuentro asumimos el papel de un poderoso hechicero que se bate en duelo contra otro mago de similares características, en Hearthstone nos ponemos a los mandos de diferentes personalidades con repercusión en la historia del universo de Azeroth, héroes y villanos por igual. Las nueve clases disponibles (cazador, guerrero, brujo, chamán, sacerdote, paladín, pícaro, druida y mago) están representadas por héroes de la mitología warcraftiana como Thrall, Uther the Lightbringer, Garrosh, Valeera Sanguinar, Malfurión Tempestira o Jaina Valiente. Ni que decir tiene que estos arquetipos de personaje vienen cada uno con sus propias habilidades y mazos con cartas propias, con cartas exclusivas o extraídas de una pila general.

Hearthstone: Heroes of Warcraft, imagen1
Hearthstone: Heroes of Warcraft está ahora mismo en fase beta, pero el juego ya ofrece la experiencia completa y está prácticamente libre de errores de programación (en alguna partida podemos encontrar una carta que no vuelve a la mano del contrario por algún tipo de hechizo, pero más allá de eso esta beta es estupenda). Las tres modalidades de juego —batirse contra otros oponentes humanos, práctica y arena— son suficientes para un juego de estas cualidades, gratuito y de construcción de mazos. Esta última característica es lo que define Hearthstone en realidad, ya que gracias a la cartas que vayamos consiguiendo al subir de nivel alcanzaremos mayores posibilidades de obtener la victoria. Cartas, cartas y más cartas: Hearthstone es un juego coleccionable digital que nos permite construir nuestros mazos personalizados con las cartas que obtengamos durante las partidas, además de otras opciones a descubrir. Para ello debemos subir de nivel a cada personaje o bien comprar sobres. Y ahí está el mecanismo de enganche para todos los que alguna vez se gastaron el sueldo o la paga semanal comprando sobres de «Magic» en las tiendas especializadas.

Adquirir sobres en Hearthstone resulta fundamental si queremos progresar en el juego, y puede hacerse de varias formas diferentes. La primera, comprando sobres de forma lenta pero sin pausa, gracias a las monedas de oro que el propio juego te suministra al completar misiones diarias (sistema heredado de World of Warcraft, y que consiste básicamente en derrotar a otros jugadores con o sin determinadas clases específicas). Y segundo, gastándonos dinero real. El límite estará en nuestra propia economía, en lo que cada uno decida gastarse en sobres con cartas aleatorias (siempre habrá cartas no comunes en cada uno). Por supuesto, este factor determina qué jugadores tienen ventajas sobre otros, los que gastancincuenta euros al mes en sobres, por poner un ejemplo, los que religiosamente cumplen paso a paso las misiones asignadas diariamente o ambos. La compra de sobres, pues, será el sostén económico de un juego gratuito como lo es Hearthstone (que no tiene la tarifa mensual que suele ir asociada a los MMORPG), aunque no es en absoluto indispensable comprar sobres con dinero real, ya que podemos jugar perfectamente con los que adquiramos mediante las monedas de oro suministradas por el propio juego.

Hearthstone: Heroes of Warcraft, imagen 2
El aspecto visual, con animaciones, cartas que se mueven por ese tablero ficticio extraído directamente de World of Warcraft (donde pudimos ver a unos PNJ jugando a Hearthstone) es una delicia, un derroche visual y sonoro para los sentidos gracias a su sencillez, a las ilustraciones de las cartas y a la comodidad de que el programa haga todos los números por ti. Los piques con amigos y otros jugadores están asegurados, porque Hearthstone: Heroes of Warcraft es el típico juego al que siempre querrás jugar una partida más antes de comer, después del trabajo (nunca durante, que nos vamos conociendo), o antes de ir a dormir. El juego estará íntegramente traducido al castellano y, aunque de momento la beta solo está disponible para PC y Mac (jugándose diretamente desde el lanzador de Battle.net), en algún momento de 2014 habrá versiones para Android, iPad y iPhone (posiblemente en la segunda mitad), momento en que el juego será totalmente portátil y el mundo tendrá serios problemas de ludopatía.

Sinopsis

Hearthstone: Heroes of Warcraft

Juego de estrategia y cartas gratuito ambientado en el universo Warcraft en el que podemos enfrentarnos a otros jugadores en desafiantes duelos, que nos permitirán obtener nuevas cartas, hechizos, personajes y armas.

Inicia sesión y deja un comentario